El restaurante está en la esquina, no en mi salón

8 02 2011

Últimamente los días me cuenden el doble, aún levantándome a las 12 de la mañana. Norrebro se ha convertido en mi segundo barrio preferido. Por su ambiente cosmopolita y por la gran variedad de negocios que encuentras. Son las llamadas tiendas de barrio. Encontrar algo barato en dinamarca es dificil pero por esos lares uno puede encontrar gangas. Llevé a mi bici a un taller y por 350DKK me cambian la rueda entera. Como Sara y yo tuvimos que ir andando, por el camino vimos tiendas hasta entonces nunca vistas en Copenhague: de animales, de muebles del siglo XX, de artículos de peluqueria, de CHINOS!!

Son las 21:30, el salón esta repleto de “okupas”  hablando sobre gipsies y todavía no he cenado. Malditos horarios europeos

Anuncios