Sorpresas matutinas

23 11 2010

Después de 3 meses de estancia uno descubre que la vieja María Hylstoffe “obvió” enviar el certificado de llegada a la Complutense. resultado: Que no ha llegado la beca porque en teoria no estoy de Erasmus. Vamos que manda cojones, con lo barato que es este pais para que encima la beca se retrase más. Mañana iré a montarLE el pollo de rigor.

Mujerzuela…

Anuncios




Convenio financiero

22 07 2010

En primer lugar, ¡¡¡¡¡¡SOMOS CAMPEONES DEL MUNDO!!!!!!!!

Era necesario soltar esta dosis de adrenalina por todos los fiascos sufridos. Llendo a lo que nos interesa, el lunes me pase por la universidad (la echaré de menos el año que viene) para firmar el último de los papeles necesarios: el convenio financiero. La becaria, muy maja (ejem, ejem…) me soltó el contrato y me invito a que lo leyese, emjor dicho a que me deprimiese. Lo que en rasgo generales venia a decir era que la comision europea me pagará 120 euros al mes (80% me lo ingresan a los 45 días de llegar a Roskilde) y el Ministerio de Educación me pagará unos 193 euros al mes (ingresados a lo largo del curso). Con esa enorme cantidad sobrevivo 3 meses en Dinamarca, ni uno más. Muy majos ellos se lavan las manos diciendo que la beca solo cubre “los gastos de desplazamiento, la manutención corre a cuenta de cada uno”. Viva nuestro Estado de Bienestar.

Como Caja Madrid y La Comunidad Autónoma de Madrid no van a dar becas con motivo de la crisis (Esperancita, te va a votar tu puta madre el año que viene) pues habrá que apañarse con mis ahorrillos o trabajando en Dinamarca en lo que se pueda. Tiene narices….

Otras cosillas que me dieron fue la Carta del Estudiante con los derechos y obligaciones. Un gilipollez. También me dieron 2 papeles: uno que me lo debend e firmar en Roskilde a la llegada y enviarlo por fax; y el otro que me lo deben firmar a la vuelta. Sino no hay beca.

Con esto se acaba todo el papeleo pre-Erasmus. Mañana hablaré de Roskilde y el futuro que allí me espera.

FARVEL!!! =)





Confusión

9 04 2010

Es lo que uno siente con el paso de los días. Un “sinonimo” suyo es agobiamiento. Empieza uno a estresase por la cantidad de información y cosas que debe de mirar pero que bien porque no encuentra o bien porque no entiende lo que dice, uno no sabe. Pequeños detalles como son a residencia, el permiso de residencia, el DNI danés, las asignaturas del próximo año, fecha de inicio de curso, el dinero de la beca…

Vamos que espero como agua de mayo la reunión informativa en la que más les vale que me expliquen TODO de cabo a rabo. Ya se que yo me ahogo en un vaso de agua pero solo de mirar el calendario y saber que en 4 meses deberé de tener todo listo y preparado porque me voy un año…

Eso sí, mientras me relajo viendo que sitios puedo visitar cuando esté en Copenhague: Berlín, Estocolmo, Gottemburgo, Oslo, etc