Cuenta atrás: 1 día

30 09 2010

y de repente me vi a las 23:05 en mitad de la calle, montando en bici, direccion a Roskilde. Todo me sonaba extraño y solo seguia a unas luces que iban delante mia. Temía que fuese la típica anécdota malévola de 4 estudiantes perdidos en la noche por las calles de un pueblo desierto que ayuda a rellenar lineas en el blog al día siguiente pero que te jode el plan por completo. Por suerte Kan sabía el camino.

Aburrido como una ostra estaba en Korallen asi que cogí mi bici y a las 22:30 fui para Rockwool a ver que se cocia. El panorama al entrar en el piso de Cristian no era mucho mejor. Silvia, yannick y 2 turocs estaban tirados en el sofá como muertos vivientes, desganados y en modo “hogareño”. Sin embargo Cristian se encontraba con su habitual dosis de excitación y ganas de quemar a ciudad, además encontramos como complice a una María que estaba hasta los cojones de su trabajo de Social Media (salir la sirvió como excusa perfecta) y un turco cuya frase más memorable es decir que antes de venir aqui le gustaba el español pero que desde que vive en Roskilde no para de incrementarse su odio. Aun así, nos vino bien su presencia para tener que hablar toda la noche en inglés.

En Roskilde hice lo que puede ser considerado como mi primer botellón en la calle: beber cervezas durante 30 min a las puertas del Gimle. Conocimos otro pub cerca del Gimle con más ambiente y una danesas locas (o borrachas) que balbuceaban palabras en español y gritaban de lo lindo cada vez que les salia completa una frase en el idoma de Cerventes. Para que digan que los españoles somos escandalosos. Yo creo que salió la tipica viejecita a la ventana para ver que sucedia. Porque todo esto era en la calle, donde por cierto no hacia mucho frio, asi que al minimo descuido de las danesas cogimos nuestras bicis y salimos por pedales. Lo unico reseñable de su conversación fue que nos indicaron la dirección de otro pub que estaria abierto a esas horas, el George.

Su nombre oficial es George Bodegas, cosa que me sorprendió porque siempre creí que bodegas era algo solo español. No obstante su única semejanza con un bar español era esa, el interior era típicamente europea. Donde en España habría un CD con las canciones de Manolo Escobar y Julio Iglesias, aquí la música era ochentera total; donde en nuestra patria estaría sirviendo un gordo barrigón, en Roskilde hay una mujer de mediana edad; si en España el bar estaría decorado con fotos de los toros o de algún famoso que piso ese sitio, en el George había cuadros con paisajes. En definitiva, lo que en España sería un bar de borrachos, aqui es el bar que está abierto hasta más tarde. Volver en bici casi me cuesta la amputación de mis dedos.

El día de hoy comenzó como todos los jueves: clases de danés, lectura de un libro en la biblio y a partir de ahora, clases de español a Edyta. Estas 6horas matinales me sirven para practicar intensamente mi inglés. Curiosamente, cuando más lo practico es aprendiendo una nueva lengua y enseñando la que me es materna. Mi profe de danés nos repartió la propaganda del supermercado Super Brugsen (la que en España sería de Media Mark o del Dia) para aprender a pronunciar bien los números y conocer los productos. Asi uno aprender que Kod es carne, Aeg es huevo y Kartoffelstivelse es patata.

Ahora espero terminar de limpiar mi cuarto a fondo para la visita de mis señoritas las marquesas. Les espera un intenso fin de semana en el que espero que se lleven buena impresión del durante 10 meses será mi país, mi casa y mis amigos.

PD: Las echaba de menos. Hoy maté 5. La cuenta asciende a 19 arañas muertas. Las 2 que habitaban debajo de mi casa era para echarse a temblar

Anuncios




Un rayo de sol uo oo

13 09 2010

Actualizo hoy a marchas forzadas porque el día ha sido un sin parar. En primer lugar, tras matar a la séptima araña en mi cuarto, he llegado hoy a la conclusión de que Spiderman es danés. Pensé que sería un problema solo de mi habitación, con lo cual me cagué un poco pensando si tenía algún nido de arañas escondido, pero es que en este país hay arañas en las barandillas, en la uni, en el baño del tren… y lo peor es que sus picaduras son de las que te dejan un enorme bulto durante días. A eso se suman los mosquitos que proliferan por doquier allá donde uno se encuentre. Resultado: picaduras por todos los lados. INVIERNO llega yaaaaa.

Y eso que hoy remontó el tiempo. En Korallen se instaló el pesimismo al ver 4 días seguidos el cielo encapotado, pensabamos que no veríamos más el sol en meses, sin embargo el 13 de septeimbre nos deparó una hermosa tarde soleada que aprovechamos para pasear por el Tivolí, el parque de atracciones danés. Y es que uno necesita recrearse después de la soporífera sesión matinal del lunes. La clase continuó tal y como la habíamos dejado el viernes: con Second Life. A Dios gracias que mañana empiezo con mis clases en danés -ojito que me dan 7.5 creditos de libre- y consigo fumarme la clase con Ates. Nuestro proyecto del mundo virtual se atascó un poco pero hasta la semana que viene no toca exponer, asi que con tranquilidad.

Después de la tarde en Cpenhague tocaba fiesta vikinga en Roskilde. El gimle se vistió de gala para la ocasión y por 10 coronas danesas daban de comer unos extraños pero a la vez ricos bocadillitos (ni idea de que estaban hechos), y unos perritos calientes compuesto por una salchicha que parecía de plástico. Todo sirve para acompañar a las beers.El pub estaba lleno hasta los topes y con mucho ambiente Erasmus, por eso para culminar la noche, nos tomamos un chupito de vodka quemado (nombre inventado por mí), preparado por un checo el cual vertía vodka en unvaso con 2 pipas de café, quemaba el vaso y el interior, posteriormente lo echaba en un chupito y ¡¡a beberlo rápidamente!!. Finalmente había que absorber aire con una pajita pero por cada aspiración que uno hacía parecía que una bocanada de fuego te entraba por la tráquea. Repetiré =)

Mi inglés avanza a pasos milimétricos debido a que me junto con españoles el 80%, no obstante ayer Hiroko puso la Naranja Mecánica en inglés y conseguí enterarme más o menos del argumento. Algo es algo. Ahora toca de nuevo fiesta en la cocina, ya no es domingo y la gente se anima más a salir de sus cuartos. Asi que me voy corriendo que se acaban los crepès y la liamos parda.

PD: Falta muy poquito para ultimar el siguiente viaje al extranjero: Berlín. Antes tenemos el viaje a Helsingor, donde se encuentra el castillo de Hamlet, el domingo con un guia de lujo, don Verner Leth, el “latino danés”. El video va dedicado a los españoles que ayer nos reimos y cantamos por la noche. Gran noche!