1 mes en Dinamarca

20 09 2010

El mismo día en que se cumple un mes de mi estancia en Dinamarca descubrí que en este país los insecticidas cuestan 10 euros (el caro 31) y que probablemente mañana de el pistoletazo de salida a la amigdalitis.

30 días en Roskilde. ¿Rápido?, ¿lento? no se, el caso es que después de un mes me siento literalmente como en casa. Toca hacer balance de mi estancia y a decir verdad, sale positivo. La universidad me la conozco al dedillo y encima el campus me parece más bonito y acogedor que el de Moncloa. La primera asignatura que acabé -y aprobé, espero- es Social Media. Esta se despidió, entre pasta de té y uvas, con la famosa exposición de mi virtual world. A las 12:30, delante de quizás 20 personas, tuve que perder la verguenza y hablar en inglés durante un minuto acerca del mensaje, el objetivo y la estrategia de nuestro proyecto. Nada comparado con los 3 minutos y delante de una auditorio con más gente que tuvieron que realizar los alumnos de Speech Comunication. Salió bien y mañana, asignatura nueva.

En la residencia voy aprendiendo a vivir solo. De momento, a pesar de no haber cocinado nunca y ser uno de mis grandes temores, no he tenido problemas con la comida. Poco a poco voy mejorando mis dotes culinarias y al menos las cosas sencillas me salen bien. El tema d ela limpieza es lo que más me saca de mis casillas ya que en estos suelos a la minima que se te caiga una miga se ve perfectamente asiq ue siempre tienes la impresión de que están sucios. El baño es el remate de este problema. Antes andaba preocupado fregandolo todos los días, ahora viendo que todos tenemos el mismo problema, cierro la puerta y que le den por saco. Como bien lo definió Sara, este suelo es poco sufrido.

No por ser lo último es lo menos importante, incluso me atrevería a decir que es casi lo mejor. Es decir, la gente. Intentaré ser breve en la descripción para que sirva de modelo como presentación oficial. Comencé mi Erasmus con Silvia, juntitos y sin separarnos ni un segundo. Siempre es agradable contar con un amigo cuando te vas a vivir fuera. No te sientes tan solo ni tan incomprendido con el idioma. Al comenzar las clases empezamos a socializar con extranjeros bajo la premisa de “españoles NO”. De este modo conocimos a Moritz mi vecino de al lado, gracioso como el mismo y que intenta aprender a bailar. Otro que intenta aprender, en este caos español, es Paolo. Italiano, discreto y muy buen conversador se le añade la facultad de que cocina una pasta deliciosa. Con él conocimos al resto de italianos, que al igual que los españoles, nos juntamos para hablar nuestro idioma. Gente como Chiara, Ginevra o Pietro nos han acompañado al Ikea o Malmo. Pero poco duró nuestro afán internacionalista, exactamente un día de clase. Fue lo que tardamos en juntarnos con una cabra loca catalana llamada Claudia con la que tengo discursiones de matrimonio y 2 andaluzas con mucho salero: Miriam y María, más conocida esta última como Antoña la del moño. Al soler estar todo el tiempo juntos y hablando español, lo que era un problemilla se convirtió en problemón. Todo español que venía a la resi nuevo se acercaba a nosotros, así conocimos a Eva, Virginia, Aitor, Javi… La cosa tomó tintes dramáticos cuando fusionamos 2 grupos de hispano-parlantes. Anteriomente a nuestra llegada, en el Fundation course, 6 españoles se conocieron y entablaron una fuerte amistad. Nosotros y ellos creiamos que no llegaríamos a juntarnos pero el cenar en la Mediterranean Kitchen o salir de fiesta nos hizo que progresivamente fuesemos quedanos más y más. A cada cual más simpático: Victor y Guille los manitas profesionales, Ana y María o zipi y zape, inseparables, que con sus cuartos colidantes uno no distingue casi que casa es de cada una. Luego también están Marc el político y Sara un caso a parte y digno de admirar.Conclusión: todos los españoles nos vamos de viaje a Berlín. Los 15 o 16 que seamos.

¿Y el resto de extranjeros?. Pues por ahí andan supongo. Claro está que también hablamos con ellos, es más estoy intentando chapurrear (no se puede llamar hablar) nuevos idiomas como japones, alemán o italiano. Aunque tengan costumbres difernetes a las nuestra todos son muy majos y agradables. Entre ellos destaco a Leni, Hiroko o Fanny con las que no paro de reirme. En cierto modo los extranjeros nos marginan, vale que hayamos creado un guetto hispano o que hablemos durante mucho tiempo español pero es que si no tenemos angloparlantes en el grupo dificilmente aprenderemos algo =)

Espero que dentro de un mes pueda volver a decir que se siento tan bien como hoy mismo. Ojalá lo único que empeore en Dinamarca sea el tiempo. Y solo porque eso yo no lo puedo controlar.

¿Bailamos un vals?

Verner´s garden

¡Playa!

Hoy subo algunas fotos de ayer. La cena está lista





Un día sin internet

16 09 2010

Ayer me tomé el día sabático, Doña Pereza triunfó y no actualicé. Bueno, aunque hubiese querido tampoco habría podido porque era “Without Internet Day” una fiesta que espero no sea muy frecuente a lo largo del año ya que puedo vivir sin un riñón, sin luz, sin agua caliente e incluso sin casa pero yo sin Internet, MA-TO! Hoy está ya parcialmente solucionado y digo parcial porque me funciona Explorer pero no Mozilla, el Ares pero no Skype… y todo porque ayer una compañera muy simpática que se aburría se metió conmigo debido a que acumulaba mucha “basura” en forma de programas y archivos en mi ordenador. Y yo que Síndrome de Diógenes no tengo me puse a eliminar todo lo que me sonase raro e inservible. Ya saben el resultado cuando un ingénuo toquetea el ordenador. Después de mendigar por la residencia en busca de informaticos, un italiano me lo ha solucionado, lo cual tiene mérito porque todo estaba en español y nos comunicábamos en inglés.

Volviendo al día a día, el tiempo se ha vuelto loco. Mientras escribo estas lineas ha llovido, está haciendo sol y es muy probable que antes de que termine vuelva a llover. Tan de repente hay un claro como que te pilla una nube y descarga agua. Ayer comprendí porque en los andenes de tren hay zonas con cristaleras y es que cuando aquí llueve, llueve de verdad y si a eso le añadimos el viento racheado que sopla en Roskilde, te encuentras con que el paraguas es algo inútil porque el agua te cae de forma vertical, oblicua y horizontalmente. Rianse de mí, pero fue poner un pie fuera de la estación de trenes, venir una ráfaga de viento y empaparme de agua, literalmente es como si te tirasen un cubo de agua. Ahora me cuentan que está saliendo el arco iris, la que te digo…

Por la mañana volví a tener danés y la verdad es que me están gustando mucho las clases, poco a poco voy pillando el idioma lo cual tiene doble valor porque significa que entiendo danés e inglés. No es sencillo aprender un nuevo idioma a partir de otro que todavía no lo controlas bien. Para chascarrillo de los que eligieron Speech Comunication y no el peñazo de Social Media y que ahora comparten conmigo clases de danés, dicen que me ven con mejor cara, más sonriente. Y tiene razón, estas clases se me pasan volando, atiendo todo el rato y practico más inglés; encima Claudia y yo nos flipamos porque ayer conseguimos traducir un cartel en danés. Hoy aprendí a decir “Te quiero” (Jeg elsker dig), los pronombres, y formular nuevas frases simples. El danés me motiva, ya les iré escribiendo cositas en ese idoma =)

Pero no todos son alegrias porque mañana finalmente me tocará hablar en la exposición y para ello me tengo que aprender de memoria 3 párrafos. No es muy dífcil pero veremos si los nervios no me juegan una mala pasada. Por lo menos es la última clase de Social Media. ¡BIIIEEEN! La semana que viene empieza mi asignatura “preferida”: Teoría de la Comunicación. Suspensa en segundo, suspensa en tercero, espero no continuar con la racha en cuarto. Pero para eso hace falta que pase el finde que promete cosas fuertes: la macrofiesta con conciertos en el campus universitario (la entrada está al lado de mi residencia y encima es gratis para los de la RUC) y el viaje a Helsingor con Verner del que ya hablaré el sábado.

Ahora me voy a la cocina para planear futuros viajes.

PD: La foto es del Gimle. Ayer era miercoles y tocaba karaoke. Por fin me animé a cantar. En esta foto, “Stand by me”





Let´s go party!

10 09 2010

A menos de 10 minutos para salir de fiesta, actualizo deprisa y corriendo. Hoy por la mañana quedamos los de mi grupo de social media para avanzar en el proyecto de crear un mundo virtual para presos donde estos puedan acceder a programas de reinserción y socialización. Para lunes hay que tener hecho el storyboard y para el encuentro de hoy cada uno tenía que llevar sus ideas dibujadas y como sería explicado. Después de haber puesto en comun nuestras propuestas y haber discutido acerca de cual es la mejor, nos pusimos manos a la obra para crear el power point y recopilar fotos por internet. Me gusta el hecho de trabajar en grupo aunque he de reconocer que el peso del trabajo lo lleván las 2 danesas por la sencilla razón que son la sque mejor se defienden en inglés. Yo me consuelo con el hecho de aportar algunas ideas y dar nombre al proyecto: Virtual Freedom.

Sigue enamorandome la universidad por las prestaciones que te ofrece. No sabeis lo cómodo que es reunirse en medio de un pasillo porque hay mesas y sillas, o si tienes dudas puedes consultar los ordenadores (Mac, no se crean que aquí se estila los armatostes de la Complu) que hay por el camino, o la posibilidad de entrar a alguna cocina de las que hay repartidas por la facultad. Te facilitan el trabajo hasta el punto que puedes quedarte a dormir en la universidad si tienes mucho trabajo que hacer. Dinamarca señores. Algún beneficio tiene que haber a cambio de tener todo el día con el cielo encapotado.

La fiesta RUC ya ha empezado. Esta tarde os daneses han construido barcos de papel y madera y los han tirado al lago en una demostración de hasta que punto llega su locura. Como es viernes la fiesta en la discoteca dura hasta las 5 pero para calentar motores tenemos pensado ir a casa de un danés, que muy amablemente nos ha invitado, para hacer eso que es tan típico en España como es el botellón. Todo ello el mismo día que comienzan las fiestas de Barajas.

PD: Conseguí trucar la tarjeta de 72 horas xa viajar gratis en el transporte. Puede ser el inicio de un año sin pagar un tren. Recuerden, aquí se “borrow” no se “steal” =D





It´s my life

31 08 2010

Segundo día de clase, primer día de peyas. Hoy no me ha apetecido el extraño sistema de clases propuesto por el profesor: ir a las 9:30 tener clase hasta las 11, hacer un descanso de 2 horas, volver a las 13 hacer otro descanso largo y acabar a las 16. Todo ello para una asignatura chorra llamada social media and virtual worlds que básicamente consiste en crearnos un avatar, introducirnos en la Second Life (espeor que no me enganche porque ya tengo personaje) y discutir acerca de facebook y twitter. Asi que hoy me propuse levartarme a las 11 y lo conseguí. Pero a los 2 minutos tenía a 2 compañeras de clase apremiandome para irnos a Roskilde a sacarnos el permiso de residencia.

Generalmente si vas a un sitio sin saber exactamente donde está, te pierdes. Y nosotros… nos perdimos. Por más que preguntábamos o nos ignoraban o nos daban indicaciones contradictorias o no tenian ni idea de dónde podía estar las oficinas de inmigración. 1hora y media después medio desanimados y a punto de volvernos con las manos vacias se nos ocurrió mirar en un edificio por casualidad y ¡zas! ahí estaba. Para futuros Erasmus: el edificio es negro de 3 plantas, está en la calle principal de Roskilde y tiene el símbolo de la corona en la puerta. Total pa ná porque a los periolistos se nos olvidó llevar la carta de aceptación de la universidad que es la que justifica que tu tienes permiso para permanecer en dinamarca durante 10 meses como estudiante. La señora funcionaria nos dió el papelito que teniamos que rellenar y nos emplazó a volver al día siguiente con la carta. Es decir, otro día de peyas jejeje

Mientras tanto sigue el sol, incluso hoy con calorcito; las fiestas-cenas nocturnas y los planes para viajar por Europa. Suenan con fuerza 3 destinos: Berlin, Oslo y Estocolmo. ¿Alguna otra sugerencia? =P

PD: El titulo del post es por la canción actual que suena en los 40 principales 😉

Camino de Roskilde