Karaoke.

9 09 2010

Goodbye blue sky. Reconozco que me ha dado un venazo repentino por Pink Floyd pero es que sus títulos de las canciones me vienen al pelo. Los días azules y soleados parecen que ya han dicho adios. La lluvia y el viento han hecho acto de presencia y la sombra del General Invierno ya aparece en la lejania y amenza con quedarse. Y todo esto sucede en el único día que teníamos algo programado de antemano: la excursión con guía por Copenhague. La universidad organizaba el viaje lo cual es un detalle porque nos ahorrabamos los 5 euros de billete de tren y además incluía un paseo de una hora en barco por los canales de la ciudad. De la explicación os aseguro que nadie nos enteramos – no recuerdo el nombre de más de 2 monumentos- pero el paseo estuvo muy chulo. Posteriomente el guía nos llevo a un pub a tomar unas cañas. Ahí aproveche para profundizar en mi conociemiento de alemán y catalán; nunca está de más saber chapurrear palabras básicas de otros idiomas. Y por supuesto no faltaron las palabrotas: spast y scheik. Adivinen =P

El momento grande de la semana tuvo lugar ayer con el karaoke nocturno. El gimle es un pub -se rumorea que el único- de Roskilde, tranquilo, acogedor y con confortables sillones que te permite pasar una agradable velada con tus amigos, pero que los miercoles se transforma el un karaoke donde los erasmus desplegamos nuestro poderio musical. Si, Erasmus, porque no había ni un danés. Con solo 2 cervezas mi prestigio no se rebaja a cantar delante de tanta gente. Se intentará otra vez 😉 Y eso que oportunidades tuve, sobre todo cuando 10 personas subieron a cantar “la bamba”. La cena de unas horas antes sirvió para comprobar que las tortillas de 5 huevos no se darlas las vuelta pero que poco a poco voy ampliando mi conocimientos culinarios.

Hoy en la cocina ha tocado reflexión tras una conversación entre varios españoles. Nunca me he llegado a plantear que mi aventura Erasmus saliese mal, ni que no consiguiese adapatarme bien hasta tal punto de tener que regresar a España o que me surgiesen problemas con la resi/uni… Afortunadamente eso salió bien, pero lo curioso es que ya sea porque no he tenido tiempo, porque no he parado quieto en mi cuarto o porque no he pasado una tarde aburrido y solo; no me ha entrado el bajonazo de añorar a España. De la gente y de algunos lugares me acuerdo todos los días (“si estuviese aquí…”, ” si lo viese…”) pero de la llorera compulsiva y del estado de recluimiento-cama-leche caliente todavía no hay noticias. Esperen a que el Invierno haga su trabajo, mientras tanto toca disfrutar; es momento de fiesta. Mañana es viernes. Día grande en la universidad. Es la fiesta inagural de la RUC. Tiembla Copenhague.

PD: Ya tengo todas mis fotos y por fín puedo terminar de corar la Predator Room. Solo falta decidirme donde colocar las 32 fotos

Anuncios




De Japón a Finlandia.

7 09 2010

ACOJONADO. Ami me he quedado está mañana cuando me nos ha dicho el profe de Social Media and Virtual Worlds que debíamos exponer el próximo martes el project work en un auditorio con ciento y pico personas. 10 minutos. En inglés. Delante de gente!!!!nooooooooooooooooooooo. Yo venía de Erasmus a emborracharme, conocer gente y viajar (y si acaso a aprender inglés) no a exponer en público. sniff sniff

Dicho esto, solo me queda preparme el tema, leer y ver videos en inglés y rezar al santísimo para que sea capaz de aguantar los 10 minutos. Ya me compré un libro (Saturday de Ian Ewan) y ahora me pondré a leerlo en el cesped. No hay nada que me guste más de este país que las mañanas sean nubladas y las tardes soleadas. A parte de ducharme, fregar y terminar unas cosillas que tngo pendiente por aquí; solo me queda una hora antes de la cena finlandesa que prepara Laura hoy por su cumple. Otro día más sin cocinar!! Ayer Hiroko triunfó con su sushi delicioso. 3 horas nos costó prepararlo, entre cocinar los ingredientes, enrollarlo todo y cortarlo. No es fácil hacer 4 tipos de sushi diferente para 17 personas. Como los japoneses son muy formales y detallistas, nos invitó a té y pasta. La fuerte ovación y los mofletes colorados de Hiroko fue lo que vino después.

De la post-cena resaltar la típica conversación entre persona de diferentes paises que culmina enseñándose mutuamente las palabras y expresiones más grotescas de cada lengua. “Estas como un tren”, “quién fuera baldosa para comerte toda la cosa”, “te comía todo a lenguetazos” fueron algunas de ellas. Como no, el vocabulario español para este aspecto es infinitamente más amplio que el del resto de europeos.

Por último destacar que hoy ha sido mi primer día yendo a la uni en bici. Está ya completita con la cesta que le hemos instalado Sara y yo detrás para poder meter cosas. Mi bici roja es la envidia de toda la residencia jajaja