Con un frio de cojones

24 02 2011

¡¡Cuanto echaba de menos visitar las Joyas de la Corona danesa!! En la séptima visita reparé en que habia objetos que faltaban de la colección. Seguramente Doña Margarita habrá requerido la posesión de algún tocador o cuadro familiar. O un regalo por los servicios prestados a algún tirano depuesto. Los visitantes sirven para romper la rutina y poder patear la ciudad. Siempre hay anecdotas o lugares nuevos por descubrir. Calles y cafeterias por los que nunca antes habias pasado. O paisajes únicos.

Pero las cosas que nos hacen felices son esos pequeños detalles que dan sentido a la vida. ¿Cómo debe de ser montar en una tabla sobre el fiordo de Roskilde?

¿Y que se siente siendo Rey con pantunflas por unos segundos?

¿Cuántas veces podré patinar sobre el mar Báltico?


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: