Como las cenas españolas, NINGUNA

28 09 2010

Ayer invertí el día para 2 cosas: dormir por la mañana y preparar la cena por la tarde. Me explico. A las 16:00 de la tarde los españoles de Korallen nos juntamos en la Mediterranean Kitchen para organizar la gran cena española. Era “gran” porque invitamos a toda la residencia o a cualquier persona que se dignase a venir. Pusimos el dinero y nos fuimos en comitiva a comprar al super. Como creo que no he hablado todavía de los supermercados en Trekroner aprovecho esta ocasión para hacerlo. Al lado de la estación, es decir, a 10 minutos de Korallen; se encuentra el Fakta, el que en teoria es el super más barato. En la práctica también lo es pero si te pones a comparar precios con España y nuestro añorado Mercadona creo que no encuentras nada más barato o al menos similar de precio. Claro, que si cruzamos la acera y vamos al super de enfrente (llamado, “el super de enfrente” o “el otro”) los precios se disparan aún más, el problema viene en que este super es el doble de grande y con mucha más (rica) oferta que el Fakta. El caso es que ayer compramos en los 2 y cargados como mulas nos fuimos a Korallen a preparar la cena.

Sara, nuestra lideresa espiritual, nos organizó en grupos: en una cocina los que hacian las tortillas y pelaban patatas, en otra los que hacían el resto de comida y de recaderos y mueve-mesas; a Claudia y a mí. Para que se hagan una idea del despliegue montado lo resumo en cifras: 15 personas, 4 hornos, 16 fogones, 3 horas cocinando, 79 huevos, 8kg de patatas, 4 kg de tomate, 2kg de verdura, 6 botes de garbanzos, 1cabeza de ajo, 2 paquetes de jamón, 1 de lomo, 1 de fuet, 2 de bacon, 1 de albondigas, 1 cabeza de ajo, 12 cebollas, 2 tarrinas de queso philadelphia, 1 paquete de galletas María, aguacates, mahonesa, queso y fruta variada. Todo ello para dar de comer a más de 50 personas.

Organizamos mi cocina, que es más grande que la mediterranean, con 5 mesas empotradas a la pared para que la gente fuese cogiendo la comida como si fuese un buffet. En cada plato pusimos un cartelito con el nombre de la comida y los ingredientes en inglés para que cada uno supiese que estaba comiendo. Decoramos la sala con banderas diversas y pusimos alrededor de la mesa velas. A pesar de estar todos de pié, que la cocina era muy amplia y sin nada por medio, no cabía apenas un alfiler. La hora oficial eran las 20:30 y pensamos que no vendría mucha gente porque a esas horas estaban pocos. Pero para nuestra sorpresa se adaptaron perfectamente al prototipo de español: llegaron tarde, cenaron a las 21:30 y devoraron todo lo que pillaban por medio.

El esfuerzo valió la pena porque la gente nos reconoció el mérito. La guinda la puso la música y la fiesta posterior con mucho toque latino. Pero todo tiene su parte negativa: uno puede pasarse horas cocinando que sabe que luego tiene el premio de una comida rica y deliciosa sin embargo después de todo los platos sucios te esperan en la pila. Y con todo lo que liamos ayer no me quiero ni asomar a la cocina…

PD: Ahora subo a tomar te con los franceses y luego a correr un poco para bajar el buche


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: