La bici, al taller

7 02 2011

Lo veia venir y al final de tanto verlo, lo sentí. El pinchazo también llego a lo más profundo de mi cuerpo porque la bici es algo más que un medio de transporte en Copenhague. Es mi bici roja que me permite llegar a cualquier sitio a mitad de tiempo.

El accidente sucedió en los lagos. veniamos Guille y yo de vuelta de neustro paseo matutino en bici. Las ruedas eran viejas y estaban algo desinfladas. Por la mañana accedí a la sugerencia perpetua de Victor y Guille de inflar más la rueda. No se si fue por exceso de aire o porque tanto tiempo usándola sin el correcto inflado dañó las ruedas, el caso es que reventó. No solo la cámara sino también el neumático.

Ahora toca taller y reparación. Y cotejar precios. Iré a Norrebro a ver si el arreglo es más barato que las 400 DKK que me piden en Norreport.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: