Días radiantes. El Dansk Folkeparti por dentro

29 04 2011

http://www.youtube.com/watch?v=zZhMC4-kQd4: Interview to Kim Beyer-Eskildsen (Danish People Party)

La utopía es sencillamente la respuesta creativa de lo imaginario a una carencia presente, la respuesta ficticia a necesidades que los hombres, al no poder satisfacerlas en el presente, las remiten a mundos ideales. Como el sueño, la utopía es del dominio de lo imaginario. No hay utopías, solo distintos grados de convencimiento en el ser humano. Soñar no es irreal. Los sueños están para cumplirse. Utópico llamaron a uno por pensar que se podía vivir en el siglo XV como vivimos en la presente era. Felicidad y frustración son sentimientos que se pueden entremezclar al alcanzar un sueño. ¿Pero podemos quedarnos sin sueños?

Los días radiantes son aquellos que se concatenan los planetas y todos alcanzamos un sueño que hace poco parecía imposible.

No eran las 10 de la mañana cuando Marc y yo andabamos como locos buscando en el impresionante edificio de Christianborg algún resquicio que indicase las letras de DF. Habíamos quedado con el jefe de campaña de comunicación del partido nacionalista danés y no queríamos cumplir el tópico “españoles, tardones” delante de un simpatizante xenófobo. El lugar en cuestión de la cita era el Parlamento. en Christianborg se junta el Parlamento, las oficinas del primer ministro, el Tribunal de Justicia y las salas de recepción de la Reina. Lo que no sabíamos era que también había cientos de oficinas de los distintos partidos políticos. Kim Beyer-Eskildsen, el hombre en cuestión, nos llevó por las profundidades del edificio. Salas, pasillos, escaleras y 10 minutos después conseguimos llegar a su despacho. Este era una perfecta representación de lo que uno puede esperar del Dansk Folkerparti: Bandera danesa presidiendo la sala (¿que esperábamos?), retrato de los lideres del partido con especial protagonismo de Mamma Pia (su lideresa, con ciertos aires a la mía), el poster anti-mezquitas, una tele de plasma, comida y bebidas accesibles en la mesa y curiosa, pero no sorprendentemente, las banderas de EEUU e Israel. ¿Y la UE? “No queremos pagar a los paises sureños”.

El caso es que el señor Beyer era alguien normal, alguien de mediana edad que si ves por la calle no piensas raro. Ingenuo yo por esperar a un monstruo de 3 cabezas. Su discurso muy formal, revestido de ese aspecto democrático del que tanto les gusta presumir: respetan la libertad de expresión, de credo, defienden a los gays (lo repitió 3-4 veces), los derechos humanos y blabla… Contestó las preguntas con moderación y un asombroso alto grado de credibilidad, alejado de posturas radicales. Si me impresionó que estudiase Comunicación en RUC. Se suponía que teniamos que obviar nuestra procedencia por miedo al rechazo que podía tener la universidad por sus posturas y comunistas. Buen comunicador era, por algo el Dansk Folkeparti es el tercer partido más votado en Dinamarca


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: