De vuelta al norte

27 11 2011

No será como imaginaba hace meses mi vuelta a Dinamarca, no obstante, la maleta ya está casi lista. Vuelvo para terminar la cosa pendiente que me falta por hacer en Dinamarca. De ahí la mezcla de emoción y nerviosismo.

Sacado de su contexto, todo parecerá muy diferente. Quizás nada tenga el mismo sentido. ¿Se acuerdan que hace un año por estas fechas estaba todo envado y era la cocktail party? Un año ya. Pero lo que no cambia son las ayudas. Victor, Sara y Guille han contribuido con su granito de arena (o favores) a que mi vuelta sea más feliz. O cómo diria Ana, con mis trapicheos.

No habrá Kulorbar, pero los 3 días prometen ser muy intensos…





Tak for alt – THE END

29 06 2011

<If “home is where your heart is”, then mine is a bit in Denmark and a bit all over the rest of the world.>

Ginevra Di Paola

I couldn’t have expressed this feelings better than her.

A unas horas de cumplir 22 años recuerdo cuando todo el mundo afirmaba que si de ellos dependiese se quedarían con 18-19 años toda la vida. Afortunadamente el tiempo pasa y yo llegué a los 21, porque el mejor año de tu vida  es aquel que te vas de Erasmus. Por eso hoy es un día duro. Despido a los eternos 21. Se me junta la depresión post-Erasmus y la depresión dos-patitos. Por otro lado, la felicidad de los reencuentros con la gente contrasta con mi última despedida. Quizás no es la más triste pero para mí es la más sentimental. Han sido 15 meses juntos, los 10 últimos inseparables, compañero de mil batallas, un apoyo y algo en quién refugiarme tanto en los muchos momentos buenos como en los que hubo malos. Depositario de tantos recuerdos, permanecerá siempre como la más vívida memoria de mi año en Dinamarca. Es más, ha vivido de forma ininterrumpida mis 303 días de Erasmus pero ahora que este se acabó, a mi blog tambiénle toca decir adiós.

Me ha sorprendido gratamente que haya habido fieles incondicionales que han leiado todas mis entradas (330 que se dicen pocas). Gracias a ellos, se ha dado sentido a este espacio. Gente que a partir de hoy se va a quedar sin leer mis aventuras, experiencias y curiosidades varias. Es un orgullo para el que pretende ser un futuro periodista, que siempre hubiese una persona que en la distancia o en la cercania haya puesto un “like” hasta en el post más anodino de todos. A los que vengan en un futuro a esas tierras, espero que les sirva de ayuda; a los que lo vivieron conmigo, espero que les sirva para recordar un año inolvidable; y los que lo leyeron en España, espero que les ayudase a conocer un poco la vida y cultura danesa (y erasmus claro). Solo lamento no haber podido expresar en inglés lo mismo que siento en castellano. El blog cierra y con él se van algunas cosas sin relevar pero es en los secretos donde nace la complicidad entre las personas 😉

Hace años me enseñaron que el periodismo nació para cubrir las necesidades de información de la sociedad. Todavia no he encontrado una definición mejor para mi carrera. Solo esto ayuda a entender como puede haber ciertos programas en antena o periódicos en venta. Y como función periodística también nació mi blog. Para cubrir la enorme falta de información acerca de Trekroner y RUC. Y es que no es fácil hacer un Erasmus en Roskilde. Reconozcámoslo. Un lugar apartado de la civilización, con una residencia en lo alto de la colina o 3 pisos en una torre con problemas varios. En un país donde la noche cae a las 3:30 en invierno, la nieve es perenne durante varios meses y el viento molesta hasta cuando estás durmiendo. Atrapados en una burbuja, en un mundo aparte de donde solo puedes salir pagando una barbaridad por el tren. Trekroner, paraiso de la tranquilidad, desierto de vida nocturna y ociosa. Sin contacto con gente danesa, cuando intentas acercarte la frialdad es lo que recibes por respuesta. Y esa es la primera lección que me enseñó este Erasmus: a sacarme las castañas del fuego. Si bien es cierto que la suerte me acompañó durante toda mi estancia, de bastantes problemas, situaciones y conviviencias deberás saber apañartelas por ti mismo. Dice el refrán que lo que no mata te hace más fuerte. Confianza y seguridad en uno mismo, esas han sido las máximas enseñanzas.

Tu mente se abre con el simple contacto con otras culturas. De repente ese país que veias como el mejor, no te parece tanto; esas costumbres que tu considerabas ejemplares, pues son vista como prehistóricas por otros; esa comida que tu veías como insuperable, finalmente es superada por otra. Hasta de las malas experiencias son positivas para tu desarrollo interior. El Erasmus, ese programa al que todo el mundo lo ve como momento de fiesta, desfase y locura, también te ayuda a cambiar tu mentalidad, madurar y ser más fuerte como persona. Me niego a rearfimar el viejo tópico de que irse de Erasmus es sexo y fiesta. Indudablemente lo es pero no solo se resume en eso

Somos humanos y por tanto nos equivocamos. 7 personas pueden estar decepcionadas por mi personalidad. Mi comportamiento no siempre fue el idóneo pero yo soy así, pasota, despreocupado, individualista y a veces muy vividor del presente. Esas 7 personas saben quienes son. Otras tantas, las prejuzgué antes de conocerlas porque las personas inevitablemente hacemos clasificaciones mentales de quien te va a caer mal y quien bien nada más conocernos. Y a veces nos equivocamos.

En un Erasmus tan importante son las personas como el país en el que vives. Es una simbiosis en la que las 2 son necesarias para que todo salga perfecto. Se ayudan mutuamente. Dinamarca sin esta gentuza que tengo por amigos no sería tan maravilloso lugar para vivir (por eso me fuí) y con esta misma gente en otro país probablemente no habríamos disfrutado tanto. Dinamarca y mis amigos son los que me han hecho feliz. He intimado con ellos como nunca antes en mi vida. El país porque lo he conocido de cabo a rabo, lo he exprimido al máximo: sus locales, sus calles, sus actividades, sus monumentos, su gente, cada rincón visitado, cada paseo en bici, cada baño en sus mares y playas. Con la gente igual. Por esas conversaciones profundas, por esos momentos íntimos, por encontrar a un verdadero analista de periódicos, por conocer gente tan igual y tan diferente, por las cicias flacidas y papagorgias. Despedidas que se convertirán en reencuentros. La vida sigue y la nostálgia y tristeza dará paso al realismo cotidiano. Por eso el blog cierra porque no tiene sentido vivir anclado en el pasado. Renovarse o morir. Mi vida en Madrid no tiene el mismo interés. ¡¡Y qué carajo!! quién quiera saber de mí ya sabe donde encontrarme.

Las puertas del tren se cierra. La gente se agolpa para sentarse en el vagón. Observo por la ventana la gente pasar. El tren tras un ligero traqueteo arranca y abandona la estación. El paisaje es conocido. El trayecto, rutinario. De repente suena una voz ruda femenina por megafonia. Tras tanto tiempo, reconozco lo que dice. Naeste station: Barajas.

***porque la vida puede ser maravillosa***





Kulorbar

25 06 2011

Dijimos que sería una noche de hablar y el buen tiempo nos permitio hacerlo sentados en la terraza durante 2 horas, pero, obviamente también era una noche de disfrutar y bailar. Y lo hicimos hasta que el cuerpo no pudo más.

Ahí van las “mejores” fotos de nuestra discoteca favorita los jueves. Será el Kulo del kulo pero ¿y lo bien que lo hemos pasado?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.





Because Erasmus never finishes; DREAM ON

25 06 2011

Aimed at everyone who made me happy in this Erasmus. Denmark finished but the friendship trascends borders. After 10 months, I recognize that Barcelona can be a better city to live or visit, however who wants to come to Madrid are invited to sleep in my house. I have an extra room for my non-existent brother, so everyone can enjoy the great life in Madrid. During these months we have discovered that it’s possible to survive in Trekroner, we have suffered RUC methods and the most important, we have learnt about other european cultures and to live together in a remote place in the middle of nowhere. The differences united us.

Me voy de Dinamarca, me voy de mi casa. La primera casa que he sentido como propia, como mi hogar. A estas alturas ya debe de estar vacia. Me voy de una ciudad que me la he recorrido de cabo a rabo, una ciudad en la que me he sentido a gusto, seguro y cómodo. Nostalgia por todo queda atrás sin embargo, ahora no es tiempo de hablar de despedidas sino de reencuentros. Porque despedirte te despides de todo el mundo pero reencontrarte lo haces solo con los que verdaderamente te importa. Malaga, Barcelona, Valencia, Milan, Kioto, Florencia, Canada, Helsinki, Berlin, Zurich, Passo di Tonale, Innsbruck, Zagreb, Praga… lugares que recorrer, gente con la que volver a reir y rememorar las viejas experiencias vividas. Dinamarca se ha quedado con una parte de nuestro ser. A partir de ahora nuestra filosofia de la vida y forma de ver la realidad será un poco más danesa. Lo que me haya cambiado este pais solo el tiempo y mis amigos lo dirán. Yo siento que vuelvo diferente. Al principio habrá que enfrentarse a la frustación de que mucha gente no entienda tu experiencia, que no sepa apreciar realmente lo que significó para ti vivir 10 meses en el norte. Y así, poco a poco el Erasmus irá  quedando como un recuerdo lejano y agradable en nuestra memoria.

Seguimos siendo jóvenes y con ganas de quemar el mundo. Dream on, dream until your dream comes true





Copenhagen

24 06 2011

De alguna forma u otra estos son los distintos lugares que me han marcado en la ciudad. En un sprint final he intentado visitarlos todos en esta semana antes de irme. Teniendo en cuenta que vivo en Studiestraede

– Log Lady. Fueron 2 daneses los que me la enseñaron. Tiene delito ya que está justamente 2 números más allá de mi calle. Típica cafeteria danesa con sus sillones, enchufes por doquier, wifi gratis y ambiente relajado. Me quedo con su cerveza azul (Blue, es la marca) y sus variopintos tés.

– Living Room. No es el de casa como Sara llegó a confundir pero casi. Está justo en la esquina de enfrente y sus sillones no tienen nada que envidiar a los nuestros. Por haber tiene hasta camas para tumbarse y relajarse. Es el símbolo de como los daneses pueden sacar de poco espacio y un local de 2 plantas bien distribuido. Fue allí donde me enganché a los Smothies. Prueben el de mango

– Bar 7. Mi asignatura pendiente. Las 2 veces que pasamos era porque regalaban cocktailes y cubatas gratis. Era el problema es que era a las 17:30. Aún estando en nuestra calle, solo fuimos cuando la bebida era gratis. De otro modo, el palo hubiese sido enorme. Cervezas a 50DKK fueron motivo sufieciente para desistir. Local nocturno, de aspecto elegante e increiblemente bien decorado por dentro. Alucinamos. La entrada es gratis asi que es perfecto ir cuando vas tajado.

– Floss. Exactamente lo contrario. Cerveza barata, grafiteado y gente de todo tipo. Es de los pocos lugares donde se puede fumar, lo cual convierte su sala de abajo en una nube de humo. Aún así, era de neustro preferidos. Grandes charlas filosóficas que bien pudieran haber cambiado el país allí tuvimos.

– De nye venner. Bar situado en la calle paralela. Lo recuerdo con especial cariño por ser el lugar donde un danés me enseñó a jugar al backgamon. Y donde gané a Victor en mi primera partida 😉

– Dalle Valle. Cambiamos cerveza por comida. En Fiolstraede, de domingo a martes tienes el lugar perfecto para comer bien y barato. Comida a mitad de precio hicieron de este lugar el sitio idóneo para la cena final de despedida. Fue la única vez que me atreví a pedir salmón y aperitivos (buenísimos nachos y mejillones). No pagamos ni 10 euros x cabeza

– Paludan. Obviamente mi favorito. Es en esta cafeteria donde más tiempo he pasado. Leyendo, tomando chocolate caliente, jugando a los dados o simplemente con internet gratis. Libros que se pueden leer o comprar hacen al Paludan un sitio confortable donde pasar las frias y negras tardes invernales

– Rayuela. Al final me fuí sin entrar. 2 veces lo intenté y 2 veces me cerraron por diversos motivos. Llegué tarde y eso que fui a las 17:00. La cafeteria-libreria en español más famosa de Copenhagen. Si echas de menos la cultura española, es un buen lugar donde ir. Está en Norrebro, nada más cruzar los lagos.

– Find Jorgensen. A pesar de su nombre, es una de las discotecas del Meat Packing District. A diferencia del Jolene, fue el pub donde más nos gustó la música. La barra hizo que alguna coña y foto indeseada saliese a la luz. Gratis entrar pero debes aparentar 23 años para entrar. En general el Meat Packing es buena opción si quieres algo alternativillo.

– Francys Pony. Mítico. Verner nos llevó allí en mi primera noche danesa. Mojitos y otros cocktalies por 4-5 euros. 2 plantas con sillones para sentarse o entrada la noche para bailar. Siempre tendré buen recuerdo de él.

Pero si quieren fiesta, Erasmus y cerveza rancia, no duden del Kulorbar. Amado y odiado, no puedes irte de Copenhague sin haber ido un jueves. Con todas sus pegas, mis mejores noches de fiesta fueron allí

Si algún día me acuerdo de más, ya lo escribiré.





Mi última noche: hoy arde Copenhagen

23 06 2011

La última entrada de este blog en Dinamarca la voy a escribir desde la cafeteria Paludan con mi chocolate caliente. ¡¡Cómo no!! Cafeteria-Libreria que junto con la Black Diamond han sido mi rutina en Copenhagen.

La intensidad con la que si viven los días hace que esta semana se me haya hecho larguísima. No hace ni una semana cuando estaba nervioso por el devenir de mi examen y esta noche . Pero todo llega y hoy es mi último día en Dinamarca. La diferencia con ayer es que mis últimas horas me las he tomado con otra filosofia. Nada de nostalgia ni dramatismo en mi paseo por Roskilde. Estaba contento. Hasta el final, este pequeño pueblo me ha vuelto a sorprender. Desde hace varios días se ven autobuses descapotables circulando por la ciudad con jovenes alegres de fiesta con sus cervezas. Por su aspecto jovenzuelo, suponemos que han terminado la Selectividad danesa. Bueno, aunque aquí con las caritas de bebé que tiene la mayoria, todos parecen pubers. El caso es que hay estaban, a las 14:00, borrachos, en medio de la plaza, saltando, riendo, con sus gorritos marineros (que inundan la ciudad) y dando vueltas a la fuente pero sin bañarse ninguno en ella. ¿No se atreven a mojar sus piecitos a 17ºC? Cultura danesa…

Fui a Roskilde y a RUC básicamente a despedirme del Tiger y Super Brugsen que tantas alegrias me han proporcionado. No podía irme sin echar un último vistacillo. Luego me entró el síndrome Sara López, que consiste en seguir cogiendo ropa de tiendas aún a sabiendas que la maleta está a punto de reventar. Con la escusa de “esto no ocupa nada” he renovado todo mi vestuario de ropa interior. Lo de la maleta ya es otro caso. La ves ahí, llena y piensa que todos los recuerdos de un año están metidos dentro. Son los 20kg materiales que me quedarán de este país. Como Correos me cerró por lerdo, me arriesgaré mañana a ir y enviar la maleta. No quiero bultos en mi viaje por Italia. Porque esa es otra, no he pensado nada en el viaje por Roma, Perugia y Siena. La Signora Iris se salió con la suya y al final soy yo quien va a visitarla.

A la vuelta de Trekroner he ido a coger mi bici que la había dejado en Central station y para mi mayor sorpresa e indignación, alguien ¡¡ME HABÍA ROBADO MI CESTA!! Serán cabrones. Mi cesta del Fakta, esa cesta que tan útil me ha sido, que tan fácil hacía reconocer mi bici desde la distancia, ya no estaba 😦

23 de junio —> SANKT HANS. Habrá hogueras en distintos puntos de la ciudad: Soerne, Lanebro, Frederiskberg, Faedllenparken, Nyhavn y playas del norte. http://www.aok.dk/byliv/de-bedste-steder-at-fejre-sankthans

Animémonos. Disfrutemos de mi última noche. Hoy si que si, arderá Copenhagen

PS: En Hedehusene vive gente. Doy fe. Todo queda concentrado en los 100 metros de calle principal que tiene.





Despedida de Doña Sara López Zheen (Gin)

22 06 2011

No puedo escribir si cuando miro a través de la ventana de mi cuarto no veo tu bicicleta blanca aparcada esperándote. Al menos, no puedo escribir sin lágrimas en los ojos.

Cuando entré por primera vez en la Mediterranean Kitchen tu fuiste la persona que para mí pasaste más desapercibida. Fría, silenciosa y con un fuerte temperamento. Las tediosas clases de Social Media empezaron a forjar una amistad que la habitación 87 hizo inquebrantable. No has sido solo una amiga, has sido alguien en quién confiar, compañera de andanzas y aventuras, juntos hemos vivido las más variopintas situaciones. Ese ceño fruncido con el que tanto me peleé, tu lengua fuera cuando te ríes, tus “oye, una cosa”, tus chillidos cuando te martirizábamos con las cosquillas, tus christianitas, los viajes en tren, tu obsesión con el olor y los perfumes, las malditas compras, tus “de mientras”…  dios mio, la de anécdotas que tenemos! Fue en el Tiger donde comenzamos a aprender el uno del otro. Porque aunque siempre te infravalores, tu también me has enseñado muchas cosas, me has hecho crecer interiormente. Puede que algunas veces haya sido un poco cabroncete contigo pero te aseguro que nadie tiene en Copenhague el culo más duro que tu 😉 Y eso te honra.

Y ahora ahí te dejo. Hecha un matojo de nervios en el aeropuerto, con 4 capas de ropa y un sombrero con el que no se qué harás cuando llegues a Barcelona. Espero que tus trucos te hayan permitido tener un viaje tranquila. Como tranquila se queda la casa sin tus 100 kilos. De maletas digo. Porque a pesar de que siempre serás mi gordi, he de reconocer que tu barriguita a disminuido de tamaño. Serán los nervios…

Perdemos Studiestraede, perdemos una forma de vida, perdemos a otros 2 compañeros de piso inigualables pero joder Madrid y Barcelona están a tiro de piedra. Una con playa y otra con calor. La fiesta sigue, los zascas también, las conversaciones profundas de la cocina las tendremos por teléfono o en un bar. Ahora ya no se podrá criticar a la gente por la calle porque nos entenderán. Pero los gordos seguirán siendo gordos y los hijos de puta, hijos de puta morirán. Nos queda mil fotos de recuerdo, muchos recuerdos imborrables en nuestra memoria. Grandes momentos vividos juntos, juntos para siempre. La amistad no tiene fronteras.

Buen viaje!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Studiestraede a las 06:00

Menuda mañanita de lágrimas llevo. Luego me preguntan porque odio levantarme pronto…

Dudaba de que canción dedicarte pero me decanté por aquella que te ha hecho feliz en estos últimos momentos

*

**
***
****
*****