Renovarse o morir

5 11 2010

Juguemos a las adivinanzas. Hoy les dejo una facilita. ¿Adivinan qué cambio he realizado en mi blog?

Los cambios siempre se hacen para mejor pero uno nunca sabe si meterá la pata. La gente es libre de opinar lo que quiera. La censura solo existe en España =P

A veces es odiada, otras te da una alegría inmensa, pero siempre indica que hemos llegado a casa. En definitiva, algo identificatorio, imposible de olvidar y que siempre repetiremos mientras vivamos en Dinamarca. O incluso después.





Días por Korallen

5 11 2010

Todo aquel que me conoce bien sabe que soy un perfecto enamorado del parchís. ¡que me dicen d ela emoción e intriga que se derrocha en este juego! Queda para la posteridad el 7+1 que ha mandado a Victor a casa y el cuasi perfecto tablero que hemos realizado a mano. El pequeño detalle que se nos escapó fue que para llegar a la meta tenías que subir por el color rival. Últimamente solemos pasar las noches de Korallen jugando con los italianos bien al Risk (lo mío no es el azar) bien a las cartas. ¿Juegos de viejos? No saben ustedes lo bien que nos lo pasamos. Que vivan las paridas y frases sin sentido fluyen por sí solas. Oigan, lo más natural del mundo.

En el estreno oficial de nuestra nueva cocina -aún sin bautizar, lo dejo caer- no podía faltar una cena española inagural y las visitas de los internacionales que entre elogios y picoteos, constatan que los españoles definitivamente estamos en todas las cocinas. O peor, en todas partes.

Y es que por más que me fastidie, las hojas de mi planta se caen a cachos, anochece a las 16:48 y mañana vienen mis padres. En verdad no me fastidia que vengan sino que me van a fastidiar a mí cuando después de recoger, ordenar y limpiarlo todo llegarán diciendo que cómo puede estar mi cuarto tan sucio! Padres…

El blog por el momento lo dejaré en stand-by, como el sol, y actualizaré en algún ratito libre, aunque sea para decir “hola” =)

Siempre me despido con alguna frase original mía para la inmortalidad. Hoy me despido con la palabra: INMORTALIDAD