Copenhague turístico

13 12 2010

Las visitas suponen tener que recorrerse Copenhague de cabo a rabo. Tras 6 semanas consecutivas recibiendo gente uno ya traza una guía rápida para conocer la ciudad. Hay va un esquemita:

– El tren te deja en Norreport Station: De ahí se camina hasta el cercano castillo d Rosenborg y sus jardines, que si no están nevados, son interesantes para pasear. Aquí se encuentran las joyas de la corona que si ser tan ostentosas como las de Inglaterra, si merece la pena echarlas un ojo. El castillo también es visitable. Ahí habitaba Christian IV, su rey más importante. Verás el trono y varias salas con la decoración d ela época.

– Realeza aparte, el camnio continua hasta llegar andando a la plaza Kogens Nytorv. Allí se alza el imponente hotel D´Anglaterre. A su lado la Stroget, la mayor calle comercial del mundo. Enfrente se ubica el teatro real y el palacio de Charlotte. Pero lo importante de la plaza es que es el punto de partida del Nyhavn o nuevo puerto. No hay postal más típica de Copenhague que sus casitas de colores.

-Caminando por el Nyhavn se gira a mano izquierda por Toldbodgade. tras un breve paseo se entra en el barrio de las embajadas que como en cualquier parte del mundo éstas están situadas cercas de un importante centro de poder: Amalienborg. El Palacio Real danés es una plaza con 4 edificios que componen la residencia real. Si la bandera danesa ondea es que la reina se haya en palacio. Uno d elos edificios es un museo que se puede visitar.

-Si uno se situa en el centro de la plaza. Detrás suya verá el moderno edifico de la ópera al otro lado del canal. En el lado opuesto se encuentra la iglesia del Marble. La primera iglesia que entro y tiene forma redonda. Su cupula, imitación de la Catedral de San Pedro en el vaticano, está decorada con los frescos de los 12 apóstoles.

– Bregade Street te conduce directamente al Kastellet, una fortalez amilitar rodeada por un lago y acantilados. Si se atraviesa la fortaleza (o se camina junto a la orilla del canal) uno se topará con una muchedumbre echando fotos al mar. Deberá acercase algo más si quiere observar como en lo alto de una piedra, con la mirada perdida hacia el oeste y en ocasiones cubierta de nieve, se halla la Sirenita; el verdadero símbolo de la ciudad. Todo en la vida es relativo y si a los daneses les apasiona ese retaco de bronce pues a uno no le queda más remedio que recorrerse a pie medio Copenhague hasta llegar allí. Tengan cuidado con las fotos porque la ubicación de esta pequeña señorita hace que si te quieres acercar debes bajar un pequeño terraplen que conduce al mar.

– Cerca está la estación de Osterport que te conduce en tren rojo a Vesterport. Por favor no echen fotos al edificio blanco de colorines porque es muy triste tener de recuerdo un cine. Mejor guardenselas para el edifico que tienen casi enfrente: El tivoli y su majestuosa entrada principal. Quízás no es tan majestuosa pero de noche impone.

(Break for dinner) =P

– EL Tívoli es el parque de atracciones más antiguo del mundo. Eso unido a que está muy bien decorado por dentro y su centrica ubicado, lo convierten en una de los monumentos más bellos de la ciudad.

-La calle H.C. Andersen separa el Tivoli del Ayuntamiento. su torre me sigue recordando al Big Ben por la noche. Aquí es donde termina Stroget.

El recorrido turístico está bien por hoy. Mañana más y mejor. Hay partes de la ciudad muy intersante por descubrir.





Últimos paseos por Forkerspark

13 12 2010

Vuelve Trekroner a sonreir. El sol reluce en el cielo, el cesped se torna verde, el frio se apodera de mis huesos, los patos nadan por el lago, mi bici roja enfila el bulevar rumbo a la estación y los periódicos daneses vuelve a llenar mi buzón regularmente.

*

**

***

Vuelven los lunes depresivos. El viaje en tren de vuelta a Trekroner siempre da para pensar en los mejores momentos del finde. Las visitas pueden parecer un incordio los viernes. Suelen, además, hacer a uno perderse algunos acontecimientos Erasmus. Le desconectan de la burbuja para llevarle a otro mundo. Pero por nada cambio la sensación de felicidad que embarga a uno al ver sus rostros felices apareciendo por la terminal del aeropuerto.

(Break for lunch)

Tras un “lunch” muy amplio termino de reescribir la historia.

El finde fue “ferpecto” con las 5 amigas barajeñas. Parecía increible verles a todas aquí. En la fría dinamarca. Y como era de esperar el viaje no estuvo exento de percances dignos de recordar en la piscina el próximo verano. Aquí escribo algunos de los míticos:

¿Quién roncaba por las noches?, el resbalón de Isa a causa del hielo, las fotos protagonizadas por María, el frio extremo en Malmo, la facilidad para adaptarse a las “costumbres” españolas en Dinamarca, el moratón en el culo de María tras caerse del carrito, “no creo”, Isa encerrada en el baño 15 min incapaz de abrir el cerrojo, la bronca del inspector por no tirar la basura, la cámara de María enterrada en la nieve, a María saltando la ventana detrás de ella, Christiania, colarse en el Tivoli, la hamburguesa de 12 euros, vino Palo Seco (o Tierra Alta), los calcetines mojados, la fiesta de los profesores en la Universidad, el chinchón, los souvenirs…

Gracias por la visita. Nos vemos en Barajas en 7 días =)