La sirenita

28 03 2011

La había visto con nieve, con hielo, con viento, con frio, en una pantalla en Shangai pero nunca tan soleada y calurosa. Que sepas que me caes mal. Tanto andar y andar para ver un retaquito a la orilla del mar. No entiendo por qué es tan famosa ni por qué narices la plantaron allí. Luego la gente no quiere que diga “cabrona” e “hija de puta”.

Pero todo sea por las visitas. Las tan adoradas visitas. ¿Qué sería mi vida en Dinamarca sin ellas?. Ingenuo de mí cuando creía que andie vendría a verme. No ha importado los -17 grados, la nieve por los tobillos o las rachas de viento. Tampoco q el billete suba de ciento y pico euros. Con las visitas he descubierto rincones de la ciudad, he visitado todos los monumentos habidos y por haber. No obstante, también he repetido visitas a las mismas cosas del orden de 7/8 veces. Aunque lo que no cambio por nada es la sensación del reencuentro. Sus caritas sonrientes. Merece la pena contar el mismo discurso de Dinamarca y su gente.

Hoy la anecdota fue el viaje en tren a Roskilde. A la ida escondidos en el baño, a la vuelta conteniendo la respiración para que no pillasen la Copenhague card falsa. Al final todo salió bien y las risas dieron paso a los nervios.Mañana a las 6:10 arriba. Suecia espera de nuevo


Acciones

Information

One response

2 04 2011
Elena

Jajajajaja! Me encanta! =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: