Happy New Year y la mañana con el trineo

18 12 2010

Tomorrow I will publish the comments that the students wrote yesterday. There are a lot of so I can´t read and write all of them for today. Thanks so much because I never imagined that so many people would write comments.

Desde la primera fiesta desee que hubiese algo como lo de ayer: poca gente pero importante. De esta con la que bailas, ries, comentas y haces el tonto. En el fondo, despides el año con la gente que más te importa y de eso era lo que se trataba ayer, desear un 2011 si cabe mejor que el 2010 que da sus últimas bocanadas. Algo realmente dificil para mí porque excluyendo mis 8 meses en España, 2010 me ha deparado geniale smomentos en Dinamarca. Ayer en el ambiente flotaba la sensación de fin de ciclo. Se veía en las caras, se veía en las lágrimas, se veía en los abrazos, se veía en los últimos bailes. Para la gran mayoría esto de acabó. Para los que sobrevivimos, sabemos que nada será igual después de Navidades y mucho menos después de las despedidas a finales de Enero. Habrá gente de la que no te despidas y en el fondop te dará igual. Habrá de otros a los que por avatares del destino no podrás decir adiós, apesar de que te hubiese gustado darles un último abrazo. Sin embargo, las peores son las de aquellos que más sientes. Sabes que solo volverás a ver a esa persona si realmente te importa y vas (o viene) a visitarte. El reencuentro queda supeditado a las 2 partes.

Al menos en la fiesta cumplimos con un de las tradiciones más españolas que existen: comer 12 uvas. En verdad fueron 12 bolas de chocolate -con la masa pastosa que eso forma en la boca- debido a que el presupuesto no daba para más. Tampoco faltó los habituales lios con los cuartos y las campanadas. Con lo cual, cada uno acabó a su bola. Con bengalas en las manos, Mecano dió la bienvenida al nuevo año. El resto de la fiesta fue un desparrame de música, con cada uno haciendo de DJ y poniendo su música favorita. La última fiesta ostentará un record histórico en nuestro Erasmus: Ha sido la primera fiesta sin nuevas parejas. Quizás porque era un día más triste y sentimentaloide. Más proclive a pasarlo con los amigos y disfrutar de cada momento con todos.

Por eso, tras abandonar la cocina, 9 personas acampamos en el cuarto de Eva con colchones, mantas y sábanas, dispuestos a pasar la noche juntos. Varias afirmaciones: colchón=suelo. 9 personas=encajonamiento. Miriam=FORNO. El día amaneció cuando Sara interrumpió nuestro sueño. El cielo, el aire y el suelo tenían el mismo color: blanco. De este modo aprovechamos lo que quedaba de día tirandonos por un cerro con los trineos. Como niños pequeños. ¡¡Y tan felices!! Victor y yo hicimos el amago de cruzar el lago congelado pero quedó en eso, amago. Erasmu solo se es una vez en la vida. Pero no hace falta morir en Diciembre congelado. No lo duden, lo cruzaremos… pero en Enero


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: