Los viernes al sol

1 04 2011

“A veces te mataría y otras en cambio te quiero comer, me estas quitando la vida…”.

1 frase que resume varios momentos de una ciudad. Copenhague.

Qué razón tenía Amaral con esta canción sin embargo, hoy la ciudad mostró su mejor cara. Stroget estaba repleta de gente que caminaba o compraba, que reía o simplemente pasaba. Varios grupos de jovenes atraían la atracción de esa gente recogiendo dinero para ayudar a los refugiados de la guerra de Libia, otros se entretenian escuchando al violinista tocar los compases de El Padrino o viendo a 3 mamis cantando “Ohh happy day”.

 

El termometro marcaba 10 grados pero eso no importó para quitarme el abrigo en la calle después de muchos meses. Bueno, los daneses ya iban en manga corta y las terrazas estaban repletas. Y como viejos, sentados en un banco al sol con los lagos de Vesterbro al fondo. Solo faltó echar pan a los patos.

Ayer fue jueves y como un verdadero ritual el Kulorbar no faltó a nuestra cita. Quizás fue una de las mejores noches allí. 5 horas que se me pasaron volando. Bailes, tarimas y fotos. Recuerdos de otros tiempos. Estaba repleto y la cerveza sigue siendo igual de odiosa y matadora que siempre. Tampoco faltaron los revivals de estrellas apagadas. Pero esta noche había gente especial. Amigos que con su sola presencia hace que algunas noches sean inolvidables.

 

PD: Aunque no se aprecie, el termometro marcaba en ese momento 13 gradazos


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: