Entre la excitación y los nervios

28 11 2011

23:56. Y mañana examen a las 9:00. Pensaba que en este project me iba a librar pero no. Los nervios siempre te acompañan en los viajes. I wish I could be in David’s head right now! En España con el stress y la rutina no habia tenido tiempo para pensar en ello pero aquí, en Valby y a escasas horas de entrar en la sala, las cosas se ven diferentes.

Porque sí, por 4 vez aterricé en Copenhague. Eso lo convierte en la ciudad que más veces he ido. Sin embargo, por primera vez era yo el visitante y otra persona la que me esperaba con una sonrisa a la salida.

Rebuscando en mi casa encontré sellos de Dinamarca, 5 llaves de candado de bici, 2 clipcards de 2 y 7 zonas, 342 coronas danesas(=o), una luz de bicicleta y un mechero del Tiger. Está claro que el destino quería que volviese. Y volví, y la bici seguía allí. La ilusión ha sido tremenda pero mis piernas ya no son tan fuertes como antaño. La cuesta del zoo pudo conmigo.

Andando por la ciudad parece como si el tiempo no hubiese pasado, como si de verdad siguiese viviendo allí. Pero no. En nuestra casa ya vive otra gente. Una norteña me abrió la puerta y me confirmó lo obvio, Constantin is not living here. Ya lo sé pero alguna escusa había que inventar para ver si se tiraba el rollo y nos invitaba a pasar. No hubo suerte. Veremos si mañana en Korallen, el inquilino de la 18 es más receptivo.

Pero mañana será otro día

Anuncios