People´s Kitchen

6 05 2011

Ayer fue un día, ¿cómo decirlo?, ¡chachi! Suena muy niño pero es que así fue como caí en la cama tras muchas intensas horas. Por la mañana tocó ración de project. Tras las 2 horas y media de meeting el miercoles con el supervisor en RUC, tocaba escribir y leer libros. Más inmigración, peticiones de asilo de refugiados de Oriente Medio, musulmanes en Dinamarca y entrevista a 2 jóvenes con velo. Productivo, como suele decirse. Luego tocó ocio claro está. 2 pizzas y un gofre hicieron de comida mientras veiamos a la gente pasar por la calle peatonal de Stroget. Karen comentó ayer que al volver de viaje sientes que llegas a Dinamarca como si fuese tu casa. Razón no le faltaba.

Llenado el buche fuimos a Christiania (¿dónde si no?) a realizar unas entrevistas a la gente de allí (¡listillos que os habeis colado!). Estuvimos en la famosa herreria de mujeres, formada hace 30 años por varias hippies rebeldes que se negaban a aceptar que hubiese trabajos solo para hombres. Poco aspecto alternativo les queda a esas 3 simpáticas herreras que todavía aún continuando fabricando curiosas esculturas con materiales reciclados. No nos entretuvimos mucho porque habíamos quedado a las 17:00 para ayudar a preparar la cena. En Christiania como en muchos otros lugares de Dinamarca y Copenhague, la gente prepara cenas solidarias y por un módico precio de 20DKK puedes comer ecologicamente, claro está. No obstante, en esta People´s Kitchen si ayudas a preparlo todo puedes comer gratis. Asi que nos pusimos a pelar patatas y verduras con los daneses allí presentes. (Luego no me pregunten por qué no quiero volver). Sin duda una gran experiencia que además te sirve para conocer a más gente. ¿En qué momento acabamos con una sueca, una portuguesa, una francesa y una danesa hablando en español? Dinamarca y solidaridad, un ejemplo más. Nos invitaron a volver e incluso a ir a otro experimento de viviendas en el canal. Okupas, claro.

Entre que cenan temprano y los días cada vez son más largos, nos dió tiempo a tumbarnos en el cesped y volver con las bicis viendo como el sol se escondia y el atardecer daba paso a un cielo anaranjado con las puntas de las torres destellando. Suena a cuento pero es que lo es. En esos momentos uno se siente como Lucy in the sky with diamond

… o a putno de despegar con la bici como ET😉


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: