El mundo a través de una máscara

6 03 2011

Sigo oyendo el ruido de la aspiradora por el piso. La fiesta no fue en casa pero por el nivel de mierda acumulada lo parecía. Ayy Masquerade, Masquerade… y la gente dudaba sobre si ir o no. 130DKK bien invertidas. La alfombra roja a la entrada del museo nacional, sitio de la fiesta, ya auguraba una buena noche. Dentro, miles de personas disfrazadas y con sus máscaras. A través de 2 pequeños agujeros observas el ambiente, conoces gente y conservas ese halo de misterio. Rememoramos viejos tiempos y volvimos a las malas prácticas de la fiesta en la universidad. Es decir, a beber gratis POR LA CARA. ¿Pero qué es lo bueno de una fiesta de disfraces? Pues que aunque pillen a Victor, puede intercambiarse conmigo y pasar como si nada =)

Sinceramente, el bastón fue la triunfada de la noche. Te da más opciones para bailar y cuando vas tocado, te permite caminar hasta llegar a casa. La post-fiesta no la comentaré, básicamente porque no la recuerdo muy bien. A mi 2 chicos del año pasado me recomendaron esta fiesta encarecidamente y yo hago lo mismo. Masquerade 100%

Anuncios




Masquerade party

5 03 2011

!!!Carnaval Night¡¡¡

Los españoles nos caracterizamos por tomar prestadas cosas y por hacer todo a ultima hora. Asi que, hoy deprisa y corriendo hemos tenido que ir en busca del disfraz. Por primera vez en Dinamarca ha hecho más calor que en Madrid. Y mientras la A-6 estaba colapsada por la nieve, Copenhague ha amanecido completamente soleado. Hay que vivir 4 meses a bajo cero para comprender que 4 grados es una temperatura agradable y hay que estar en Escandinavia para saber la importancia del sol. Se lo prometo. Cambia el ánimo.

Decidimos ir a un Loppemarked que es la versión mercadillo española. Bueno, con matices. No hay señoras gritando “un euro, todo a un euro” o “me lo quitan de lasa manos”. Aqui todo es más sobrio y danés. El más cercano está en Osterport, en Trianglen. LA entrada cuesta 10DKK pero la recaudación va a parar a fines sociales ya que la Komune de Copenhague les cede la instalación municipal. Como buen mercadillo, hay miles de artículos variopintos a precios realmente asequibles. Puedes encontrar ropa por 1 euro o complementos por 5DKK. Luego hay cosas más caras, claro está. Yo me compré unos zapatos de estilo danés, un reloj de época, sobrero de copa, una corbarta nueva de seda y un bastón negro. Resultado: Englisman siglo XIX. O eso pretendo.

Sinceramente, lo que más me gusta de una noche de disfraces son los preparativos. Pensar en qué te vas a poner, comprar los detalles, pintar las máscaras, pedir consejos, agobiarte y reirte de la orginalidad de los demás. De todos modos, es C arnaval y todo vale.

 





El ritmo no para

4 03 2011

Si, esto comienza a animarse. A ritmo de música y más luz solar, las calles, el piso, la gente y el tiempo; comienzan a salir del largo letargo invernal.

Impensable era hace 2 meses salir por la tarde compras. Las 16:00 significaba que habías perdido el día y la oscura noche mataba todo astisbo de vida en la ciudad. Pero eso son cosas de diciembre. El piso andaba estaba semana algo depresivo. Muy caseros y sin ánimo ni espíritu de fiesta. Sin embargo fue escuchar los grandes éxitos españoles de pasadas décadas para que nos invadiese la alegria y diversión.

Abercrombie: pasen y liguen

Eva María volvió de la playa, donde tras salir de una fiesta de Blas con alguna copa de más, descubrió que 15 años tiene su amor. Y es que es lo que tiene los rayos de sol que vas a la playa y lógicamente calienta el sol (uo o o). Aunque su padre le dijo que no se pusiera minifalda, ella soñaba con tener una escoba

Aquí en Dinamarca también se celebra Carnaval pero al estilo veneciano, con máscaras. Los danese se compran máscaras blancas y las decoran a su gusto, en ocasiones de forma espectacular. De este modo, a la caza de la máscara salimos Sara, Guille y yo. Después pasamos por varias tiendas de accesorios (el incombustible Tiger u otros similares) para conseguir diversas chuminadas del estilo, plumas, purpurina y demás.

Ya puesto en la tarea decidimos entrar en aquellas tiendas por las que pasamos siempre pero nunca encontramos momento para entrar. De la productora de “Bershka night” y “La última copa, en el Stradivarius”, llega Abercrombie, barra libre . Modelos sin camiseta, música a todo volumen, olor intenso a perfume y una disposición de la tienda que piensas que en cualquier momento te vas a encontrar con la pista de baile. Luego toco el turno de Lego, invento danés por cierto. ¿Quién dijo que era cosa de niños? La tienda era espectacular, gigante y con miles de fichas lego. Todos tenemos la intuición que puedes construir cualquier cosa pero en esa tienda descubres que es completamente cierto. Desde el Nyhavn, Hogwarts, Titanic al campo de vacas y flores.

La agenda de mañana asusta. Esta noche hay cena italiana, fiesta con barra libre pero es que a las 10:30 tenemos que ir a un mercadillo, comprar las entradas a la 13:00 para Carnaval, ver de qué nos disfrazamos y recibir a los invitados. Necesito vacaciones ^^

 

PD: Ya hemos cambiado en CPR. Si te cambias de reisdencia, obviamente hay que cambiarse el CPR. En nuestro caso de Roskilde a Copenhague. Simplemente fuimos a la Comuna de Cph (muy cerca del Ayuntamiento) y una funcionaria nos cambió los datos rápidamente. Ahora toca esperar a la nueva tarjeta. Eso si, no dejen pasar el tiempo en cambiarlo porque ponen multa. Like always