A cute little mouse in Korallen

27 09 2010

Hoy Korallen se ha levantado con la inesperada visita de un ratoncillo. Este peculiar animal que cabe en la palma de una mano, ha sembrado el desconcierto en aquellos pasillos en los que se rumoreaba que estaba. Casualmente se encontraba en mi corredor (entre las cocina 1C y 1D) y si no he salido con el cuchillo jamonero que tengo guardado debajo de mi cama es porque me he despertado el último a las 13:45. Si, la clase empezaba a la 13:00 pero no ha sonado el despertador y he dormido 11 horas tan ricamente. Por suerte no ha habido clase aunque de momento desconozco los motivos.

Parte de la culpa de no haberme despertado más temprano es de la intensa tarde de ayer. Interrumpo mi relato porque preguntando a Marc la razón por la cual no ha habido clase, enfermedad de Lisbeth, hemos coincidido en afirmar que menos mal que ha faltado ya que los 2 nos habíamos levantado tardísimo. Las risas han derivado en una foto que inmortaliza que son casi las 16:00 y ambos seguimos en pijama. Viva la vida Erasmus! =) Prosiguiendo con el día de ayer, fuimos Moritz, Fede, Claudia y yo a Christiania ya que era su cumpleaños. antes hicimos una parada en el Tivoli porque Fede no lo había visitado y era el último día en el que los estudiantes entraban gratis dentro. El posterior camino hasta el famoso barrio se me hizo eterno. Era ya de noche (19:45) cuando nos adentramos en un sendero, rodeado de árboles y lagos, en el cual no había una mísera luz que alumbrase nuestro camino y solo nos guiábamos por la música de fondo que se escuchaba. Al más estilo Hollywood, abriendonos apso entre 2 ramas, llegamos hasta lo alto desde donde se contemplaba a nuestro pies el barrio rebelde y alternativo.

Intuyo porque me dió respeto mi anterior visita a Christiania. Es un lugar que en identicas condiciones en España entrarías feliz y saldrías desplumado. Pero aquí es diferente. Entre sus edificios destartaladas pero coloridas, su aspecto decadente pero bien organizado y sus casas aparentemente impenetrables en las que sin embargo encuentras mucha oferta cultural, te vas adentrando en mundo aparte donde ves puestecitos comerciales en las calles -medio asfaltadas, medio de tierra- en los cuales encuentras todo tipo de productos imaginables. El principal indicador de que nos es un barrio peligroso es ver a la gente con bebes, niños o personas discapacitadas. además ayer estaban de fiesta con lo cual decoraron todos sus rincones con las banderas de Christiania y se organziaron diferentes conciertos gratuitos por sus calles. Descubrí por primera vez que en Dinamarca regalan algo: un “aceptable” pastel con una bebida a elegir. A caballo regalado… Paradójicamente ese puesto estaba vacio y en el de al lado, con productos mucho más caros, estaba repleto de gente comprando. Cosas de Christiania.

A la vuelta a Korallen nos esperaba el sushi japones. Delicioso como siempre, empachado de comer como casi nunca. Elr emate fueron los crepes hechos por los franceses que prosiguen con su proceso de socialización con los españoles. Si la cena fue genial, mejor todavía fue el repostre, con casi todos los españoles sentaditos alrededor del sillón riendonos sin parar de las paridas que íbamos soltando. El aniversario de Christiania fue también celebrado en Korallen. LA situación de tornó un poco incómoda al observar que existía una frontera invisible pero de humo que dividia el grupo castellano-parlante del grupo anglo-parlante. Tras un buen rato recapacitamos y aceptamos el idoma de Shakespeare para conseguir integrar las 2 conversaciones. La noche nos dejó la carita de niño bueno que se le quedó a Marc, las meditaciones solitarias y metafísicas de Claudia, los ojtos de sueño de Ana, que como una campeona aguantó hasta que se la tuvieron que llevar a arrastras, los gestos de Guille bocaseca man y alguna que tora mirada inquisitoria proveniente del otro bando. Nada que empañara un gran domingo.

PD: Salgo del cuarto esperando que algún alma caritativa haya expulsado al ratón intruso de Korallen. Con el perro maloliente de la vecina borde tenemos suficiente.

Anuncios




Un rayo de sol uo oo

13 09 2010

Actualizo hoy a marchas forzadas porque el día ha sido un sin parar. En primer lugar, tras matar a la séptima araña en mi cuarto, he llegado hoy a la conclusión de que Spiderman es danés. Pensé que sería un problema solo de mi habitación, con lo cual me cagué un poco pensando si tenía algún nido de arañas escondido, pero es que en este país hay arañas en las barandillas, en la uni, en el baño del tren… y lo peor es que sus picaduras son de las que te dejan un enorme bulto durante días. A eso se suman los mosquitos que proliferan por doquier allá donde uno se encuentre. Resultado: picaduras por todos los lados. INVIERNO llega yaaaaa.

Y eso que hoy remontó el tiempo. En Korallen se instaló el pesimismo al ver 4 días seguidos el cielo encapotado, pensabamos que no veríamos más el sol en meses, sin embargo el 13 de septeimbre nos deparó una hermosa tarde soleada que aprovechamos para pasear por el Tivolí, el parque de atracciones danés. Y es que uno necesita recrearse después de la soporífera sesión matinal del lunes. La clase continuó tal y como la habíamos dejado el viernes: con Second Life. A Dios gracias que mañana empiezo con mis clases en danés -ojito que me dan 7.5 creditos de libre- y consigo fumarme la clase con Ates. Nuestro proyecto del mundo virtual se atascó un poco pero hasta la semana que viene no toca exponer, asi que con tranquilidad.

Después de la tarde en Cpenhague tocaba fiesta vikinga en Roskilde. El gimle se vistió de gala para la ocasión y por 10 coronas danesas daban de comer unos extraños pero a la vez ricos bocadillitos (ni idea de que estaban hechos), y unos perritos calientes compuesto por una salchicha que parecía de plástico. Todo sirve para acompañar a las beers.El pub estaba lleno hasta los topes y con mucho ambiente Erasmus, por eso para culminar la noche, nos tomamos un chupito de vodka quemado (nombre inventado por mí), preparado por un checo el cual vertía vodka en unvaso con 2 pipas de café, quemaba el vaso y el interior, posteriormente lo echaba en un chupito y ¡¡a beberlo rápidamente!!. Finalmente había que absorber aire con una pajita pero por cada aspiración que uno hacía parecía que una bocanada de fuego te entraba por la tráquea. Repetiré =)

Mi inglés avanza a pasos milimétricos debido a que me junto con españoles el 80%, no obstante ayer Hiroko puso la Naranja Mecánica en inglés y conseguí enterarme más o menos del argumento. Algo es algo. Ahora toca de nuevo fiesta en la cocina, ya no es domingo y la gente se anima más a salir de sus cuartos. Asi que me voy corriendo que se acaban los crepès y la liamos parda.

PD: Falta muy poquito para ultimar el siguiente viaje al extranjero: Berlín. Antes tenemos el viaje a Helsingor, donde se encuentra el castillo de Hamlet, el domingo con un guia de lujo, don Verner Leth, el “latino danés”. El video va dedicado a los españoles que ayer nos reimos y cantamos por la noche. Gran noche!