Predator has died

17 02 2011

“Predator es un ente abstracto que ataca a algunas personas por la noche y se las lleva a lugares desconocidos; la persona en cuestión no vuelve a dar señales de vida hasta el día siguiente. El disfraz de predator es un vestido negro con un corazón de cartulina roja en el pecho.”

(Lost… in Roskilde). 15-02-2009

¿Sería este el inicio de la leyenda de Predator en Korallen? No estoy seguro si fue la pionera de la idea pero leyendo el blog mencionado anteriomente y observando las hojas de examen que cubrian los cajones de mi cuarto y las firmas que había en el sillón; puedo afirmar que hace 2 años una malagueña convivia con Predator. Lo que si está claro es que yo he sido el último inquilino en cuya puerta había una cartulina en forma de corazón rojo con el número 18. Sin embargo, el nuevo huesped (francés) arrebató parte de la esencia a esa habitación. No sabe este chico que los grandes mitos nunca mueren y que las leyendas se resisten a ser desterradas. Un corazón ha quedado patente en la puerta. No está hecho de cartulina sino que es el contraste entre la suciedad acumulada en la puerta durante años y el escudo anti-mugre que fue Predator. No cabe duda que pasarán años y se igualará. Posiblemente nadie recordará a Predator pero espero que se recuerde mucho menos al francés.

Siempre me sentí cómodo viéndolo en la puerta. Era un rasgo distintorio clave en unos comienzos en los que todos somos nuevos.  Motivo de preguntas y curiosidad. También de motes. La fiesta de los 80 lo inmortalizo en decenas de fotos con gente disfrazada. Curiosamente así parece que surgió. Como un disfraz.


Acciones

Information

2 responses

19 02 2011
7

He tropezado y he caido aquí, es curioso ver donde puedes ir parando a lo largo de tu vida y es más curioso aún, ver como el pasado siempre vuelve, una y otra vez, los mismos hechos. Estos vuelven a ocurrir con otras circunstancias, pero siendo, básicamente, semejantes.
Yo estuve el día que “predator” nació, le ví crecer y le ví marchar, aunque hoy sé que jamás se fué. Yo pertenecí a ese grupo de españoles que arribó a las costas vikingas de Roskilde el curso 2008/09, el año en que la leyenda comenzó.
Hoy gracias a ti, la leyenda sigue viva, gracias por hacernos recordar.🙂

28 02 2011
nowel

Good save Predator!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: