Cuando la vida era… “don’t worry, be happy”

30 11 2011

Se llama Carmen, es tímida, vive en Valby y estudia Life Science. Lo que no se es cómo me ha podido soportar durante 3 días con mis nervios, mi impuntualidad y mi nula previsión del tiempo. Aunque yo era el visitante, le tocó tragarse el tour por Roskilde (paseo por el fiordo incluido), visita al campus de RUC, parada en la Black Diamond y paseo por el centro de Copenhague. Paciencia infinita es lo que la define. Gracias por tu hospitalidad y tus bocatas de queso =P

Lo bonito de los buenos recuerdos de Copenhague es que su imagen se quedó congelada en nuestras memorias. El paso del tiempo tiende a dulcificar los aspectos negativos y finalmente me mitifica el lugar como templo y santo de nuestra devoción. El bar ajandroso, sucio y con humera es, el Floss; la cerveza con gas y de calidad pésima es, el Kulorbar; y el Mercadona y sus precios se olvidan por, el Netto.

Pero la ciudad cambia. Poco a poco. Las obras en la calle peatonal que conecta Norreport y Stroget ya han cambiado la mitad del pavimento del suelo, el hotel D’Anglaterre está cubierto por andamios, al lado de Korallen el edificio en obras ya le supera en altura y el mercado de comida de Norreport por fin está abierto. 2 edificios simples pero modernos donde se puede comer y beber a precio danés (es decir, muy caro). Para que se hagan una idea, es como la Boqueria en Barna y el Mercado San Miguel en Madrid.

¡¡Cómo no voy a ser optimista si en Copenhague todo me ha salido a pedir de boca!! Desde el examen, a no pagar en el tren, pasando por la compra del Super Brugsen o que mi bici continuase aparcada. Bueno, de esto último decir que se ha notado que estoy desentrenado. Me costaba pedalear y la cuesta de la Calsberg no fue el único “fail” que tuve. Oficialmente, la excusa es que las ruedas estaban desinfladas y costaba más. Tras el recorrido por la ciudad, mi bici roja ya ha cambiado definitivamente de manos. Otro Erasmus la aprovechará en mi lugar pero hemos llegado al acuerdo que si yo o algún amigo va de visita a Copenhague nos la dejará para usarla. Good deal.

Aunque solo tuve tiempo para pasar una agradable velada con los pocos supervivientes que se quedaron trabajando, de bastantes personas me he acordado en distintos lugares. Por ejemplo, Clàudia. Hay otra Clàudia (con el acento remarcado en la à) que vive en Korallen, muy catalana y estudiante de Comunicación en la Pompeu. Curiosidades

Sara tuvo razón en afirmar que aunque en principio fuese una putada lo del examen, el destino me tenia reservado volver. Breivik atentó en Utoya y me sirvió para hacer una buena presentacion oral, ahora dejo la bici en buenas manos, planté el árbol, me pude despedir tranquilamente de la ciudad y no con la prisas de mi último día enviando mi maleta por Correos, y sobre todo; me fui con una sonrisa. Nada de tristeza o lágrimas. El Erasmus se acabó y nada de Dinamarca volverá a significar lo mismo, sin embargo, durante unos días te sumerges de nuevo en ese mundo, paseas por la calle y sientes como si el tiempo no hubiese transcurrido; vuelves a los días en los que te sentías libre, te guiabas por la improvisación y cometías locura. Días eternos en los que el sol salía por Occidente.

Solo hay que buscar una excusa, un motivo para volver. Y yo lo tengo claro. Volveré 🙂

PD: 5 meses después, el blog sigue teniendo muchas visitas. ¿Quién narices lo lee?

Anuncios




Tak for alt – THE END

29 06 2011

<If “home is where your heart is”, then mine is a bit in Denmark and a bit all over the rest of the world.>

Ginevra Di Paola

I couldn’t have expressed this feelings better than her.

A unas horas de cumplir 22 años recuerdo cuando todo el mundo afirmaba que si de ellos dependiese se quedarían con 18-19 años toda la vida. Afortunadamente el tiempo pasa y yo llegué a los 21, porque el mejor año de tu vida  es aquel que te vas de Erasmus. Por eso hoy es un día duro. Despido a los eternos 21. Se me junta la depresión post-Erasmus y la depresión dos-patitos. Por otro lado, la felicidad de los reencuentros con la gente contrasta con mi última despedida. Quizás no es la más triste pero para mí es la más sentimental. Han sido 15 meses juntos, los 10 últimos inseparables, compañero de mil batallas, un apoyo y algo en quién refugiarme tanto en los muchos momentos buenos como en los que hubo malos. Depositario de tantos recuerdos, permanecerá siempre como la más vívida memoria de mi año en Dinamarca. Es más, ha vivido de forma ininterrumpida mis 303 días de Erasmus pero ahora que este se acabó, a mi blog tambiénle toca decir adiós.

Me ha sorprendido gratamente que haya habido fieles incondicionales que han leiado todas mis entradas (330 que se dicen pocas). Gracias a ellos, se ha dado sentido a este espacio. Gente que a partir de hoy se va a quedar sin leer mis aventuras, experiencias y curiosidades varias. Es un orgullo para el que pretende ser un futuro periodista, que siempre hubiese una persona que en la distancia o en la cercania haya puesto un “like” hasta en el post más anodino de todos. A los que vengan en un futuro a esas tierras, espero que les sirva de ayuda; a los que lo vivieron conmigo, espero que les sirva para recordar un año inolvidable; y los que lo leyeron en España, espero que les ayudase a conocer un poco la vida y cultura danesa (y erasmus claro). Solo lamento no haber podido expresar en inglés lo mismo que siento en castellano. El blog cierra y con él se van algunas cosas sin relevar pero es en los secretos donde nace la complicidad entre las personas 😉

Hace años me enseñaron que el periodismo nació para cubrir las necesidades de información de la sociedad. Todavia no he encontrado una definición mejor para mi carrera. Solo esto ayuda a entender como puede haber ciertos programas en antena o periódicos en venta. Y como función periodística también nació mi blog. Para cubrir la enorme falta de información acerca de Trekroner y RUC. Y es que no es fácil hacer un Erasmus en Roskilde. Reconozcámoslo. Un lugar apartado de la civilización, con una residencia en lo alto de la colina o 3 pisos en una torre con problemas varios. En un país donde la noche cae a las 3:30 en invierno, la nieve es perenne durante varios meses y el viento molesta hasta cuando estás durmiendo. Atrapados en una burbuja, en un mundo aparte de donde solo puedes salir pagando una barbaridad por el tren. Trekroner, paraiso de la tranquilidad, desierto de vida nocturna y ociosa. Sin contacto con gente danesa, cuando intentas acercarte la frialdad es lo que recibes por respuesta. Y esa es la primera lección que me enseñó este Erasmus: a sacarme las castañas del fuego. Si bien es cierto que la suerte me acompañó durante toda mi estancia, de bastantes problemas, situaciones y conviviencias deberás saber apañartelas por ti mismo. Dice el refrán que lo que no mata te hace más fuerte. Confianza y seguridad en uno mismo, esas han sido las máximas enseñanzas.

Tu mente se abre con el simple contacto con otras culturas. De repente ese país que veias como el mejor, no te parece tanto; esas costumbres que tu considerabas ejemplares, pues son vista como prehistóricas por otros; esa comida que tu veías como insuperable, finalmente es superada por otra. Hasta de las malas experiencias son positivas para tu desarrollo interior. El Erasmus, ese programa al que todo el mundo lo ve como momento de fiesta, desfase y locura, también te ayuda a cambiar tu mentalidad, madurar y ser más fuerte como persona. Me niego a rearfimar el viejo tópico de que irse de Erasmus es sexo y fiesta. Indudablemente lo es pero no solo se resume en eso

Somos humanos y por tanto nos equivocamos. 7 personas pueden estar decepcionadas por mi personalidad. Mi comportamiento no siempre fue el idóneo pero yo soy así, pasota, despreocupado, individualista y a veces muy vividor del presente. Esas 7 personas saben quienes son. Otras tantas, las prejuzgué antes de conocerlas porque las personas inevitablemente hacemos clasificaciones mentales de quien te va a caer mal y quien bien nada más conocernos. Y a veces nos equivocamos.

En un Erasmus tan importante son las personas como el país en el que vives. Es una simbiosis en la que las 2 son necesarias para que todo salga perfecto. Se ayudan mutuamente. Dinamarca sin esta gentuza que tengo por amigos no sería tan maravilloso lugar para vivir (por eso me fuí) y con esta misma gente en otro país probablemente no habríamos disfrutado tanto. Dinamarca y mis amigos son los que me han hecho feliz. He intimado con ellos como nunca antes en mi vida. El país porque lo he conocido de cabo a rabo, lo he exprimido al máximo: sus locales, sus calles, sus actividades, sus monumentos, su gente, cada rincón visitado, cada paseo en bici, cada baño en sus mares y playas. Con la gente igual. Por esas conversaciones profundas, por esos momentos íntimos, por encontrar a un verdadero analista de periódicos, por conocer gente tan igual y tan diferente, por las cicias flacidas y papagorgias. Despedidas que se convertirán en reencuentros. La vida sigue y la nostálgia y tristeza dará paso al realismo cotidiano. Por eso el blog cierra porque no tiene sentido vivir anclado en el pasado. Renovarse o morir. Mi vida en Madrid no tiene el mismo interés. ¡¡Y qué carajo!! quién quiera saber de mí ya sabe donde encontrarme.

Las puertas del tren se cierra. La gente se agolpa para sentarse en el vagón. Observo por la ventana la gente pasar. El tren tras un ligero traqueteo arranca y abandona la estación. El paisaje es conocido. El trayecto, rutinario. De repente suena una voz ruda femenina por megafonia. Tras tanto tiempo, reconozco lo que dice. Naeste station: Barajas.

***porque la vida puede ser maravillosa***





Despedida de Doña Sara López Zheen (Gin)

22 06 2011

No puedo escribir si cuando miro a través de la ventana de mi cuarto no veo tu bicicleta blanca aparcada esperándote. Al menos, no puedo escribir sin lágrimas en los ojos.

Cuando entré por primera vez en la Mediterranean Kitchen tu fuiste la persona que para mí pasaste más desapercibida. Fría, silenciosa y con un fuerte temperamento. Las tediosas clases de Social Media empezaron a forjar una amistad que la habitación 87 hizo inquebrantable. No has sido solo una amiga, has sido alguien en quién confiar, compañera de andanzas y aventuras, juntos hemos vivido las más variopintas situaciones. Ese ceño fruncido con el que tanto me peleé, tu lengua fuera cuando te ríes, tus “oye, una cosa”, tus chillidos cuando te martirizábamos con las cosquillas, tus christianitas, los viajes en tren, tu obsesión con el olor y los perfumes, las malditas compras, tus “de mientras”…  dios mio, la de anécdotas que tenemos! Fue en el Tiger donde comenzamos a aprender el uno del otro. Porque aunque siempre te infravalores, tu también me has enseñado muchas cosas, me has hecho crecer interiormente. Puede que algunas veces haya sido un poco cabroncete contigo pero te aseguro que nadie tiene en Copenhague el culo más duro que tu 😉 Y eso te honra.

Y ahora ahí te dejo. Hecha un matojo de nervios en el aeropuerto, con 4 capas de ropa y un sombrero con el que no se qué harás cuando llegues a Barcelona. Espero que tus trucos te hayan permitido tener un viaje tranquila. Como tranquila se queda la casa sin tus 100 kilos. De maletas digo. Porque a pesar de que siempre serás mi gordi, he de reconocer que tu barriguita a disminuido de tamaño. Serán los nervios…

Perdemos Studiestraede, perdemos una forma de vida, perdemos a otros 2 compañeros de piso inigualables pero joder Madrid y Barcelona están a tiro de piedra. Una con playa y otra con calor. La fiesta sigue, los zascas también, las conversaciones profundas de la cocina las tendremos por teléfono o en un bar. Ahora ya no se podrá criticar a la gente por la calle porque nos entenderán. Pero los gordos seguirán siendo gordos y los hijos de puta, hijos de puta morirán. Nos queda mil fotos de recuerdo, muchos recuerdos imborrables en nuestra memoria. Grandes momentos vividos juntos, juntos para siempre. La amistad no tiene fronteras.

Buen viaje!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Studiestraede a las 06:00

Menuda mañanita de lágrimas llevo. Luego me preguntan porque odio levantarme pronto…

Dudaba de que canción dedicarte pero me decanté por aquella que te ha hecho feliz en estos últimos momentos

*

**
***
****
*****





¡¡No olviden devolver el CPR!!

20 06 2011

Cada el día el sol sale antes. Cada día nos acostamos más tarde. Y así es imposible madrugar. Se acumulan los trámites antes de la partida. Hoy tenía pensado ir a la Embajada para darme de baja como residente en el extranjero. Estaba cerrada asi que me tocará volver. Era la 13:15. Frustados, Victor y yo bajamos con al bici a la Komuna de Copenhagen K para entregar el CPR. El documento nacional de identidad danés hay que dejarlo antes de abandonar el país. No preguntamos por la multa pero insistieron en ello cuando nos lo dieron en octubre. Al menos estoe staba abierto y el servicio fue eficiente. Aunque nos vayamos el número se conserva para el futuro por si volvemos aquí. De recuerdo me llevo el CPR de Roskilde que ese no me lo pideron 😉

Y mientas tanto la casa vive en pleno estado de ebullición con lios de maletas, ropa y limpieza. Hoy despedidmos a Constantin Von Liel que tuvo que volverse a Alemania precipitadamente por diversos motivos. Se va el gordi de la casa y Muzzy le echará de menos. Los casi 60 kilos de “mierda” que Sara tiene por aquí acumulados han empezado a salir ya de casa. Rocio, Victor y yo la acompañamos a Correos a enviar una caja con 20kg de ropa, previo pago de 85 euros. Menudo jaleo armamos con el celo, el peso y los sellos. Esperemos que llegue bien. Para recompensarnos nos invitó a un batido en Frue Plads. Cerquita de casa, se estaba muy agusto en ese plaza.

El ritmo no para. Toca Christiania con Hiro. Suerte a los que tengan mañana el examen del project





Última visita

13 06 2011

Se fue triste y nerviosa en el metro la 26ª persona que me visita. En agosto yo creía solo que 4 personas se dignarían a venir. Nunca me había parado a contarlas. Con todo el engorro que ello suponía, cada invitado me ha hecho conocer y aprender nuevas cosas de la ciudad. Gracias a ellos he conseguido pasar 10 meses con paté y tomate Orlando. De todas tengo un recuerdo especial, un lugar o momento que nos (me) han marcado: el fiordo de Roskilde congelado, carnavales, nieve por las rodillas, castillo de Rosenborg, cervezas del Kulorbar/botella Vodka, Goteborg, 6 camas en mi cuarto, cenar sushi, Distortion en un autobus, los problemas para que la maleta llegase a Trekroner con la nieve…

Y fotos, miles de fotos. Jamás esperé a tanta gente. No soy popular, yo mismo me he visto sorprendido por el afán de conocer Dinamarca y saber cómo me va por mi nueva vida. A la mayoría el tiempo y el coste del avión no se puso fácil. Me produce orgullo y satisfacción que haya habido amigos que realmente se han molestado en venir a este país, que se han acordado de mí, a pesar de mi calurosa hospitalidad 😉

Que andie se engañe que mi espíritu aventurero no habría conocido ni la mitad de Dinamarca sin esta gente. Y bueno, también gracias a la Copenhagen Card. Aunque llegué a entrar 8 veces al castillo de Rosenborg, siempre había alguna novedad. Creo que se merecen una entrada en este blog. Porque ellos han formado también parte de mi Erasmus y que menos que agradecerselo.

Gracias.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.





Arbeit macht sterben

12 06 2011

El tren traquetea hasta llegar a la estación final. Oświęcim. Cielo plomizo. El edificio que se alza imponente es la personificación de todas las atrocidades cometidas en el siglo XX. Símbolo de terror y odio, no hay adjetivo en la lengua que defina ese complejo de 40km cuadrados.

…los judios eran engañados hasta el final.

…era un campo de exterminio no de trabajo, el objetivo final era la muerte.

…todo era aprovechado.

… ellos eran los únicos que decían quien debía de morir y quién no.

…los niños llamaban a Mengele (el doctor muerte) “Tito” por su actitud cariñosa.

Las palabras resuenan en el eco de las antiguas habitaciones de los presos. La guía las machaca fría y secamente. No cabe el sentimiento de felicidad o alegría en ese lugar. Hasta hace poco era de los que pensaba que los campos de concentración era un circo mediático apto para morboso. Pero no. No es igual que te digan que ahí han muerto 2.000.000 personas que ver 2 toneladas de  pelo de ellas, no es igual leer las historias de los muertos que mirar sus objetos personales, maletas o prendas, no es lo mismo que te cuenten las atrocidades cometidas que contemplar las celdas subterraneas donde se mataba de hambre a los presos a morir de hambre o se les castigaba a dormir de pie.  Lo que más se temía no eran las balas, ni las horcas, ni las cámaras de gas, sino los sótanos de la muerte, o “Bunkers”, por la lenta agonía, y el martirio enloquecedor del hambre y de la sed. No se puede comprender las atrocidades cometidas por los nazis si no has pisado un Campo de Concetración.

Auschwitz. Situado en el corazón de la Europa ocupada fue escogido por su estratégica comunicación y su conexión ferroviaria con todo el continente. Una valla electrificada y 35 kilometros a la redonda desalojados de vida para convertir ese lugar en un agujero negro sin posibilidad de escape. Cientos de personas lograron escapar. 2819 fueron liberadas por el Ejercito Rojo en enero del 45. 3.000 personas de 2 millones que por allí pasaron.

El engaño era una parte fundamental del juego. Solo así se comprende por qué tanta gente nunca organizó un botín. Días de viaje en condiciones inhumanas, sin alimentos y sin posibilidad de hacer sus necesidades. Los que sobrevivian eran conducidos nada más bajarse del tren a la “rampa”. Los trenes llegaban a Birkenau donde los nazis seleccionaban a los que podían ir al campo de trabajo o los que continuaban el camino hasta el subterraneo donde estaba el vestuario. Tras un largo viaje, los nazis les concedian la posiblidad de una ducha. Se le encomendaba que no olvidasen el número de taquilla donde dejaban sus prendas. Nunca volverían a ellas. El Zyklon B se encargaba de ello. Este insecticida en forma de pastilla al contacto con la humedad humana se convertía en gas. 15 minutos eran suficientes. Asfixiados, los reclusos intentaban llegar lo más alto posible para conseguir el poco oxígeno que quedaba. Así se escinificaba el ideario nazi de pirámide donde los más fuertes son los que más arriba morian pisando a los débiles.

Es en el epicentrodel odio más profundo donde se ensalza el valor del amor y la amistad. Paseando por los barracones y las 28 casas de ladrillos es donde uno puede reflexionar sobre la vida. Vida y muerte 2 conceptos que aún hoy en día siguen ligados en ocasiones a las decisiones arbitrarias de los hombres. 70 años después Europa ha enterrado su histórico odio. Y el Erasmus, a parte de su función de sexo y divertimiento tiene ese objetivo. Intercambio cultural, la relación entre personas que, más allá de las fronteras, creencias y lugar de procedencia, pueden llegar a ser amigas.

http://www.corazones.org/lugares/polonia/auschwitz/auschwitz_concentracion.htm





DISTORTION FESTIVAL 2011

1 06 2011

Las calles de Copenhagen se engalanan para dar paso al festival de Distortion un espectaculo que desde el miercoles 1 hasta el domingo 5 convierte el centro de la ciudad en un bullicio de música, fiesta, actividades culturales y ocio.

Este festival se celebra desde 1998. A las 16:00 comienza la fiesta en las calles, es gratis y cada día va rotando de barrio. Hoy toca en el mio, el Latin Quarter. Imposible no ir, más teniendo en cuenta que el escenario está justo debajo de nuestro salón.

Así se ve desde casa: