Revival

9 03 2011

Nada sienta mejor en un día frio y lluvioso que una fabada asturiana acompañada de una siestecita de 1 hora. Si no fuera por todo lo que me rio en el piso, mi verbo favorito sería leer. Por placer, por aprender, por informarme, por obligación.

Lo bueno de tener un blog donde escribes todo lo que te pasa cada día es que pasado 7 meses puedes saber que te sucedia, lo malo, es que lees las estupideces que escribias. Hoy estaba ojeando y cambiando cosas del blog cuando leí por casualidad una entrada del 1 de septiembre. ¡Qué tiempos aquellos!. Resulta que celebrábamos la primera fiesta en Korallen y leyéndola me he dado cuenta cómo fue el paso de las primeras reuniones en la Mediterranean Kitchen a la que posteriormente se convirtió en la cocina de las fiestas. Estaba preocupado por el negro invierno que se avecinaba -que al final no fue para tanto-, y empezábamos a conocer gente y socializar.

Nada hacía presagiar lo magníficos que iban a ser los siguiente meses. El Erasmus estaba dando sus primeros pasos…

… y todavía no ha dicho su última palabra. Por mucho que me empeñe, nada está escrito.

https://cronicasdesderoskilde.wordpress.com/2010/09/01/korallen%C2%B4s-party/

 





Como las cenas españolas, NINGUNA

28 09 2010

Ayer invertí el día para 2 cosas: dormir por la mañana y preparar la cena por la tarde. Me explico. A las 16:00 de la tarde los españoles de Korallen nos juntamos en la Mediterranean Kitchen para organizar la gran cena española. Era “gran” porque invitamos a toda la residencia o a cualquier persona que se dignase a venir. Pusimos el dinero y nos fuimos en comitiva a comprar al super. Como creo que no he hablado todavía de los supermercados en Trekroner aprovecho esta ocasión para hacerlo. Al lado de la estación, es decir, a 10 minutos de Korallen; se encuentra el Fakta, el que en teoria es el super más barato. En la práctica también lo es pero si te pones a comparar precios con España y nuestro añorado Mercadona creo que no encuentras nada más barato o al menos similar de precio. Claro, que si cruzamos la acera y vamos al super de enfrente (llamado, “el super de enfrente” o “el otro”) los precios se disparan aún más, el problema viene en que este super es el doble de grande y con mucha más (rica) oferta que el Fakta. El caso es que ayer compramos en los 2 y cargados como mulas nos fuimos a Korallen a preparar la cena.

Sara, nuestra lideresa espiritual, nos organizó en grupos: en una cocina los que hacian las tortillas y pelaban patatas, en otra los que hacían el resto de comida y de recaderos y mueve-mesas; a Claudia y a mí. Para que se hagan una idea del despliegue montado lo resumo en cifras: 15 personas, 4 hornos, 16 fogones, 3 horas cocinando, 79 huevos, 8kg de patatas, 4 kg de tomate, 2kg de verdura, 6 botes de garbanzos, 1cabeza de ajo, 2 paquetes de jamón, 1 de lomo, 1 de fuet, 2 de bacon, 1 de albondigas, 1 cabeza de ajo, 12 cebollas, 2 tarrinas de queso philadelphia, 1 paquete de galletas María, aguacates, mahonesa, queso y fruta variada. Todo ello para dar de comer a más de 50 personas.

Organizamos mi cocina, que es más grande que la mediterranean, con 5 mesas empotradas a la pared para que la gente fuese cogiendo la comida como si fuese un buffet. En cada plato pusimos un cartelito con el nombre de la comida y los ingredientes en inglés para que cada uno supiese que estaba comiendo. Decoramos la sala con banderas diversas y pusimos alrededor de la mesa velas. A pesar de estar todos de pié, que la cocina era muy amplia y sin nada por medio, no cabía apenas un alfiler. La hora oficial eran las 20:30 y pensamos que no vendría mucha gente porque a esas horas estaban pocos. Pero para nuestra sorpresa se adaptaron perfectamente al prototipo de español: llegaron tarde, cenaron a las 21:30 y devoraron todo lo que pillaban por medio.

El esfuerzo valió la pena porque la gente nos reconoció el mérito. La guinda la puso la música y la fiesta posterior con mucho toque latino. Pero todo tiene su parte negativa: uno puede pasarse horas cocinando que sabe que luego tiene el premio de una comida rica y deliciosa sin embargo después de todo los platos sucios te esperan en la pila. Y con todo lo que liamos ayer no me quiero ni asomar a la cocina…

PD: Ahora subo a tomar te con los franceses y luego a correr un poco para bajar el buche





Kobenhavn

2 09 2010

Ains!! Hay días a los que a uno no le sale las palabras o no encuentra el mejor modo para resumir la jornada. Comienzo haciendo referencia a un comentario de Ricardo. Para los ex-Korallens, la “mediterranean kitchen” es aquella que se encuentra en la planta baja, en la esquina final de los números 25-27. Es un sitio pequeño, nada que ver con mi cocina que es la que está al lado de la puerta (habitación 20) que es gigante y la cual es sede de las fiestas importantes. La historia de la mediterranean kitchen viene porque en el fundation course se conocieron 5 españoles y aunque no les correspondia esa cocina, se apropiaron de ella. Días más tarde llegamos más españoles e italianos y como era en la única cocina donde había ambiente también fuimos a ella. Así sucesivamente hasta que hoy era imposible encontrar un sitio para cocinar, un plato libre o un hueco donde sentarse. En un principio llamada spanish kitchen, con la llegada de tantos italianos (y su rica pasta), el chipriota y el griego, se la rebautizó con el nombre por la que hoy se la conoce. Evidentemente va mucha más gente de otros paises porque ahora ya se ha convertido en el sitio oficial de encuentro, reunión, cenas y demás actos socializadores. Del resto de cocinas nadie tiene constancia. Unicamente las de la primera planta que están copadas de americanos y daneses asociales y excluidos ¬¬

Por lo que respecta al día de hoy, la clase pasó de ser aburrida a ser un coñazo. Menos mal que con los videos, las exposiciones acerca las redes sociales y un poco de internet a hurtadillas se hizo más rápido de lo que pensaba. Me tocó hablar de Tuenti y como es tan simple y tan breve creo que fuí el que menos habló. Mejor, porque para mi inglés improvisado del cual 1 de cada 3 palabras son inventadas, la exposición no daba para más =( Los descansos, como viene siendo habitual, solo dan para hacer el habitual papeleo (hoy tocó volver a ir a Roskilde por lo del permiso de residencia), comer apresuradamente algo por el camino y llegar tarde a clase. Eso sí, por el camino no falto la ración habitual de nervios, carreras y pánico que nos acompaña en el trayecto del tren cada vez que vemos al revisor y no hemos pagado. Es solo una estación y se tarda 4-5min pero se pasa de mal. Hoy la suerte quiso que el revisor multase a las de delante y se olvidase de nosotros. Y todo porque en este maldito país el transporte es carísimo. No dudo de que al final nos pillarán. Tiempo al tiempo

La hermosa tarde que tiñó el cielo de Copenhague de azul la aprovechamos para recorrer la capital, primero en Chirstiania, ciudad sin ley; y luego paseando por sus canales, sus calles peatonales y monumentos históricos. Al Tívoli no pudimos pasar porque es gratis para aquellos que tienen el carnet de estudiante danés y había gente en el grupo que aún no lo tenía. Lo que si vimos bien fue el barrio de Christiania. Aparentemente si pasas por la calle no sospechas nada ni intuye lo que se esconde en el interior de unos árboles o casas abandonadas. Pero si te adentras por el senderito que va a parar a Pusher Street literalmente, como dice el cartel de bienvenida, dejas atrás la UE para meterte en un sitio donde “ellos” imponen la ley. Suena a peli americana ambientada en el Bronx de NYC pero es en Copenhague y en el maravilloso sistema de Estado de bienestar donde te encuentras a gente malviviendo en chabolas, vendiendo drogas en quioscos y una sensación de inseguirdad que se acrecienta al prohibirte “ellos” por las buenas sacar alguna foto del lugar. Si da miedo verlo de día con 8 personas y un sol reluciente, imagínense por la noche. Volver a la civilización, afortunadamente, se encuentra a unos cuantos metros. Sitio curioso e interesante allá donde los haya, os dejó un enlace sobre el barrio de Christiania para los eruditos

http://lahaine.org/internacional/barrio_copenhague.htm

El cansancio y el sueño hace que me recoja hoy pronto en la habitación. Mañana día libre de clases toca limpiar y recoger que llega el finde y hay que vivirlo a tope. Ya no está Zara para impedirme trasnochar =P

Welcome to Christiania

Copenhague