Tak for alt – THE END

29 06 2011

<If “home is where your heart is”, then mine is a bit in Denmark and a bit all over the rest of the world.>

Ginevra Di Paola

I couldn’t have expressed this feelings better than her.

A unas horas de cumplir 22 años recuerdo cuando todo el mundo afirmaba que si de ellos dependiese se quedarían con 18-19 años toda la vida. Afortunadamente el tiempo pasa y yo llegué a los 21, porque el mejor año de tu vida  es aquel que te vas de Erasmus. Por eso hoy es un día duro. Despido a los eternos 21. Se me junta la depresión post-Erasmus y la depresión dos-patitos. Por otro lado, la felicidad de los reencuentros con la gente contrasta con mi última despedida. Quizás no es la más triste pero para mí es la más sentimental. Han sido 15 meses juntos, los 10 últimos inseparables, compañero de mil batallas, un apoyo y algo en quién refugiarme tanto en los muchos momentos buenos como en los que hubo malos. Depositario de tantos recuerdos, permanecerá siempre como la más vívida memoria de mi año en Dinamarca. Es más, ha vivido de forma ininterrumpida mis 303 días de Erasmus pero ahora que este se acabó, a mi blog tambiénle toca decir adiós.

Me ha sorprendido gratamente que haya habido fieles incondicionales que han leiado todas mis entradas (330 que se dicen pocas). Gracias a ellos, se ha dado sentido a este espacio. Gente que a partir de hoy se va a quedar sin leer mis aventuras, experiencias y curiosidades varias. Es un orgullo para el que pretende ser un futuro periodista, que siempre hubiese una persona que en la distancia o en la cercania haya puesto un “like” hasta en el post más anodino de todos. A los que vengan en un futuro a esas tierras, espero que les sirva de ayuda; a los que lo vivieron conmigo, espero que les sirva para recordar un año inolvidable; y los que lo leyeron en España, espero que les ayudase a conocer un poco la vida y cultura danesa (y erasmus claro). Solo lamento no haber podido expresar en inglés lo mismo que siento en castellano. El blog cierra y con él se van algunas cosas sin relevar pero es en los secretos donde nace la complicidad entre las personas😉

Hace años me enseñaron que el periodismo nació para cubrir las necesidades de información de la sociedad. Todavia no he encontrado una definición mejor para mi carrera. Solo esto ayuda a entender como puede haber ciertos programas en antena o periódicos en venta. Y como función periodística también nació mi blog. Para cubrir la enorme falta de información acerca de Trekroner y RUC. Y es que no es fácil hacer un Erasmus en Roskilde. Reconozcámoslo. Un lugar apartado de la civilización, con una residencia en lo alto de la colina o 3 pisos en una torre con problemas varios. En un país donde la noche cae a las 3:30 en invierno, la nieve es perenne durante varios meses y el viento molesta hasta cuando estás durmiendo. Atrapados en una burbuja, en un mundo aparte de donde solo puedes salir pagando una barbaridad por el tren. Trekroner, paraiso de la tranquilidad, desierto de vida nocturna y ociosa. Sin contacto con gente danesa, cuando intentas acercarte la frialdad es lo que recibes por respuesta. Y esa es la primera lección que me enseñó este Erasmus: a sacarme las castañas del fuego. Si bien es cierto que la suerte me acompañó durante toda mi estancia, de bastantes problemas, situaciones y conviviencias deberás saber apañartelas por ti mismo. Dice el refrán que lo que no mata te hace más fuerte. Confianza y seguridad en uno mismo, esas han sido las máximas enseñanzas.

Tu mente se abre con el simple contacto con otras culturas. De repente ese país que veias como el mejor, no te parece tanto; esas costumbres que tu considerabas ejemplares, pues son vista como prehistóricas por otros; esa comida que tu veías como insuperable, finalmente es superada por otra. Hasta de las malas experiencias son positivas para tu desarrollo interior. El Erasmus, ese programa al que todo el mundo lo ve como momento de fiesta, desfase y locura, también te ayuda a cambiar tu mentalidad, madurar y ser más fuerte como persona. Me niego a rearfimar el viejo tópico de que irse de Erasmus es sexo y fiesta. Indudablemente lo es pero no solo se resume en eso

Somos humanos y por tanto nos equivocamos. 7 personas pueden estar decepcionadas por mi personalidad. Mi comportamiento no siempre fue el idóneo pero yo soy así, pasota, despreocupado, individualista y a veces muy vividor del presente. Esas 7 personas saben quienes son. Otras tantas, las prejuzgué antes de conocerlas porque las personas inevitablemente hacemos clasificaciones mentales de quien te va a caer mal y quien bien nada más conocernos. Y a veces nos equivocamos.

En un Erasmus tan importante son las personas como el país en el que vives. Es una simbiosis en la que las 2 son necesarias para que todo salga perfecto. Se ayudan mutuamente. Dinamarca sin esta gentuza que tengo por amigos no sería tan maravilloso lugar para vivir (por eso me fuí) y con esta misma gente en otro país probablemente no habríamos disfrutado tanto. Dinamarca y mis amigos son los que me han hecho feliz. He intimado con ellos como nunca antes en mi vida. El país porque lo he conocido de cabo a rabo, lo he exprimido al máximo: sus locales, sus calles, sus actividades, sus monumentos, su gente, cada rincón visitado, cada paseo en bici, cada baño en sus mares y playas. Con la gente igual. Por esas conversaciones profundas, por esos momentos íntimos, por encontrar a un verdadero analista de periódicos, por conocer gente tan igual y tan diferente, por las cicias flacidas y papagorgias. Despedidas que se convertirán en reencuentros. La vida sigue y la nostálgia y tristeza dará paso al realismo cotidiano. Por eso el blog cierra porque no tiene sentido vivir anclado en el pasado. Renovarse o morir. Mi vida en Madrid no tiene el mismo interés. ¡¡Y qué carajo!! quién quiera saber de mí ya sabe donde encontrarme.

Las puertas del tren se cierra. La gente se agolpa para sentarse en el vagón. Observo por la ventana la gente pasar. El tren tras un ligero traqueteo arranca y abandona la estación. El paisaje es conocido. El trayecto, rutinario. De repente suena una voz ruda femenina por megafonia. Tras tanto tiempo, reconozco lo que dice. Naeste station: Barajas.

***porque la vida puede ser maravillosa***


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: