El magnifico mundo de reprografialandia

12 10 2010


Buenas señores. Hoy es 12 de Octubre y por ende el Día Nacional de España. ¿Qué raro suena, no?. Ya. Es que ni siquiera es nuestro Día Nacional sino el Día de la Hispanidad, algo tan bonito y tan precioso como que se conmemora que Colón descubrió América. (Pongan el verbo que quieran según su punto de vista: conquistó, colonizó, aniquiló…). Entre otras cosas con las que nos deleita el 12 de Octubre, nos encontramos con los pitos a Zapatero, un desfile sin sentido por la Castellana, al Rey trabajando y el dificil arte de comprender como de 2 padres morenos-castaños pueden salir 2 niñas rubias-danesas. En fín cosas de la realeza. Los patriotas y exaltados de la tierra no esperen más cosas porque el Día Nacional no da más de sí. Vamos que si no fuese porque no hay clase pasaría desapercibido. Mis tiempos de patriota exarcebado (politicamente hablando) ya pasaron a mejor vida -con lo cual reconozco que en mi vida hubo momentos de esos- pero siempre se echa en falta otro tipo de actos que acerquen la Fiesta al público. En este país tan símbolicamente divido no está de más que por un día se engalanen las calles con las banderas rojigualdas o se viese a la gente pasear por las calles en un ambiente festivo, dice un troskista-estalinista enemigo de la nación. Y es que sin ser un nacionalista pretencioso si hay que reconocer que como España y los españoles no hay ninguno. Cuando tienes un sol que no calienta, un arroz que no alimenta, unos guiris que no van de fiesta y un idioma que no hay quien entienda, descubres como añoras a tu maltratada España.

Pero no he venido hoy a hablar de cosas de la patria sino a explicar ese pequeño mundo indescifrable de la reprografia. No hay más cosas en una Universidad que me de más miedo que ir a hacer fotocopias. Dependiendo de dónde lo hagas la cosa varía. Y mucho. Aquí en Dinamarca por ejemplo, el sistema es el siguiente. Describo los pasos: alguien te dice que tienes fotocopias gratis, emocionado vas a reprografia, no lo encuentras (se escribe “lo” o “la”?), descubres despues de mucho buscar que hay una fotocopiadora, no sabes como funciona, preguntas a quien pase por ahí, sonries y asientes, no te has enterado de nada, te vas deprimido y sin fotocopias gratis. Sin embargo, has tenido la suerte de que haya un tonto perdiendo el tiempo escribiendo un blog para explicartelo todo.

En la facultad de Comunicación hay varias salas con fotocopiadoras, puedes elegir cualquiera, la que más te guste, la que más cerca te pille, la que esté al aldo del despacho de tu profesor/a preferido… pero antes en la página de la RUC te habrás tenido que registrar (opción de “printers”), poner una contraseña y un nombre de usuario. Una vez realizado esto irás a la fotocopiadora, introducirás tu clave y podrás fotocopiar lo que desees. Simple, sencillo y para toda la familia. La Universidad, además, te regala 500 copias en blanco y negro. Es muy dificil que las gastes todas porque aquí las clases no van con apuntes con lo cual solo imprimirás cosas puntuales. Todavía no he descubierto que pasas si lo agotas o cuanto tendrás que pagar. Lo novedoso del caso es que las fotocopias las haces tu. ¿Y si tienes alguna duda? Tienes a unos chicos jovenes, técnicos profesionales, cuya tarea es ayudar y explicar de forma fácil y sencilla el procedimiento a seguir; no te encuentras con especímenes socialmente inadaptados, chonis sin estudios o personajillos cuya tardanza y lentitud solo enfurecen al personal. NO. Aquí, ¡¡te solucionan las dudas y los problemas!! No hay colas, no hay esperas, no hay pérdidas de tiempo. Lo que sufrimos y padecemos el ineficiente servicio de reprografia en la Complutense lo entendemos perfectamente. En lugar de todo eso en la RUC hay una salita que es delirio y orgasmo de todo aquel que soñó de pequeño trabajar en una papeleria. Archivadores, grapadoras, encuadernadoras, folios, sobres, clipps, sacapuntas, recorta-fotos… todo bien dispuesto y colocado al alcance de aquellas manos indiscretas rapiñalotodo. Es el paraiso de las reprografías.

Para las pluriorgásmicas o aquellos que tienen eyaculación tardía y todavía no han llegado al éxtasis reprografiíl hay va la traca final: puedes estar tranquilamente sentado, con tu cafecito, en las diversas zonas comunes de la facultad y con tu ordenador (o los Macs que hay dispersados por el edificio) puedes enviar a imprimir los documentos que desees a la impresora que más cerca te pille-previamente habiendo configurado en tu ordenador la impresora de la facultad. Si tienes dudas consulta al técnico- y posteriormente irlos a recoger a sabiendas que te estarán esperando calentitos en la fotocopiadora. ¿Qué es eso de esperar una cola del copón para llegar a un ordenador a través del cual envias el documento a la impresora de la reprografía y esperas otra cola interminable para recogerlo y pagarlo a unos reprógrafos cuya única característica es que les falta un albor? Pues señores eso es la Universidad Complutense de Madrid. Mi querida España


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: