Levántate y grita

26 02 2011

Saturday morning in the Black Diamond. Arranca el finde con bastantes tareas universitarias por hacer. Pero antes la obligación. El repaso previo a los periódicos nos confirma que aunque algunos dictadores han caido, muchos tiranos todavía permanecen aferrados al poder. Por fín descubrimos que no hay dictadores buenos o malos, sino que simplemente son eso, dictadores; y por naturaleza no puede haber ninguno bueno. Otra cosa es que nos interese y antepongamos nuestro bienestar socio-económico a que 150 millones de árabes vivan bajo la represión, tortura sistemática y falta total de libertades (señor Pons, ¿no sería a esto a lo que se referia usted cuando tachó de sovietizadora la medida del Gobierno?). Interesan los dictadores por la “estabilidad” del planeta. Y me pregunto, ¿no era el objetivo de Europa, según su Agenda 2000, propagar las democracias liberales por el resto del planeta?. Al integrismo, como a otros fanatismos radicales, en una sociedad avanzada, desarrollada y con una población culta de igual modo que la mayoría de los europeos estirpó el cáncer de la religión de la vida política y pública.

Mientras especulo sobre el futuro del mundo, me doy cuenta que el lunes debo de hacer una exposición breve sobre mi idea para el essay de Digital Rights. Mi tema es la ciberdemocracia, su desarrollo y posible aplicación. Es algo más que votar por internet. Es una forma de participación ciudadana activa y real en la vida social y política. Internet abre la oportunidad de poder enterrar en un futuro esa democracia que dice ser representativa pero que solo representa a los intereses de esos representantes. Nadie representa más a mi mismo que yo.

Pero danés también irrumpe dando caña. Es la primera semana de curso intermedio y ya tenemos ejercicios de pronunciación. Además se ha creado un cuenta en Twitter para poder escribir en danés y comunicarnos en ese idioma. Va a resultar cuanto menos, peculiar. Por el momento debemos de escribir 4 twits acerca de nuestro finde.

Se dig snart

Anuncios




Cumpleaños y tradiciones danesas

10 02 2011

A veces me pregunto por qué casi todos los daneses que conozco han estado varios meses en Sudámerica. Incluso, aprenden y hablan español sudamericano

Son las horas previas a la salida de Mubarak del poder en Egipto. Mientras medio mundo lo mira con expectación, nosotros pasaremos esos momentos en la fiesta que se organiza los jueves en CBS, la Copenhague Business School. Con un poco de morro y descaro es un buen lugar para conocer a gente danesa e internacional. Ideal para cambiar de aires. Aunque para danés, la fiesta de cumpleaños de ayer. Stine, una chica danesa-latina muy maja nos invitio a su residencia de Copenhague a vivir un cumple danés. El choque de culturas de vió claramente nada más entrar: gente sentadita en varias mesas hablando en su idioma, en plan tranquilo y con música ambiental. El temazo de la noche llegó con Police y su “I´ll be watching you”. Al principio costó integrarse y nos marginamos en una mesa tipo tablao flamenco.

Luego, poco a poco “fortunately yes” varios daneses comenzaron a interesarse por nosotros. La cosa se animó y llegó el turno de la piñata. O eso parecia al principio. En Dinamarca a esa tradición se la llama: Fastelavn. El juego consiste en dar golpes con un palo a un tonel lleno de fruta (¿dónde quedaron las golosinas?) hasta que se rompe. La piñata cuelga de una cuerda y todos van golpeando por turnos. A veces hay que darle muchos golpes hasta que se rompe, y el que lo consigue es el ganador. En realidad hay dos ganadores: el rey y la reina de los gatos. Se lleva el título de ‘reina de los gatos’ el primero o la primera que logre hacer un agujero en la piñata haciendo caer la fruta que tiene dentro. Entonces todos los que han ayudado a “sacar al gato del tonel” se abalanzan sobre las golosinas y la fruta. Será ‘rey de los gatos’ quien consiga hacer caer el último trozo del tonel.

Y como no hay cumple sin canción de felicitación, a Stine le llegó su turno. Sinceramente, nuestro “cumpleaños feliz” se queda ridiculo con su canción. Más pegadiza, más orginal y más ininteligible. El cumpleañero elige tres instrumentos y sus amigos en diversas partes de la canción imitan el sonido de esos instrumentos. Cuando encuentre un video chulo en Youtube, lo subo.

La noche acabó en Rust, una discoteca de Norrebro donde ponen música rap en la planta baja y en la de arriba hay una especie de bar con gente sentada en mesas bebiendo cervezas. Lo dicho, muy danés.

PD: También es muy danés que la gente de aquí no entienda porque me puede encantar su país.





Drink or strip

2 12 2010

El día que termine el project solataré el mayor alarido dado jamás en mi vida. No tendré nunca un hijo pero acabar esto es peor que un parto múltiple en la España de posguerra. El nivel de estress sube en proporción iversa a los días que quedan. Parece que todo está acabado pero siempre falta algo. Encima se añade el idioma cacofono que inventaron unos eñores daneses. La wikipedia además me da motivos para animarme con frase demoledoras como: “está considerado uno de los idiomas más difíciles de aprender en el mundo por su complicada pronunciación”. Con oraciones de este tipo rød grød med fløde, uno jamás lo afirmaría. Como un toro moribundo, mareado dando vueltas por la palza a sabiendas que esas imagenes serán las última de su vida y con la lengua fuera, la wikipedia vestida para la ocasión con un traje de luces al más puro estilo torero apuntilla: “Por la dificultad para pronunciarlo, los mismos daneses se refieren con humor a su idioma como “una enfermedad de la garganta, más que un idioma”. ¿Alguién ve el humor?

Algunos se preguntarán porque lo sigo aprendiendo. Bueno, la culpa la tienen los 7.5 creditos de libre que te da pasar el curso. Que hipoteticamente sumados a los del segundo cuatrimestre creo que compensa tragarme un boli para mejorar mi pronunciación.

Tiempos de quejas y lamentaciones aparte. Decidí ir a la cena española que se está cocinando ahí arriba. Los juegos y tertulias nocturnas están muy bien pero la panza ya va exigiendo comida española. Mi aportación a la causa común es un juego divertido a la vez que picante. Drink and strip. En español se conoce más por el juego de la botella. en la versión danesa hay una ruleta con diversas casillas. La aguja en el 60% de los casos señala que debes beber o dar una prenda (cuando no las 2 cosas). En el otro 20% debes elegir que alguién lo haga y solo en el 20% restante estás libre de pecado. Aquí como son tan cucos, te incluyen en el pack 4 chupitos de tequila. Nosotros aportamos la bebida. La noche pues, promete emociones fuertes. Mañana les cuento 😉





Cuenta atrás: 1 día

30 09 2010

y de repente me vi a las 23:05 en mitad de la calle, montando en bici, direccion a Roskilde. Todo me sonaba extraño y solo seguia a unas luces que iban delante mia. Temía que fuese la típica anécdota malévola de 4 estudiantes perdidos en la noche por las calles de un pueblo desierto que ayuda a rellenar lineas en el blog al día siguiente pero que te jode el plan por completo. Por suerte Kan sabía el camino.

Aburrido como una ostra estaba en Korallen asi que cogí mi bici y a las 22:30 fui para Rockwool a ver que se cocia. El panorama al entrar en el piso de Cristian no era mucho mejor. Silvia, yannick y 2 turocs estaban tirados en el sofá como muertos vivientes, desganados y en modo “hogareño”. Sin embargo Cristian se encontraba con su habitual dosis de excitación y ganas de quemar a ciudad, además encontramos como complice a una María que estaba hasta los cojones de su trabajo de Social Media (salir la sirvió como excusa perfecta) y un turco cuya frase más memorable es decir que antes de venir aqui le gustaba el español pero que desde que vive en Roskilde no para de incrementarse su odio. Aun así, nos vino bien su presencia para tener que hablar toda la noche en inglés.

En Roskilde hice lo que puede ser considerado como mi primer botellón en la calle: beber cervezas durante 30 min a las puertas del Gimle. Conocimos otro pub cerca del Gimle con más ambiente y una danesas locas (o borrachas) que balbuceaban palabras en español y gritaban de lo lindo cada vez que les salia completa una frase en el idoma de Cerventes. Para que digan que los españoles somos escandalosos. Yo creo que salió la tipica viejecita a la ventana para ver que sucedia. Porque todo esto era en la calle, donde por cierto no hacia mucho frio, asi que al minimo descuido de las danesas cogimos nuestras bicis y salimos por pedales. Lo unico reseñable de su conversación fue que nos indicaron la dirección de otro pub que estaria abierto a esas horas, el George.

Su nombre oficial es George Bodegas, cosa que me sorprendió porque siempre creí que bodegas era algo solo español. No obstante su única semejanza con un bar español era esa, el interior era típicamente europea. Donde en España habría un CD con las canciones de Manolo Escobar y Julio Iglesias, aquí la música era ochentera total; donde en nuestra patria estaría sirviendo un gordo barrigón, en Roskilde hay una mujer de mediana edad; si en España el bar estaría decorado con fotos de los toros o de algún famoso que piso ese sitio, en el George había cuadros con paisajes. En definitiva, lo que en España sería un bar de borrachos, aqui es el bar que está abierto hasta más tarde. Volver en bici casi me cuesta la amputación de mis dedos.

El día de hoy comenzó como todos los jueves: clases de danés, lectura de un libro en la biblio y a partir de ahora, clases de español a Edyta. Estas 6horas matinales me sirven para practicar intensamente mi inglés. Curiosamente, cuando más lo practico es aprendiendo una nueva lengua y enseñando la que me es materna. Mi profe de danés nos repartió la propaganda del supermercado Super Brugsen (la que en España sería de Media Mark o del Dia) para aprender a pronunciar bien los números y conocer los productos. Asi uno aprender que Kod es carne, Aeg es huevo y Kartoffelstivelse es patata.

Ahora espero terminar de limpiar mi cuarto a fondo para la visita de mis señoritas las marquesas. Les espera un intenso fin de semana en el que espero que se lleven buena impresión del durante 10 meses será mi país, mi casa y mis amigos.

PD: Las echaba de menos. Hoy maté 5. La cuenta asciende a 19 arañas muertas. Las 2 que habitaban debajo de mi casa era para echarse a temblar





Pon un extranjero en tu vida

23 09 2010

Hay dias en los que te pasan mil cosas y es imposible resumirlo en una entrada…

Estoy preocupado. Muy preocupado. Hay días que apenas hablo inglés. Somos un grupo tan grande de españoles que nos rehuyen, incluso nos dicen que no vienen con nosotros por hablar todo el rato en español. Tienen toda la razón pero deben comprender que no es culpa mía tener los mismos horarios y costumbres que los españoles o que en esta residencia seamos más de una docena. Sin embargo debemos integrarnos y esta mañana he dado el primer paso: he comido en la cantina a las 12:30 con Erasmus extranjeros. Encima he recibido el piropo de Barbara y Moritz al decirme que desde que me conocieron hasta ahora he mejorado mi inglés =) Debido al buen tiempo (sol y ¡¡calor!!) hemos comido fuera por primera vez; mientras que en España está lloviendo, trelere trelere… La verdad es que la mañana ha sido muy productiva. En clase de danés soy el único español que resisto y cada vez veo que me gustan más las clases. La pronunciación me sigue costando pero luego me alegra ir por la calle y saber el significado de algunas palabras o verbos. Mads, el profe, hace las lecciones amenas por lo que las 3 horas se me apsan volando. Hoy tocó hacer un dictado, escribir un texto breve presentándonos y poner una palabra desconocida para nosotros en cada letra del abecedario.

Después de danés y la comida europea aproveche para darme un paseo por los confines de la universidad en bici. Descubrí que a escasos 20 metros de mi facultad hay cabras pastando, una casita de un agricultor con su terreno plantado y mucho mucho campo. Esto para un madrileño de ciudad causa impresión. De veras. Feliz y motivado me fui a la biblioteca a coger un libro en inglés y me quedé en ella leyendo durante una hora. La biblio es un sitio muy acogedor, con 3 plantas, muy moderna y organizada -como todo en este país-, grandes cristaleras que la hacen muy luminosa y con un sistema de reserva de libros peculiar. Tu llegas a una máquina, introduces tu carnet universitario, pones tu contraseña, pasas el código de barras, eliges la fecha de entrega dentro de un plazo y listo. Parece sencillo pero aquí al servidor le ha costado un buen rato averiguarlo. Mi danés no me llegaba para traducirlo todo y hacerlo bien a la primera.

En esto eran las 15:10 y llegaba yo a mi cuarto por fín para limpiar y recogerlo un poco cuando Claudia, Eva y Lurdes me convencieron para ir a Copenhague a pasar la tarde. Viendo el solecito en el cielo azul no me lo pensé 2 veces y allá que fuí. A la llegada a la plaza del ayuntamiento me esperaba la que iba a ser la primera manifestación danesa a la que asisto. Primero vimos los globos y banderitas que portaban un grupo reducido de personas y obviamente fuimos a olisquear a ver que se cocia. Nos explicaron que se congregaban delante del ayuntamiento para protestar por el recorte presupuestario en ayudas a bebes, discapacitados y ancianos. Nos inmiscuimos entre la gente -muchas familias con sus bebes y algunos jovenes- y cogimos una pancarta que no sabiamos que ponía. Una señora muy agradable con una cesta llena de galletas nos ofreció probarlas. Eran galletas de mantequilla, muy populares en estas tierras. Cuando me quise subir al muro para echarles una foto me encotnre con que en la plaza se habían congregados ya varios centenares de personas en un ambiente muy festivo, con conciertos y cánticos reivindicativos. O vete tu a saber de qué porque no entendiamos nada. Después de esto nos fuimos de compras. Bueno, más bien se fue Lurdes sola proque nosotros fuimos de “steal”. El otro día me recordaron que existe un verbo llamado “buy” pero no sé que significa. Una hora más tarde nuestras carteras estaban llenas de souvenirs.

Ayer volvimos a salir de fiesta por Copenhague y para mi sorpresa hay bastante ambiente a pesar de ser viernes. eso si, los daneses son bipolares. Entras en la discoteca y los ves a todo sentados en sofás y mesas disupestas al rededor de la pista de baile. Pero observas que también hay algunos que se suben a las barras de baile y mueven robóticamente su esqueleto. La cosa posteriormente se animó sin embargo yo me quedé sentado conociendo a 2 daneses, de los cuales ayer era el cumple de uno. A ritmo de “skal ” (brindis en danés) nos bebimos una botella de anís que encontramos por ahí. Al final salí un poco tocadito, tanto que me quedé dormido en la cama leyendo un libro hasta que sonó esta mañana el despertador. Ya saben, yo y mis cosas.

Por cierto, me he encontrado una compresa en mi mochila. No se de quién es ni que me la puso ahí. Quien sea que se pase a recogerla o la tiro.





At vaere eller ikke vaere?

14 09 2010

¿Ser o no ser? Esa es la cuestión.

Hoy comenzaron mis clases de danés y todo marchó sobre lo previsto: gramática no muy dificil, pronunciación cais imposible. A las 9:30 de la mañana, Claudia, Cristian y yo andabamos dando vueltas por la Facultad de Cultura y Lenguas porque no encontrabamos la clase. Típica escena de pardillos estudiantiles dando vueltas por pasillos itnerminables, entrando en aulas con clases y mirando planos y carteles inteligibles. 15 minutos despúes entramos en el aula adecuada -obviamente, tarde- y tomamos asiento ante la mirada incrédula de 2 profesores. “Spanish…” debieron murmurar. Aunque para raros, ellos; o quizás los raros seamos nosotros y nuestras costumbres, pero el caso es que durante los primeros 30 min un hombre muy risueño nos ha explicado que formamos parte de un experimento el cual consiste en que nos grabaran (imagenes y audio) durante todo el curso. Eso pasará a una base de datos y servirá para mejorar en un futuro las formas de enseñanza. TELITA. Para ello muy educamente ellos nos pasaron un papel donde firmabamos que eramos consciente del proyecto y que dábamos nuestro consentimiento. La lección de danés consitió en una primera toma de contacto con el idioma, números, saludos y conversaciones sencillas; es evidente que mi objetivo no es salir de aquí trilingüe pero sia spiro a poder entender que es lo que compro en el supermercado, si la carne es cerdo, ternera o ninguna de las 2 cosas. Busco comprender no hablar, porque menudos fonemas tienen… Me da la impresión que con el profesor que tenemos las clases serán amenas y divertidas ya que emplea formas dinámicas de aprendizaje (crear frases a partir de palabras, levantarnos y mantener conversaciones breves con otros compañeros). si, si a todo esto dio tiempo el primer día.

Mucho mejor que la truculenta clase de socail media que me esperaba después. Tengo la impresión que en el grupo de trabajo soy una maceta a la que periódicamente preguntan. No se dibujar, no se crear un video por ordenador y no consigo mantener una conversación en inglés de más de 10 minutos, asi que apañao voy. Hoy al menos conseguí pasar todo el día hablando y escuchando en inglés, lo cual es un gran paso. Mi pequeño diccionario de palabras nuevas para mí no para de crecer y todos los días antes de dormir echo siempre una ojeada para intentar memorizarlo. =/

En nuestro tour gastronómico por las cocinas internacionales hoy toca parada en la República Checa. Desde las 18:00  3-4 checos andan preparando la cena de hoy. No tengo ni idea como van a meter a tanta gente en una cocina en la que no hay mesas. Eliska tendrá la solución.  Tras las cenas anteriores el liston lo tienen muy alto asi que más les vale que se esfuercen. Posteriormente, como no, fiesta. Además hoy se concreta el viaje a Berlín, en un folio se encuentran todos los precios, horarios y fechas posibles, solo falta elegir el que mejor nos convenga. Sea como fuere espero poder mañana actualizar con la buena nueva de tener los billetes ya sacados (encima se rumorea que a Varsovia hay vuelos por 12 euros ir y volver).

Sin embargo, las fiestas que más me gustan son aquellas que salen de la improvisación. Ayer fue un claro ejemplo. A las 00:00 el queridismo Gimle cerró sus puertas sin concesiones, a esas horas en españa se sale y meterse en la cama con un par de cervezas de más no era el plan ideal para la mayoría asi que nada más llegar a Korallen, Sara, el alma de la fiesta, la alegria personificada; organizó todo: sacar los altavoces, aporrear todas las puertas, llevar los crepes y convencer a Hiroko para que se sumara. Unos bailecitos, leche con galletas y a dormir tan contentos.

Octava araña que mato en mi cuarto ¬¬

La foto se hoy se la ha ganado la organización de la fiesta del viernes en el campus universitario. Solo ene ste país puedes ver 4 días antes instaladas todas las carpas, con las mesas dentro y todo el recinto universitario vallado. Su meticulosidad y previsión no es superada por nadie