Copenhaguíaco

2 06 2011

Mira que me lo pones díficil. Te empeñas en mostrar los encantos y ventajas de vivir aquí. Pones a prueba mi voluntad de volver a la castiza Madrid. Solo tú montas debajo mismo de nuestra casa una fiesta que llena de gente todas las calles aledañas. Una tarde que empezó a las 16:00 y se prolongó hasta más allá de media noche. 5 escenarios que se turnaban a la hora de poner música. Desde la cocina se escuchaba todo. En el salón parecía que estuviesemos ahí mismo, desde la ventana saludábamos a la muchedumbre allí agolpada, desde la puerta recibíamos a las danesas que pedían por favor usar nuestro baños. Pierdes la conciencia del tiempo y empeizas a divagar, conocer gente y mantener charlas con o sin sentido. De repente descubres que tienes hambre. Son las 23:00. No es completamente de noche aún. Todavía hay tiempo para pasar por el Dubliners a echar el resto. Te acuestas a las 2. Estás reventado. Por un día Studiestraede fue la capital de la fiesta danesa. Mañana cambia el barrio. Prosigue Distortion.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: