28 02 2011

“I think people believe in heaven because they dont like the idea of dying, because they want to carry on living and they dont like the idea that other people will move into their house and put their things into the rubbish”

The curious incident of the dog in the night-time

Hoy tocaba presentar nuestra idea en la ultima clase de Digital Rights and Wrongs. Para el 18 de abril hay que entregar un essay de 10 paginas que en mi caso versara acerca de la cyberdemocracia. Gracias a Internet y a las nuevas tecnologias, probablemente en unos anyos la democracia representativa ira dejando paso a una democracia mas directa, donde los ciudadanos se involucren mas en los asuntos de la comunidad o politicos. Twitter, Wikileaks o los blgos ya estan contribuyendo a que hay mas transparencia, debate y contacto entre politicos y ciudadanos. De ahi parto y ya vere donde llego

Y ya puestos, pues tambien he buscado en la biblio varios libros acerca de mi project que ya llega marzo y hay que ponerse las pilas. Que con el buen tiempo todos querremos estar en el cesped o parques. Pero hoy es febrero asi que me he permitido el placer de continuar con el libro de “el curioso incidente”. Es facilisimo de leer en ingles y muy entretenido. Ademas uno descubre cosas sobre el sindrome de Aspergen que sufre el ninyo protagonista.

Anuncios




Predator has died

17 02 2011

“Predator es un ente abstracto que ataca a algunas personas por la noche y se las lleva a lugares desconocidos; la persona en cuestión no vuelve a dar señales de vida hasta el día siguiente. El disfraz de predator es un vestido negro con un corazón de cartulina roja en el pecho.”

(Lost… in Roskilde). 15-02-2009

¿Sería este el inicio de la leyenda de Predator en Korallen? No estoy seguro si fue la pionera de la idea pero leyendo el blog mencionado anteriomente y observando las hojas de examen que cubrian los cajones de mi cuarto y las firmas que había en el sillón; puedo afirmar que hace 2 años una malagueña convivia con Predator. Lo que si está claro es que yo he sido el último inquilino en cuya puerta había una cartulina en forma de corazón rojo con el número 18. Sin embargo, el nuevo huesped (francés) arrebató parte de la esencia a esa habitación. No sabe este chico que los grandes mitos nunca mueren y que las leyendas se resisten a ser desterradas. Un corazón ha quedado patente en la puerta. No está hecho de cartulina sino que es el contraste entre la suciedad acumulada en la puerta durante años y el escudo anti-mugre que fue Predator. No cabe duda que pasarán años y se igualará. Posiblemente nadie recordará a Predator pero espero que se recuerde mucho menos al francés.

Siempre me sentí cómodo viéndolo en la puerta. Era un rasgo distintorio clave en unos comienzos en los que todos somos nuevos.  Motivo de preguntas y curiosidad. También de motes. La fiesta de los 80 lo inmortalizo en decenas de fotos con gente disfrazada. Curiosamente así parece que surgió. Como un disfraz.





Nieve y Kulorbars, la vida sigue igual

14 01 2011

O no. La habitación 18 vuelve a estar vacia. A partir de mañana un nuevo Predator vivirá allí. Atrás quedan muchos momentos vividos. El inspector, apesar de la hoja con las multiples indicaciones, solo echó un vistazo a la habitación para ver si el suelo estaba limpio y el baño en orden. Blanca, vacia y silenciosa. Así se quedó. Korallen siempre permanecerá en nuestra memoria.

Con nuestro viaje en tren con las bicis, damos el pistoletazo de salida a la vida en la ciudad. Ahora todo estará a nuestro alcance en tan solo 10-15min máximo en bici. La sensación al principio ha sido rara como cuando un señor de pueblo pisa por primera vez la ciudad. Se acabó el libre albedrio circulatorio con la bici. Uno tiene que estar poendiente de los coches, los peatones, los semaforos y demás señales. Aunque en el fondo da gustillo moverte por Norreport para comprar en H&M, pasar por enfrente del Ayuntamiento o ir de fiesta en bici.

Vivir en el piso comienza a parecerse a ser una verdadera familia. Con sus reuniones de sobremesa. Sus compras familiares en Ikea. Ver la tele en el salón (un programa idéntico a “Allá tú” pero versión inglesa). La organización de la casa. Todo ello vivido con al filosofia de que vivimos en una casa pero somos estudiantes y estamos de Erasmus. Es decir, somos felices.

Por eso vamos a celebrarlo ahora que la disco nos pilla a 9 min de casa.





Desfile en la habitación 18. Elija a su mejor ochentera

23 10 2010

Sin los pitillos ajustados, con mi pelo en su estado de alboroto natural y el collar de la paz presidiendo mi cama vuelvo al siglo XXI para escribir con calma y reflexión la noche de ayer.

Madre mia del amor hermoso. Comienzo por los agradecimientos, al mismisimo estilo de la ceremonia de los Oscars, gracias a los cuales la noche pasada fue especial. A Paolito por decorar durante horas la cocina y montar una fiesta original y divertida. A Sara por la obra de arte que me hizo en mi pelo. A claudia por conseguir con sus cabezaditas de sueño en mitad de la noche y sus pintas de ochentera que no parase de reir en toda la noche. A todos aquellos que tuvieron el valor y la imaginación de ponerse sus propios disfraces para dar ambiente a la noche.

Sin lugar a duda esa era la clave de la fiesta: ver como iría vestida la gente. Los pasillos y las habitaciones echaban humos horas antes de la fiesta. La gente buscaba los complementos de última hora, unos consejos para saber como iba la gente en los ochenta, una peluquera que les hiciese un cambio de look radical y risas, muchas risas al ver al resto de Erasmus. Los 80, esa década donde la moda fue la anti-moda. Vestir descuidado, hortera, cantoso, desconjuntado, con hombreras y lentejuelas, con complementos múltiples y variados. Cada uno se buscó sus artimañas para parecerse más a la moda de esos tiempos. ¿Lo consiguieron?, ¿acertaron con el modelo?, ¿confundieron década?. Vean el desfile de algunas chicas por la puerta de la habitación 18. Solo faltó la alfombra roja para darle el glamour acorde a la categoria de la fiesta y de los invitados

Lady alcohol

Predator II

Digna de admirar

Santa paciencia

La repostera

Porque yo lo valgo

La tigresa de Canarias

Viva viva

Dormilona compulsiva

Antoña y su moño

Mítico.

Que a mucha gente le apetecia bailar música de los 80 era algo obvio que se vió reflejado en que la fiesta se extendió hasta casi las 6 de la mañana. Todo un record en la residencia teniendo en cuenta que empezó a las 22:00 y que la gente norteña no es muy propensa a bailar hasta altas horas de la madrugada. Yo también era de los que pensé al principio que la fiesta no sería gran cosa ya que no estaba mucha de la gente que suele ir a la fiestas en la residencia. Eso si, los que fuimos aguantamos hasta el final. Era necesario romper con la música rutinaria de la actualidad. queríamos bailar “The girl just wanna have fun”, “Like a prayer”, “Born in the U.S.A”, “Wake me up before you go go” o “The final of countdown” o “Stand by me”. Las 200 canciones programadas por DJ Bergamelli al final se agotaron.

Después fue lo de siempre. Invasión de la otra cocina en mitad de la noche, Claudia dando tumbos de forma incontrolada, el surgimiento de parejitas inesperadas, darlo todo encima de la mesas y personas que cuando ven una camara se tiran a ella porque consideran que su presencia es imprescindible para que la foto sea buena.

Puede que mi reputación haya caido varios puntos con el disfraz de ayer, probablemente iba haciendo el ridículo pero… ¡¡que nos quiten lo bailao!!





Karaoke.

9 09 2010

Goodbye blue sky. Reconozco que me ha dado un venazo repentino por Pink Floyd pero es que sus títulos de las canciones me vienen al pelo. Los días azules y soleados parecen que ya han dicho adios. La lluvia y el viento han hecho acto de presencia y la sombra del General Invierno ya aparece en la lejania y amenza con quedarse. Y todo esto sucede en el único día que teníamos algo programado de antemano: la excursión con guía por Copenhague. La universidad organizaba el viaje lo cual es un detalle porque nos ahorrabamos los 5 euros de billete de tren y además incluía un paseo de una hora en barco por los canales de la ciudad. De la explicación os aseguro que nadie nos enteramos – no recuerdo el nombre de más de 2 monumentos- pero el paseo estuvo muy chulo. Posteriomente el guía nos llevo a un pub a tomar unas cañas. Ahí aproveche para profundizar en mi conociemiento de alemán y catalán; nunca está de más saber chapurrear palabras básicas de otros idiomas. Y por supuesto no faltaron las palabrotas: spast y scheik. Adivinen =P

El momento grande de la semana tuvo lugar ayer con el karaoke nocturno. El gimle es un pub -se rumorea que el único- de Roskilde, tranquilo, acogedor y con confortables sillones que te permite pasar una agradable velada con tus amigos, pero que los miercoles se transforma el un karaoke donde los erasmus desplegamos nuestro poderio musical. Si, Erasmus, porque no había ni un danés. Con solo 2 cervezas mi prestigio no se rebaja a cantar delante de tanta gente. Se intentará otra vez 😉 Y eso que oportunidades tuve, sobre todo cuando 10 personas subieron a cantar “la bamba”. La cena de unas horas antes sirvió para comprobar que las tortillas de 5 huevos no se darlas las vuelta pero que poco a poco voy ampliando mi conocimientos culinarios.

Hoy en la cocina ha tocado reflexión tras una conversación entre varios españoles. Nunca me he llegado a plantear que mi aventura Erasmus saliese mal, ni que no consiguiese adapatarme bien hasta tal punto de tener que regresar a España o que me surgiesen problemas con la resi/uni… Afortunadamente eso salió bien, pero lo curioso es que ya sea porque no he tenido tiempo, porque no he parado quieto en mi cuarto o porque no he pasado una tarde aburrido y solo; no me ha entrado el bajonazo de añorar a España. De la gente y de algunos lugares me acuerdo todos los días (“si estuviese aquí…”, ” si lo viese…”) pero de la llorera compulsiva y del estado de recluimiento-cama-leche caliente todavía no hay noticias. Esperen a que el Invierno haga su trabajo, mientras tanto toca disfrutar; es momento de fiesta. Mañana es viernes. Día grande en la universidad. Es la fiesta inagural de la RUC. Tiembla Copenhague.

PD: Ya tengo todas mis fotos y por fín puedo terminar de corar la Predator Room. Solo falta decidirme donde colocar las 32 fotos