El mundo a través de una máscara

6 03 2011

Sigo oyendo el ruido de la aspiradora por el piso. La fiesta no fue en casa pero por el nivel de mierda acumulada lo parecía. Ayy Masquerade, Masquerade… y la gente dudaba sobre si ir o no. 130DKK bien invertidas. La alfombra roja a la entrada del museo nacional, sitio de la fiesta, ya auguraba una buena noche. Dentro, miles de personas disfrazadas y con sus máscaras. A través de 2 pequeños agujeros observas el ambiente, conoces gente y conservas ese halo de misterio. Rememoramos viejos tiempos y volvimos a las malas prácticas de la fiesta en la universidad. Es decir, a beber gratis POR LA CARA. ¿Pero qué es lo bueno de una fiesta de disfraces? Pues que aunque pillen a Victor, puede intercambiarse conmigo y pasar como si nada =)

Sinceramente, el bastón fue la triunfada de la noche. Te da más opciones para bailar y cuando vas tocado, te permite caminar hasta llegar a casa. La post-fiesta no la comentaré, básicamente porque no la recuerdo muy bien. A mi 2 chicos del año pasado me recomendaron esta fiesta encarecidamente y yo hago lo mismo. Masquerade 100%