El ritmo no para

4 03 2011

Si, esto comienza a animarse. A ritmo de música y más luz solar, las calles, el piso, la gente y el tiempo; comienzan a salir del largo letargo invernal.

Impensable era hace 2 meses salir por la tarde compras. Las 16:00 significaba que habías perdido el día y la oscura noche mataba todo astisbo de vida en la ciudad. Pero eso son cosas de diciembre. El piso andaba estaba semana algo depresivo. Muy caseros y sin ánimo ni espíritu de fiesta. Sin embargo fue escuchar los grandes éxitos españoles de pasadas décadas para que nos invadiese la alegria y diversión.

Abercrombie: pasen y liguen

Eva María volvió de la playa, donde tras salir de una fiesta de Blas con alguna copa de más, descubrió que 15 años tiene su amor. Y es que es lo que tiene los rayos de sol que vas a la playa y lógicamente calienta el sol (uo o o). Aunque su padre le dijo que no se pusiera minifalda, ella soñaba con tener una escoba

Aquí en Dinamarca también se celebra Carnaval pero al estilo veneciano, con máscaras. Los danese se compran máscaras blancas y las decoran a su gusto, en ocasiones de forma espectacular. De este modo, a la caza de la máscara salimos Sara, Guille y yo. Después pasamos por varias tiendas de accesorios (el incombustible Tiger u otros similares) para conseguir diversas chuminadas del estilo, plumas, purpurina y demás.

Ya puesto en la tarea decidimos entrar en aquellas tiendas por las que pasamos siempre pero nunca encontramos momento para entrar. De la productora de “Bershka night” y “La última copa, en el Stradivarius”, llega Abercrombie, barra libre . Modelos sin camiseta, música a todo volumen, olor intenso a perfume y una disposición de la tienda que piensas que en cualquier momento te vas a encontrar con la pista de baile. Luego toco el turno de Lego, invento danés por cierto. ¿Quién dijo que era cosa de niños? La tienda era espectacular, gigante y con miles de fichas lego. Todos tenemos la intuición que puedes construir cualquier cosa pero en esa tienda descubres que es completamente cierto. Desde el Nyhavn, Hogwarts, Titanic al campo de vacas y flores.

La agenda de mañana asusta. Esta noche hay cena italiana, fiesta con barra libre pero es que a las 10:30 tenemos que ir a un mercadillo, comprar las entradas a la 13:00 para Carnaval, ver de qué nos disfrazamos y recibir a los invitados. Necesito vacaciones ^^

 

PD: Ya hemos cambiado en CPR. Si te cambias de reisdencia, obviamente hay que cambiarse el CPR. En nuestro caso de Roskilde a Copenhague. Simplemente fuimos a la Comuna de Cph (muy cerca del Ayuntamiento) y una funcionaria nos cambió los datos rápidamente. Ahora toca esperar a la nueva tarjeta. Eso si, no dejen pasar el tiempo en cambiarlo porque ponen multa. Like always

Anuncios




Spanish dinner

4 09 2010

Madrid, Sábado 14 de agosto: 05:23h suena el despertador. Toca ir a trabajar

Copenhague, sábado 4 de septiembre: 05:45h llega el tren a Trekroner. Toca irse a dormir

Uno es español cuando toma “prestadas” las bicis o cosas ajenas, cuando en un gran grupo se oye una conversación a un volumen mayor, cuando hablas el peor inglés de europa, cuando te vas a un pueblo perdido de la mano de Dios y ves que el país con más compatriotas es el tuyo o cuando vuelves a las 6 de la mañana de fiesta a pesar de estar en Dinamarca. Por eso, por nuestra tierra añorada, decidimos hacer una cena típicamente española (con un toque catalán) en la residencia. Fuet de Vic, pan tumaca, tortilla española, calimocho, jamón serrano hicieron las delicias de aquellos europeitos que se animaron a la fiesta. Claro está que no podía faltar Manolo Escobar, Julio Iglesias, Las grecas y Camela. Ante todo un olé por las cocineras y su ayudante que nos costó prepararlo todo 1 hora y media. Lo malo de tener la cocina más popular al lado de tu habitación es que mi baño se convierte en un meadero público. A partir del 10 de Septiembre se cobrará una corona danesa por entrar.

Cena

Luego vino la fiesta en Copenhague. En esta semana se celebraba el Insomnia Tour; cada día de la semana hay fiesta en una discoteca diferente. El viernes tocó la dicoteca In Nightclub. La entrada con barra libre costaba 120Dkk (unos 18 euros). Caro, si; pero un día normal cuesta pasar 400 Dkk. Qué se puede esperar de un país donde una barra de pan te cuesta 4 euros. La discoteca estaba bien peor no era el discotecón del siglo. Así, entre bailes, vueltas y alcohol te das cuenta en mitad de la noche que te has quedado solo con una amiga porque elr esto ha desaparecido misteriosamente (María, conservamos el orgullo intacto) para dar rodeos. La música no se diferencia en nada a la que ponen en Madrid, si alguien esperaba grupos daneses ya puede irse buscando garitos especializados porque en 3 sitios que hemos estado nada de nada de música típica de aquí.

A las 5:15 salía el tren dirección Trekroner. Me jode tener que pagar 5 euros por un billete de ida a la residencia pero se ha de reconocer que los cercanias son comodísimos y fuí durmiendo todo el camino jejeje

Hoy hace una tarde estupendástica por eso ya que he perdido la mañana durmiendo voy a dar un paseo en bici o a leer por el cesped =)