Sweet symphony

7 06 2011

La experiencia de viajar solo no está yendo nada mal. Gdansk es una ciudad relativamente pequeña asi que me cogí el tranvia y me fuí para la playa y el parque Oliwa. En las afueras de la ciudad se nota de nuevo el pasado comunista de Polonia con la construcción de edificios en serie, todos iguales pero con diferente colorido. Exactamente igual que en Berlin Este. Otra cosa curiosa es que nunca habia visto el casco historico de una ciudad con tanto verde. Pero son zonas verdes descuidadas, a modo de descampado donde la naturaleza ha crecido libremente. Nada de jardines milimétricamente cuidados. En su lugar, espigas, ortigas y arbustos.

Polonia no es la panacea pero el bolsillo nota que los productos son bastante más bajos que en Dinamarca. 2 barras de pan que he comprado, dime tu desde cuando no hacia eso en Copenhagen. Para completar mi gusto por la ciudad, en estos 2 días un grupo de 5 jóvenes (chicos y chicas) se apostaron en la puerta que da acceso a la calle principal y con los acordes del violín, oboe, contrabajo, trompeta y acordeón entrabas en Dluga a ritmo de Puccini o Vivaldi. Un encanto especial. Unos cuantos zlotis les dejé de propina. Alguna corona caeria tambien porque el lio ya si que es monumental. Entre las suecas para coger el bus de Malmo (dividir entre nueve), als danesas por ser donde vivio (dividir entre 7) y los zlotis polacos (dividir entre 4) me estoy aprendiendo la tabla de dividir de carrerilla. Ya no pido q se parezcan las monedas pero al menos que 20 coronas suecas no sean un billete y 20 coronas danesas una moneda, que en polonia haya hasta un centimo de zloti, cuando hacia que no veia céntimos meses, y tengan nueve tipos diferentes de moneda. En fin, que he tenido que vaciar el monedero y separar por paises.

Lo del calor es cosa aparte. Si esto es un adelanto de lo q me espera en Madrid, declaro categoricamente mi amor por el frio. 30 grados, humedad y a Dios gracias que hacia viento y que en las iglesias se conservaba el frio. Que curioso, agradeciendoselo a  mi amado viento y mi querida Iglesia. Ahora que la sala común se ha quedado por fín tranquila voy a terminar de leer el periódico. Y si hay ganas ya bajaré al pub que tienen montado abajo. Mañana 6 horas en tren a Varsovia


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: