Cumpleaños y tradiciones danesas

10 02 2011

A veces me pregunto por qué casi todos los daneses que conozco han estado varios meses en Sudámerica. Incluso, aprenden y hablan español sudamericano

Son las horas previas a la salida de Mubarak del poder en Egipto. Mientras medio mundo lo mira con expectación, nosotros pasaremos esos momentos en la fiesta que se organiza los jueves en CBS, la Copenhague Business School. Con un poco de morro y descaro es un buen lugar para conocer a gente danesa e internacional. Ideal para cambiar de aires. Aunque para danés, la fiesta de cumpleaños de ayer. Stine, una chica danesa-latina muy maja nos invitio a su residencia de Copenhague a vivir un cumple danés. El choque de culturas de vió claramente nada más entrar: gente sentadita en varias mesas hablando en su idioma, en plan tranquilo y con música ambiental. El temazo de la noche llegó con Police y su “I´ll be watching you”. Al principio costó integrarse y nos marginamos en una mesa tipo tablao flamenco.

Luego, poco a poco “fortunately yes” varios daneses comenzaron a interesarse por nosotros. La cosa se animó y llegó el turno de la piñata. O eso parecia al principio. En Dinamarca a esa tradición se la llama: Fastelavn. El juego consiste en dar golpes con un palo a un tonel lleno de fruta (¿dónde quedaron las golosinas?) hasta que se rompe. La piñata cuelga de una cuerda y todos van golpeando por turnos. A veces hay que darle muchos golpes hasta que se rompe, y el que lo consigue es el ganador. En realidad hay dos ganadores: el rey y la reina de los gatos. Se lleva el título de ‘reina de los gatos’ el primero o la primera que logre hacer un agujero en la piñata haciendo caer la fruta que tiene dentro. Entonces todos los que han ayudado a “sacar al gato del tonel” se abalanzan sobre las golosinas y la fruta. Será ‘rey de los gatos’ quien consiga hacer caer el último trozo del tonel.

Y como no hay cumple sin canción de felicitación, a Stine le llegó su turno. Sinceramente, nuestro “cumpleaños feliz” se queda ridiculo con su canción. Más pegadiza, más orginal y más ininteligible. El cumpleañero elige tres instrumentos y sus amigos en diversas partes de la canción imitan el sonido de esos instrumentos. Cuando encuentre un video chulo en Youtube, lo subo.

La noche acabó en Rust, una discoteca de Norrebro donde ponen música rap en la planta baja y en la de arriba hay una especie de bar con gente sentada en mesas bebiendo cervezas. Lo dicho, muy danés.

PD: También es muy danés que la gente de aquí no entienda porque me puede encantar su país.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: