La familia y uno más

18 11 2010

  El viaje a Berlin me ha hecho ver que todos somos una gran familia. Con nuestras discusiones, nuestros buenos momentos, las reuniones en las habitaciones, el perderse por la ciudad, las cenas familiares a la luz de las velas…

Para quien no sepa el árbol genealógico aquí va la explicación:

-Victor es el padre de familia. Nadie como él se preocupa tanto por guiarnos por la ciudad, contar que estamos todos o tomar las decisiones dificiles. Es una enciclopedia abierta con quien poder conversar de cualquier tema. Como un buen padre, se dedica a corregir al resto de la familia si habla mal, en especial a un servidor. Siempre te sacará de un apuro y podrás confiar en él más que en tu propio padre.

-Sara es la madre. Revoltosa, inquieta, ordenada y ultralimpia. No soporta los malos olores ni las cosas a medias tintas. Como casi todas las madres, es la mala de la película, pero siempre siempre sabes que tiene un corazón de oro. Nos riñe, a veces con razón, lo cual demuestra que se preocupa por nosotros. Su mandato es orden y su palabra ley. No la lleven la contraria porque ya conocen como son las madres…

-Guille es el hijo loco. Despistado, aspecto informal, bondadoso e intelectual. En definitiva, un comunista de los que ya quedan pocos. Su gesto de apartarse el pelo con la mano indica preocupación, sintoma claro de que ha extraviado una maleta o se le han acabado las mandarinas.

-Claudia. Es el vivo reflejo de su madre, es decir, vive instalada en la locura. Pero de la buena ehh. Infatigable, sonriente, quejicosa y muy propensa a elevar la voz. No te metas con su Catalunya querida sino quieres llevarte un buen rapapolvo. Uno bien conoce sus golpes, tanto los que da ella como los que se mete al caminar torpemente por la calle o al estar haciendo el cabra loca. Eso fue lo que me enamoró de ella. Ahora vivimos casados y hacemos cosas de pareja: discutir y abrazarnos. a pesar de sus amenazas de divorcio, veo nuestra relación estable y duradera.

-Eva. Mi cuñada. Hermana de Claudia y Guille. Su paciencia no tiene limites. Siempre comprensiva y discreta. Ayuda a todo el que lo necesite pero sin levantar nunca la voz. Aporta la dosis de calma que a veces le falta a esta familia. Se la quiere con facilidad.

-Cristian: El primo hiperactivo de la familia. ¿Han visto alguna vez a Cristian callado o parado? Yo creo que ni durmiendo. A simple vista puede parecer un loco escapado del psiquiatrico pero no se preocupen, es un buen chaval. Como todos los de Vallecas.

-Javi. Es el hermano que siempre quise tener. Alto, mayor e informático. Todo el día lo pasamos llevándonos la contraria. Lo hace por chinchar porque sabe que yo tengo razón😉. Sus desvaríos mentales son propios de alguien que estudia con ordenadores pero yo le acepto tal y como es. Si una palabra lo define esa es NOBLE.

-Aitor. El tio lejano. Se le ve poco pero cuando hace acto de presencia se deja notar. No le gusta quedarse con dudas por eso todo lo pregunta. Es racional (otro informático en la familia), pacifico y muy político. Su cara de incredulidad es asombrosamente asombrosa.

-Miriam. La tia andaluza. No existe familia sin un pariente en Andalucia. Esta no es la excepción. Con su acento refinado de ciudad, sus brotes remolones en la cama y su cámara fotográfica va a todas partes. Licenciada en el arte de cocinar, su puchero de cocido sigue haciendo las delicias en el estomago de mucha gente. Aunque a veces es un poco refunfuñona y tardona, se la perdona todo. Nadie quiere quedarse sin la casita veraniega en Málaga =)

-María y Silvia. Mis primas. Independientes y caseras van a su propio ritmo. Viven el mundo a su manera, sin agobios y con experiencias diferentes. En ocasiones son como el Guadiana, aparecen y desaparecen. No obstante, aunque no las ves, siempre están ahí para echarte una mano o sacarte una sonrisa.

-Amparo. La perrita. Nunca protesta, te sigue a todas partes, es dócil, cariñosa y la sonrisa está perenne en su boca. Todos en la familia le queremos. Eso si, como los perros entendiesen… 

-Ana y María. Zipi-Zape. Gemelas y hermanas de Sara. No pudieron venir al viaje por motivos de estudios. Su guasa y alegría fueron unas de las cosas que más echamos de menos en Berlín. Muy dicharacheras, responsables y cariñosas. Yo las considero como mis 2 hermanitas pequeñas. Las 2 andan casadas desde hace tiempo. Un francés y un catalán. Marc y Antoin ¿se puede tener peor gusto? Es broma. Ambos son considerados familiares. Se les ve poco pero si la vida es música, sin ellos estaríamos muertos.

-Yo. Simplemente yo. Está mal que uno opine de si mismo. Asi que lo dejo a su elección. Hoy no intenté ser político ni correcto, simplemente dejé que mis manos escribiesen solas. Ha salido este texto. Espero que les gusten. Viva la España plural!

Les quiero a todos y todos me importan. Gracias por hacer de esto un hogar. Amigos y familia es lo que más extraña uno y con vosotros se tienen las 2 cosas😉

PD: Actualización. Se me olvidaba. Para los que todavía no se creen que somos la gran familia ¿Qué no puede faltar nunca en la tipica reunión familiar por excelencia? El discurso del rey. Pues señores, también to tuvimos. En Potsdam. Durante 2 horas y media


Acciones

Information

One response

19 11 2010
Sara

La madre y suegra que tanto te quiere te desea lo mejor en este erasmus y en el resto de tus proyectos y experiencias futuras porque personas como tú no se conocen todos los dias y encontrarte ha sido el gran triunfo de esta familia que se ha montado en un norte lleno de felicidad y candor plural, siempre plural!!!

Eres un krac Noel😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: