Christianhavn

6 04 2011

A poco que cojas la bici y te pierdas por las calles de la ciudad, seguramente llegarás al barrio de Christianhavn. Rodeado por 2 grandes canales y surcado por varios más pequeños, como si de un laberinto se tratase, los canales pueden jugarte un mala pasada y convertir tu paseo en una ratonera. Has de calcular bien tu camino si no quieres descubrir que debes de retroceder varias calles para encontrar un puente que te cruce al otro lado. Un paseo por sus calles te retrotraerá a la cabeza imágenes de Amsterdam. Los barcos, la arquitectura de las casas y estar sentado a la orilla de los canales. Unas calles más adentro se puede respirar incluso los mismos aires que soplan por Amsterdam sin embargo, su atractivo no se queda solo ahí.

Una torre dorada te da la bienvenida. Aunque a alguno le pueda sorprender, su vista no le habrá engañado si ve a gente subiendo por la escalera circular exterior. Una simple barra separa el precipicio de unas increíbles vistas de la ciudad. Dejando al lado ciertas zonas más alternativas y concurridas, el barrio esconde uno de las más importantes atracciones de la ciudad. Si uno se lo encuentra por casualidad quizás pase de largo sin percatarse de nada o más probable es que alucine de su ubicación pero estará contemplando delante suya al mejor restaurante del mundo. El Bulli dejó paso el año pasado al Noma. Proveniente de la fusión de las palabras NOrdisk y MAd (comida), solo un pequeño cartel indica que te encuentras en el sitio correcto. Solo hay un camino posible para llegar hasta allí, otra vía le llevará a toparse con canales. Enfrente del Nyhavn, al otro lado del gran canal, en un edificio que durante 200 años ha sido un centro de negocios entre los países nórdicos (especialmente Islandia, Islas Feroe, Groenlandia, Finlandia y Dinamarca), el Noma muestra un aspecto sobrio por fuera y elegante -con piel de cordero en las sillas- por dentro. Dejando de lado a este restaurante, y volviendo sobre nuestros pasos se encuentra el nuevo Teatro Real. En verdad hay que avanzar porque está justo enfrente del Palacio Real, a 50metros pero los puentes brillan por su ausencia.

Barrio de pescadores, barrio curioso, barrio tranquilo, barrio perfecto para sentarse a leer mientras observas el bullicio de gente al otro lado del canal y contemplas la puesta de sol.

 


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: