Bogcafé

25 03 2011

As time goes on, I realize how much Copenhagen life means to me.

Una calle empedrada separa la Universidad de Derecho y la Iglesia de la Natividad, 2 imponentes edificios con más de 1siglo de vida. La vida es bella suena en los acordes de un violín. En efecto, la vida en ocasiones lo parece. La tienda de helados indica hasta que punto 10 grados puede ser considerado calor. Frue Plads siempre combina el bullicio de estudiantes con las señoras danesas que hacen la compra en el Netto de Fiolstraede.

Sentado en una cafeteria en Sankt Peders Straede, con una Fanta de naranja y una ensalada de acompañante, leyendo en mi Papyre. Relax, tranquilidad y meditación. Algo nuevo en mi vida. El Madrid bohemio que nunca he disfrutado. El lugar en cuestión, como la inmensa mayoría, es acogedor y tiene wifi. Una señora se encarga de limpiar las estanterias repletas de libros.No falta detalle. Lo cuidan todo al milímetro

Los Bogcafé como las bicicletas es lo que más engancha de esta ciudad. El sol anima a coger la bici y perderse por otros barrios de la ciudad, con la certeza de que tarde o temprano acabrás encontrando algo conocido. Chiquitita pero con muchos rincones por descubrir. Diferente pero como todas las ciudades, con calles y edificios de múltiples estilos.

COPENHAGEN

COPENHAGEN

COPENHAGEN

Hacia tiempo que no veia amanecer. Volvió a ser un jueves loco aunque me da la sensación que la semana que viene promete ser mejor. Llegan más visitas.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: