Aquí no hay playa

10 01 2011

LA verdad es que desde que se que voy a vivir en otro país, hoy es el día que menos ganas tengo de ir a Dinamarca. Absolutamente ninguna. Si facil fue el proceso de integración a la nueva vida, más sencillo ha sido la readaptación. Todo gracias a la gente que aquí dejé y tan buenas vacaciones me ha proporcionado. Y curioso es que sin haberme acordado muchas veces de España cuando estaba allí ahora me de tristeza dejarlo. Puede resultar tópico pero uno no valora lo que tiene hasta que lo pierde.

La vida por los madriles sigue igual que cuando me marché y su gente no ha cambiado apenas:

Mis compañeras de Zara siempre tan locas y haciendo paridas

Las reuniones familiares por fin de año

Los compañeros de colegio con sus vidas e historietas

El Rayito, con mis sufirmientos y mala suerte

Elena, las tardes tan perfectas y largas conversaciones

Iris y los paseos por Madrid

Las cabras locas barajeñas, siempre with the obsesion.

Y Madrid, mi querido Madrid


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: