Acampada en Copenhague

20 05 2011

Todos conocemos de primera mano la situación en nuestro más o menos querido país: politización de la justicia, la partitocracia, la corrupción endémica, las elevadas tasas de paro, empresas que tienen beneficios pero q echan a sus trabajadores, la jubilación a los 67, los contratos-basuras, el becario explotado, las familias que se han quedado sin ingresos…
En varias ciudades españolas desde el 15 de Mayo se han sucedido varias protestas que buscan como objetivo cambiar algo ene ste anquilosado sistema. Quizá este movimiento puede q quede en nada, quizás penseis que la situación podría ir peor o a peor si algo cambie, pero de ilusiones se vive. Nadie en el siglo XVI pensaría q se puede vivir en una sociedad plural y abierta, nadie en el XVII pensaba que se podría manifestar uno libremente o tener derecho a huelga, nadie en el siglo XVIII podria siquiera imaginar un Estado de Bienestar, nadie en el siglo XIX pensó que un día podriamos votar todos, y pocos creyeron en el siglo XX que habría una Europa unida y en paz. Sin embargo esas utopías cobraron realidad gracias a la voluntad de la gente. Si estás indignado o cabreado ante la realidad española, si crees que algo si que puede cambiar ÚNETE.

Un grupo de españoles ha creado una concentración para mañana a las 17:30 en la Embajada de Copenhague, en Osterport. El objetivo de la concentración es mostrar solidaridad cn las protestas en España. Unas 20 personas nos hemos reunido a los pies de la Universidad de Copenhague para organizar el tema. La policia danesa exige que si te vas a cocnentrar avises para que ellos esten allí por si pasa algo, pero es muy poco probable que desalojen. Como también habrá presencia de medios de comunicación daneses, se ha pedido que se cuiden las formas. Además hemos realizado un reparto de tareas para que la cosa funcione mejor: las personas encargadas de hablar con los periodistas, la que llevan la pancarta principal (con sábanas gigantes), los que imprimen los folletos en inglés/danés/español para dar mayor difusión y los que tienen que escribir y recopilar todas las novedades. Esa tarea ha recaido en Studiestraede. Nos encanta el area comunicativa asi que a partir de esta noche a Victor y a mí nos tocará desdoblarnos con nuestros blogs y escribir otro más. http://democraciarealyacopenhague.wordpress.com





Pub danés, restaurante español

27 04 2011

Para los amantes del bipartidismo futbolero el 27 de abril está señalado en rojo como la ida de la Champions League. Aunque ambos me inspiren rechazo siempre es buena una escusa para echarnos unas cervecitas en el bar. La calle puede parecer imposible de pronunciar, Ahlefeldtsgade, y en el fondo lo es; no obstante, el pub merece la pena. Cerca de Norreport, enfrente del romántico parque de Ørstedsparken. Si no sabes llegar o andas despitados probablemente te lo pases ya que está situado en un sotano y no hay ni un cartel que te lo indique. Decorado con arcos, posters y futbolines, no hay un sitio en toda Dinamarca (si, toda Dinamarca) donde encontrar la cerveza más barata. Tuborg=10DKK. Que al entrar solo encuentres a gente rubia confirma la teoria de que los daneses esconden los buenos sitios para su único disfrute. ¡¡Egoistas!! Cada miercoles hay campeonato de futbolines de inscripción gratuita en el pub pero visto lo frikis que son los daneses con eso, mejor es no retarles.

Muy cerquita de aquí, en la calle paralela, existe un restaurante español de cuyo nombre no quiero acordarme. Bizkaia, Tapas bar, El Mesón, Barcelona, Nena´s son algunos de los nombres de otros restaurantes españoles cercanos a nuestra casa. Sorprende que haya bastantes sitios con comida española en tan reducida area (10 min a pie) pero no, no fuimos a ninguno de esos. Karen sabía que un vecino de su pueblo natal de cataluña tenía un restaurante, lo que no sabía era con quien se iba a encontrar. Primero fueron Victor y Karen para saludarle y a la noche siguiente fuimos el resto para cenar. Henrik, para darle un toque danés al personajillo, es un tipo peculiar. Era un hombre muy de la tierra, de esos que ya teniamos olvidados al vivir en Dinamarca. En ocasiones, más pesado que un cochinillo en brazos. Aún a sabiendas de que estaba pirao Karen y Victor nos llevaron al lugar. Croquetas, gambas al ajillo, pa amb tomaquet, calamares, sangría, aceitunas… hicieron las delicias de nuestro paladar. Aún así tuvimos que salir huyendo porque el hombre se empeñaba en mantenernos allí. Menos mal que Henrik vendió el negocio y esa era su penúltima noche. De todos modos, por una noche oler, escuchar y saborear España no está nada mal. Pero verla, ¡¡ni en pintura!! =)





El magnifico mundo de reprografialandia

12 10 2010


Buenas señores. Hoy es 12 de Octubre y por ende el Día Nacional de España. ¿Qué raro suena, no?. Ya. Es que ni siquiera es nuestro Día Nacional sino el Día de la Hispanidad, algo tan bonito y tan precioso como que se conmemora que Colón descubrió América. (Pongan el verbo que quieran según su punto de vista: conquistó, colonizó, aniquiló…). Entre otras cosas con las que nos deleita el 12 de Octubre, nos encontramos con los pitos a Zapatero, un desfile sin sentido por la Castellana, al Rey trabajando y el dificil arte de comprender como de 2 padres morenos-castaños pueden salir 2 niñas rubias-danesas. En fín cosas de la realeza. Los patriotas y exaltados de la tierra no esperen más cosas porque el Día Nacional no da más de sí. Vamos que si no fuese porque no hay clase pasaría desapercibido. Mis tiempos de patriota exarcebado (politicamente hablando) ya pasaron a mejor vida -con lo cual reconozco que en mi vida hubo momentos de esos- pero siempre se echa en falta otro tipo de actos que acerquen la Fiesta al público. En este país tan símbolicamente divido no está de más que por un día se engalanen las calles con las banderas rojigualdas o se viese a la gente pasear por las calles en un ambiente festivo, dice un troskista-estalinista enemigo de la nación. Y es que sin ser un nacionalista pretencioso si hay que reconocer que como España y los españoles no hay ninguno. Cuando tienes un sol que no calienta, un arroz que no alimenta, unos guiris que no van de fiesta y un idioma que no hay quien entienda, descubres como añoras a tu maltratada España.

Pero no he venido hoy a hablar de cosas de la patria sino a explicar ese pequeño mundo indescifrable de la reprografia. No hay más cosas en una Universidad que me de más miedo que ir a hacer fotocopias. Dependiendo de dónde lo hagas la cosa varía. Y mucho. Aquí en Dinamarca por ejemplo, el sistema es el siguiente. Describo los pasos: alguien te dice que tienes fotocopias gratis, emocionado vas a reprografia, no lo encuentras (se escribe “lo” o “la”?), descubres despues de mucho buscar que hay una fotocopiadora, no sabes como funciona, preguntas a quien pase por ahí, sonries y asientes, no te has enterado de nada, te vas deprimido y sin fotocopias gratis. Sin embargo, has tenido la suerte de que haya un tonto perdiendo el tiempo escribiendo un blog para explicartelo todo.

En la facultad de Comunicación hay varias salas con fotocopiadoras, puedes elegir cualquiera, la que más te guste, la que más cerca te pille, la que esté al aldo del despacho de tu profesor/a preferido… pero antes en la página de la RUC te habrás tenido que registrar (opción de “printers”), poner una contraseña y un nombre de usuario. Una vez realizado esto irás a la fotocopiadora, introducirás tu clave y podrás fotocopiar lo que desees. Simple, sencillo y para toda la familia. La Universidad, además, te regala 500 copias en blanco y negro. Es muy dificil que las gastes todas porque aquí las clases no van con apuntes con lo cual solo imprimirás cosas puntuales. Todavía no he descubierto que pasas si lo agotas o cuanto tendrás que pagar. Lo novedoso del caso es que las fotocopias las haces tu. ¿Y si tienes alguna duda? Tienes a unos chicos jovenes, técnicos profesionales, cuya tarea es ayudar y explicar de forma fácil y sencilla el procedimiento a seguir; no te encuentras con especímenes socialmente inadaptados, chonis sin estudios o personajillos cuya tardanza y lentitud solo enfurecen al personal. NO. Aquí, ¡¡te solucionan las dudas y los problemas!! No hay colas, no hay esperas, no hay pérdidas de tiempo. Lo que sufrimos y padecemos el ineficiente servicio de reprografia en la Complutense lo entendemos perfectamente. En lugar de todo eso en la RUC hay una salita que es delirio y orgasmo de todo aquel que soñó de pequeño trabajar en una papeleria. Archivadores, grapadoras, encuadernadoras, folios, sobres, clipps, sacapuntas, recorta-fotos… todo bien dispuesto y colocado al alcance de aquellas manos indiscretas rapiñalotodo. Es el paraiso de las reprografías.

Para las pluriorgásmicas o aquellos que tienen eyaculación tardía y todavía no han llegado al éxtasis reprografiíl hay va la traca final: puedes estar tranquilamente sentado, con tu cafecito, en las diversas zonas comunes de la facultad y con tu ordenador (o los Macs que hay dispersados por el edificio) puedes enviar a imprimir los documentos que desees a la impresora que más cerca te pille-previamente habiendo configurado en tu ordenador la impresora de la facultad. Si tienes dudas consulta al técnico- y posteriormente irlos a recoger a sabiendas que te estarán esperando calentitos en la fotocopiadora. ¿Qué es eso de esperar una cola del copón para llegar a un ordenador a través del cual envias el documento a la impresora de la reprografía y esperas otra cola interminable para recogerlo y pagarlo a unos reprógrafos cuya única característica es que les falta un albor? Pues señores eso es la Universidad Complutense de Madrid. Mi querida España





Cuenta atrás: 1 día

30 09 2010

y de repente me vi a las 23:05 en mitad de la calle, montando en bici, direccion a Roskilde. Todo me sonaba extraño y solo seguia a unas luces que iban delante mia. Temía que fuese la típica anécdota malévola de 4 estudiantes perdidos en la noche por las calles de un pueblo desierto que ayuda a rellenar lineas en el blog al día siguiente pero que te jode el plan por completo. Por suerte Kan sabía el camino.

Aburrido como una ostra estaba en Korallen asi que cogí mi bici y a las 22:30 fui para Rockwool a ver que se cocia. El panorama al entrar en el piso de Cristian no era mucho mejor. Silvia, yannick y 2 turocs estaban tirados en el sofá como muertos vivientes, desganados y en modo “hogareño”. Sin embargo Cristian se encontraba con su habitual dosis de excitación y ganas de quemar a ciudad, además encontramos como complice a una María que estaba hasta los cojones de su trabajo de Social Media (salir la sirvió como excusa perfecta) y un turco cuya frase más memorable es decir que antes de venir aqui le gustaba el español pero que desde que vive en Roskilde no para de incrementarse su odio. Aun así, nos vino bien su presencia para tener que hablar toda la noche en inglés.

En Roskilde hice lo que puede ser considerado como mi primer botellón en la calle: beber cervezas durante 30 min a las puertas del Gimle. Conocimos otro pub cerca del Gimle con más ambiente y una danesas locas (o borrachas) que balbuceaban palabras en español y gritaban de lo lindo cada vez que les salia completa una frase en el idoma de Cerventes. Para que digan que los españoles somos escandalosos. Yo creo que salió la tipica viejecita a la ventana para ver que sucedia. Porque todo esto era en la calle, donde por cierto no hacia mucho frio, asi que al minimo descuido de las danesas cogimos nuestras bicis y salimos por pedales. Lo unico reseñable de su conversación fue que nos indicaron la dirección de otro pub que estaria abierto a esas horas, el George.

Su nombre oficial es George Bodegas, cosa que me sorprendió porque siempre creí que bodegas era algo solo español. No obstante su única semejanza con un bar español era esa, el interior era típicamente europea. Donde en España habría un CD con las canciones de Manolo Escobar y Julio Iglesias, aquí la música era ochentera total; donde en nuestra patria estaría sirviendo un gordo barrigón, en Roskilde hay una mujer de mediana edad; si en España el bar estaría decorado con fotos de los toros o de algún famoso que piso ese sitio, en el George había cuadros con paisajes. En definitiva, lo que en España sería un bar de borrachos, aqui es el bar que está abierto hasta más tarde. Volver en bici casi me cuesta la amputación de mis dedos.

El día de hoy comenzó como todos los jueves: clases de danés, lectura de un libro en la biblio y a partir de ahora, clases de español a Edyta. Estas 6horas matinales me sirven para practicar intensamente mi inglés. Curiosamente, cuando más lo practico es aprendiendo una nueva lengua y enseñando la que me es materna. Mi profe de danés nos repartió la propaganda del supermercado Super Brugsen (la que en España sería de Media Mark o del Dia) para aprender a pronunciar bien los números y conocer los productos. Asi uno aprender que Kod es carne, Aeg es huevo y Kartoffelstivelse es patata.

Ahora espero terminar de limpiar mi cuarto a fondo para la visita de mis señoritas las marquesas. Les espera un intenso fin de semana en el que espero que se lleven buena impresión del durante 10 meses será mi país, mi casa y mis amigos.

PD: Las echaba de menos. Hoy maté 5. La cuenta asciende a 19 arañas muertas. Las 2 que habitaban debajo de mi casa era para echarse a temblar





Karaoke.

9 09 2010

Goodbye blue sky. Reconozco que me ha dado un venazo repentino por Pink Floyd pero es que sus títulos de las canciones me vienen al pelo. Los días azules y soleados parecen que ya han dicho adios. La lluvia y el viento han hecho acto de presencia y la sombra del General Invierno ya aparece en la lejania y amenza con quedarse. Y todo esto sucede en el único día que teníamos algo programado de antemano: la excursión con guía por Copenhague. La universidad organizaba el viaje lo cual es un detalle porque nos ahorrabamos los 5 euros de billete de tren y además incluía un paseo de una hora en barco por los canales de la ciudad. De la explicación os aseguro que nadie nos enteramos – no recuerdo el nombre de más de 2 monumentos- pero el paseo estuvo muy chulo. Posteriomente el guía nos llevo a un pub a tomar unas cañas. Ahí aproveche para profundizar en mi conociemiento de alemán y catalán; nunca está de más saber chapurrear palabras básicas de otros idiomas. Y por supuesto no faltaron las palabrotas: spast y scheik. Adivinen =P

El momento grande de la semana tuvo lugar ayer con el karaoke nocturno. El gimle es un pub -se rumorea que el único- de Roskilde, tranquilo, acogedor y con confortables sillones que te permite pasar una agradable velada con tus amigos, pero que los miercoles se transforma el un karaoke donde los erasmus desplegamos nuestro poderio musical. Si, Erasmus, porque no había ni un danés. Con solo 2 cervezas mi prestigio no se rebaja a cantar delante de tanta gente. Se intentará otra vez 😉 Y eso que oportunidades tuve, sobre todo cuando 10 personas subieron a cantar “la bamba”. La cena de unas horas antes sirvió para comprobar que las tortillas de 5 huevos no se darlas las vuelta pero que poco a poco voy ampliando mi conocimientos culinarios.

Hoy en la cocina ha tocado reflexión tras una conversación entre varios españoles. Nunca me he llegado a plantear que mi aventura Erasmus saliese mal, ni que no consiguiese adapatarme bien hasta tal punto de tener que regresar a España o que me surgiesen problemas con la resi/uni… Afortunadamente eso salió bien, pero lo curioso es que ya sea porque no he tenido tiempo, porque no he parado quieto en mi cuarto o porque no he pasado una tarde aburrido y solo; no me ha entrado el bajonazo de añorar a España. De la gente y de algunos lugares me acuerdo todos los días (“si estuviese aquí…”, ” si lo viese…”) pero de la llorera compulsiva y del estado de recluimiento-cama-leche caliente todavía no hay noticias. Esperen a que el Invierno haga su trabajo, mientras tanto toca disfrutar; es momento de fiesta. Mañana es viernes. Día grande en la universidad. Es la fiesta inagural de la RUC. Tiembla Copenhague.

PD: Ya tengo todas mis fotos y por fín puedo terminar de corar la Predator Room. Solo falta decidirme donde colocar las 32 fotos





Spanish dinner

4 09 2010

Madrid, Sábado 14 de agosto: 05:23h suena el despertador. Toca ir a trabajar

Copenhague, sábado 4 de septiembre: 05:45h llega el tren a Trekroner. Toca irse a dormir

Uno es español cuando toma “prestadas” las bicis o cosas ajenas, cuando en un gran grupo se oye una conversación a un volumen mayor, cuando hablas el peor inglés de europa, cuando te vas a un pueblo perdido de la mano de Dios y ves que el país con más compatriotas es el tuyo o cuando vuelves a las 6 de la mañana de fiesta a pesar de estar en Dinamarca. Por eso, por nuestra tierra añorada, decidimos hacer una cena típicamente española (con un toque catalán) en la residencia. Fuet de Vic, pan tumaca, tortilla española, calimocho, jamón serrano hicieron las delicias de aquellos europeitos que se animaron a la fiesta. Claro está que no podía faltar Manolo Escobar, Julio Iglesias, Las grecas y Camela. Ante todo un olé por las cocineras y su ayudante que nos costó prepararlo todo 1 hora y media. Lo malo de tener la cocina más popular al lado de tu habitación es que mi baño se convierte en un meadero público. A partir del 10 de Septiembre se cobrará una corona danesa por entrar.

Cena

Luego vino la fiesta en Copenhague. En esta semana se celebraba el Insomnia Tour; cada día de la semana hay fiesta en una discoteca diferente. El viernes tocó la dicoteca In Nightclub. La entrada con barra libre costaba 120Dkk (unos 18 euros). Caro, si; pero un día normal cuesta pasar 400 Dkk. Qué se puede esperar de un país donde una barra de pan te cuesta 4 euros. La discoteca estaba bien peor no era el discotecón del siglo. Así, entre bailes, vueltas y alcohol te das cuenta en mitad de la noche que te has quedado solo con una amiga porque elr esto ha desaparecido misteriosamente (María, conservamos el orgullo intacto) para dar rodeos. La música no se diferencia en nada a la que ponen en Madrid, si alguien esperaba grupos daneses ya puede irse buscando garitos especializados porque en 3 sitios que hemos estado nada de nada de música típica de aquí.

A las 5:15 salía el tren dirección Trekroner. Me jode tener que pagar 5 euros por un billete de ida a la residencia pero se ha de reconocer que los cercanias son comodísimos y fuí durmiendo todo el camino jejeje

Hoy hace una tarde estupendástica por eso ya que he perdido la mañana durmiendo voy a dar un paseo en bici o a leer por el cesped =)





Tog mod Roskilde (tren hacia Roskilde)

24 08 2010

Día soleado y ventoso

Las 9 de la mañana partimos toda la comitiva (madre, abuela, vecina, tutora, compañera de Erasmus y su tutora) y las 4 maletones rumbo a Trekroner. Menos mal que con la Welcome Card Copenhague el billete no se paga porque sino 10 euritos el viaje de ida… A la llegada, primer incoveniente: el hombre de las llaves de mi residencia no estaba porque su horario es de 8 a 9 de la mañana. Uff que gran curro. Menos mal que a Silvia si se la dieron (basicamente porque estaba en otra resi) así por lo menos pude dejar todas las maletas en su cuarto y dormir en su pisito. Una vez ocupado su vivienda, recorrimos el campus universitario. La biblioteca modernisima, la cantina, la librería, la Oficina Internacional, mi futura facultad, etc. Todo muy limpio, amplio y acogedor. La verdad es que me gusto mucho, eso sí el campus estaba en la nada; todo lo del alrededor era campo verde y un precioso lago con cisnes. Había pocos Erasmus y muchos daneses, lo cual dio origen a la primera impresión de sus costumbres.

Eran las 6 de la tarde y como hacia sol, Silvia y yo queríamos dar un paseo por el campus, nuestra sorpresa fue al comprobar que en cada facultad había una fiesta (no nos enteramos muy bien de que), con gente bebiendo, musica a tope y colores distintivos. El denominador común era que todos eran rubios, iban alcoholizados (a las 7 de la tarde) y no había nadie nadie nadie de vigilantes o personal de seguridad. Simplemente voluntarios estudiantes que se encargaban de organizarlo todo. Las fiestas no se limitaban solo al parque sino dentro de las clases había gente subida a las mesas, desnudándose incluso colchonetas y maletas de gente que se quedaba alli a dormir. Que la universidad eran marxista lo sabia, que era del rollo hippie lo ignoraba. Viva la libertad era su lema.

Asustados salimos de allí. Si las fiestas son a las 5, a las 7 vas pedo, te montas la party en las clases y todos son rubios creo que me olveré abstemio. Fracasado el plan integración (no tenemos amigos nuevos) y el plan desembarco (vi mi futura habitacion desde la ventana), del día solo se salvó la excursión a Roskilde, mi pueblo situado a 3km de Trekroner. Cogimos el tren pero comprobamos que se puede llegar en bici facilmente por consiguiente estamos preparando el plan adecuado para robar unas bicis sin candados. Roskilde es bonito, mejor que CPH, visitamos su catedral que es donde entierran a los reyes daneses, su fiordo, el museo vikingo y dimos un paseo por un gran parque aprovechando que el tiempo acompañaba.

PD: Welcome Card: Tarjeta que por 62 euros te permite durante 72 horas coger buses, trenes y barcos, además de un montón de descuentos. Recomendable para estancias cortas