Cuando la vida era… “don’t worry, be happy”

30 11 2011

Se llama Carmen, es tímida, vive en Valby y estudia Life Science. Lo que no se es cómo me ha podido soportar durante 3 días con mis nervios, mi impuntualidad y mi nula previsión del tiempo. Aunque yo era el visitante, le tocó tragarse el tour por Roskilde (paseo por el fiordo incluido), visita al campus de RUC, parada en la Black Diamond y paseo por el centro de Copenhague. Paciencia infinita es lo que la define. Gracias por tu hospitalidad y tus bocatas de queso =P

Lo bonito de los buenos recuerdos de Copenhague es que su imagen se quedó congelada en nuestras memorias. El paso del tiempo tiende a dulcificar los aspectos negativos y finalmente me mitifica el lugar como templo y santo de nuestra devoción. El bar ajandroso, sucio y con humera es, el Floss; la cerveza con gas y de calidad pésima es, el Kulorbar; y el Mercadona y sus precios se olvidan por, el Netto.

Pero la ciudad cambia. Poco a poco. Las obras en la calle peatonal que conecta Norreport y Stroget ya han cambiado la mitad del pavimento del suelo, el hotel D’Anglaterre está cubierto por andamios, al lado de Korallen el edificio en obras ya le supera en altura y el mercado de comida de Norreport por fin está abierto. 2 edificios simples pero modernos donde se puede comer y beber a precio danés (es decir, muy caro). Para que se hagan una idea, es como la Boqueria en Barna y el Mercado San Miguel en Madrid.

¡¡Cómo no voy a ser optimista si en Copenhague todo me ha salido a pedir de boca!! Desde el examen, a no pagar en el tren, pasando por la compra del Super Brugsen o que mi bici continuase aparcada. Bueno, de esto último decir que se ha notado que estoy desentrenado. Me costaba pedalear y la cuesta de la Calsberg no fue el único “fail” que tuve. Oficialmente, la excusa es que las ruedas estaban desinfladas y costaba más. Tras el recorrido por la ciudad, mi bici roja ya ha cambiado definitivamente de manos. Otro Erasmus la aprovechará en mi lugar pero hemos llegado al acuerdo que si yo o algún amigo va de visita a Copenhague nos la dejará para usarla. Good deal.

Aunque solo tuve tiempo para pasar una agradable velada con los pocos supervivientes que se quedaron trabajando, de bastantes personas me he acordado en distintos lugares. Por ejemplo, Clàudia. Hay otra Clàudia (con el acento remarcado en la à) que vive en Korallen, muy catalana y estudiante de Comunicación en la Pompeu. Curiosidades

Sara tuvo razón en afirmar que aunque en principio fuese una putada lo del examen, el destino me tenia reservado volver. Breivik atentó en Utoya y me sirvió para hacer una buena presentacion oral, ahora dejo la bici en buenas manos, planté el árbol, me pude despedir tranquilamente de la ciudad y no con la prisas de mi último día enviando mi maleta por Correos, y sobre todo; me fui con una sonrisa. Nada de tristeza o lágrimas. El Erasmus se acabó y nada de Dinamarca volverá a significar lo mismo, sin embargo, durante unos días te sumerges de nuevo en ese mundo, paseas por la calle y sientes como si el tiempo no hubiese transcurrido; vuelves a los días en los que te sentías libre, te guiabas por la improvisación y cometías locura. Días eternos en los que el sol salía por Occidente.

Solo hay que buscar una excusa, un motivo para volver. Y yo lo tengo claro. Volveré 🙂

PD: 5 meses después, el blog sigue teniendo muchas visitas. ¿Quién narices lo lee?

Anuncios




Give me everything tonight

29 11 2011

Tras la borrachera post-examen (literal) toca darlo todo esta noche. Dicen en los mentideros de la ciudad que ahora el Kulorbar tiene laq misma promoción de barra libre por 60DKK los MARTES. ¿Y hoy es…? En fin, en Trekroner derramé mis últimas lágrimas pero además dejé un recuerdo la posteridad: las semillas de lo que en un futuro será un bonito pino y cerezo. Bueno, si algún día crece. La huella de este Eramus bien lo merece.

¿Y qué decir de mi día aquí? Básicamente un resumen de mi Erasmus: recorrido por Roskilde para enseñarselo a mi amiga Carmen, visitilla a Christiania, trapicheos en el tren, colecta en el Super Brugsen y chocolate en el Paludan. Como apunte señalar que Carmen también tiene reservas de tomate Orlando en su despensa a mansalva… Lo bueno se pega.

Señores, el vino del Super Brugsen me está empezando a hacer efecto y las palabras y las letras se confunde. La lucidez se pierde y a las citas se llega tarde. Asi que, hasta mañana. Oficialmente, el último día del blog, puesto que ya nada me ata a Dinamarca. El futuro no está escrito. ¡¡¡Escribánlo!!!!

PD: Suena Pitbull. Eramus. Kulorbar. Tonight.





I got a 10 =)

29 11 2011

Basically, because they liked my oral presentation (and of course, the incredible work of my partners)

 

Is possible a terrorist attack, as the Breivik’s one, in Denmark?

 

I had prepared another oral presentation for the exam in May. But on July 22, it happened an issue which let me amazed.  At least, in Spain, the Scandinavian countries are the HEAVEN. So, how a rich and peaceful country like Norway could suffer a deadly massacre and bomb attack at the hands of one of its own citizens is something of a mystery.

I think that you know who I am talking about: Anders Breivik is the 32-year-old man, a right-wing fundamentalist Christian, a gun-loving Norwegian obsessed with what he saw as the threat of multiculturalism and Muslim immigration to the cultural and patriotic values of his country.

Some weeks ago, in the trial against him for the terrorists attack, he declared himself a “military commander” in the “Norwegian resistance” movement. This was a surprise for me because it was exactly the same that I wrote on May in the project. As Tariq Modood explained in his book “The politics of multiculturalism in the new Europe”, both in Norway and Denmark, there are associations and movements anti-immigrants whose “main goal is the desire to establish themselves as citizens engaged in a new resistance movement”. They fight against of what they consider as foreigner invaders and national traitors. That’s why, Breivik admitted his responsibility for the attack but he did not plead guilty, saying these acts were necessary to save Norway and Western Europe. So the problem is not just the immigration, is also the people, politicians, who support with their politics the multiculturalism.

“The common denominator in all the anti-immigration strategies is that they draw an analogy between the alleged mass immigration of Third World refugees, portrayed as an invasion, and Nazi Germany´s invasion of Denmark and Norway in 1940.” (Modood)

And why is it related with Denmark? Four months after the attack in Norway by Breivik, the Danish domestic intelligence agency has warned a similar attack could happen in Denmark. Jakob Scharf, head of PET, told Jyllands-Posten newspaper. “We have seen a development in both the politically extreme environments and also a general development in terms of terrorism.” PET also wants to improve the police’s preparedness and their capacity to respond quickly to terrorist attacks. Together, the efforts will attempt to make it impossible to plan and instigate a massacre like the one in Norway that cost the lives of 77 people.

According to Breivik’s manifesto, Muslim communities in Europe pose an unavoidable conflict to the interests of the white, majority populations. He pointed Denmark  “as the first Western country to face a civil war due to Muslim immigration,”

Scared? Not yet.

Then, is Denmark a racist country? In my opinion; no. But reading “Thinking sociologically” of Baumann and his “Use and Them theory”, I (and my partners) could understand why DPP are so popular in Denmark or why Breivik killed that people.

Many people agree that the national debate in Denmark around immigration and multiculturalism has been characterized by often incediary, harsh language.
As for example the declaration of Pia, the leader of the Danish People’s Party (DF) some years ago: “Multiculturalism is not tolerance and freedom, but a tense power balance where one word can disturb the peace”.

Civil war, disturb the peace… and one fear. This anti-EU and anti-immigration party shares Breivik’s fear that toward the end of this century, non-western immigrants will outnumber ethnic Danes. And who is the responsible? Politics of multiculturalism.

To sum up, I will tell an anecdote: I was talking about my project with a Danish friend and I asked him which his opinion about DPP campaign was. He answer me he didn’t know where DPP pretend to go with that campaign of hate and what fanatics could do. No one suspected anything about Breivik’s plans however one thing is clear: Fear leads to Anger. Anger leads to Hate. And Hate is the path to the dark side, as Yoda said in Star Wars  😀

 

Thanks to the Copenhagen Post for the information and RUC for the experience. Hasta la vista Trekroner 😉





Entre la excitación y los nervios

28 11 2011

23:56. Y mañana examen a las 9:00. Pensaba que en este project me iba a librar pero no. Los nervios siempre te acompañan en los viajes. I wish I could be in David’s head right now! En España con el stress y la rutina no habia tenido tiempo para pensar en ello pero aquí, en Valby y a escasas horas de entrar en la sala, las cosas se ven diferentes.

Porque sí, por 4 vez aterricé en Copenhague. Eso lo convierte en la ciudad que más veces he ido. Sin embargo, por primera vez era yo el visitante y otra persona la que me esperaba con una sonrisa a la salida.

Rebuscando en mi casa encontré sellos de Dinamarca, 5 llaves de candado de bici, 2 clipcards de 2 y 7 zonas, 342 coronas danesas(=o), una luz de bicicleta y un mechero del Tiger. Está claro que el destino quería que volviese. Y volví, y la bici seguía allí. La ilusión ha sido tremenda pero mis piernas ya no son tan fuertes como antaño. La cuesta del zoo pudo conmigo.

Andando por la ciudad parece como si el tiempo no hubiese pasado, como si de verdad siguiese viviendo allí. Pero no. En nuestra casa ya vive otra gente. Una norteña me abrió la puerta y me confirmó lo obvio, Constantin is not living here. Ya lo sé pero alguna escusa había que inventar para ver si se tiraba el rollo y nos invitaba a pasar. No hubo suerte. Veremos si mañana en Korallen, el inquilino de la 18 es más receptivo.

Pero mañana será otro día





De vuelta al norte

27 11 2011

No será como imaginaba hace meses mi vuelta a Dinamarca, no obstante, la maleta ya está casi lista. Vuelvo para terminar la cosa pendiente que me falta por hacer en Dinamarca. De ahí la mezcla de emoción y nerviosismo.

Sacado de su contexto, todo parecerá muy diferente. Quizás nada tenga el mismo sentido. ¿Se acuerdan que hace un año por estas fechas estaba todo envado y era la cocktail party? Un año ya. Pero lo que no cambia son las ayudas. Victor, Sara y Guille han contribuido con su granito de arena (o favores) a que mi vuelta sea más feliz. O cómo diria Ana, con mis trapicheos.

No habrá Kulorbar, pero los 3 días prometen ser muy intensos…