Olby

25 09 2010

En que hora diría que tengo blog. Ahora todo es presión por parte de los erasmitos que con una demoledora frase, “espero que esto mañana lo escribas en tu blog”, obligan a uno a no dejarse ni un detalle por el camino o a no meter la pata

Ayer fuimos de excursión, bueno mejor diré de visita para que no resulte demasiado frívolo. Como mencioné ayer, Virginia estaba en el hospital por culpa de una caida en la bici. La operaron por la mañana y para que no se encontrara sola durante la tarde decidimos ir a visitarla. La gente se fue apuntando por lo que al final nos juntamos 12 españolitos rumbo a Olby, un pueblo de la Dinamarca profunda. Hicimos trasbordo en Roskilde para coger un tren, no tan hermoso y lustroso como los que llevan a Copenhague, que solo salía cada hora. El tiempo de espera lo dedicamos a comprarle un ramo de flores, mucho chocolate y una tarjeta firmada por todos. Ya sentados en el propio tren, las risas comenzaron acerca de qué debiamos poner de dedicatoria y se incrementaron cuando Aitor, el vasco, casi la lia parda al confundirse y enseñar un ticket antiguo a la revisora. Esta sin contemplaciones iba ya con su tijera mágica a cortale el billete y ponerle la multa. Por suerte, entre Javi y él descubrieron el error y todo quedó en una anécdota. Durante el viaje pasamos por mini-pueblos perdidos de la mano de Dios. No me quiero imaginar vivir allí en invierno aunque nuestro pueblo en cuestión, Olby, tampoco se salva. Nos bajamos en el apeadero (no puedo llamar a eso “estación”) y andamos por la calle principal del pueblo. Google me informa que Olby significa en danés Pueblo de la Cerveza y que es “the place where the people are making good beer” además pertenece a un municipio mayor llamado Koge. Sus 35.000 habitantes deben de pensar que la vida social es sentarse delante del televisor a pasar la tarde. No esperaba un recibimiento multitudinario pero me fui con la impresión de que en ese lugar no vivian más de 500 personas. Si no vimos apenas a nadie por la calle a las 18:00 qué decirles de cuando volvimos a las 21:00.

El hospital estaba a las afueras sin embargo, raramente en nosotros, nos conseguimos orientar y llegar sin perdernos. Tampoco había mucho por donde perderse la verdad. El hospital resume perfectamente el Estado de bienestar danés: funcional, organizado, personal simpático a la hora de atender, salas de juegos para los niños, paredes bien decoradas con cuadros y otras figuras, una fuente de gallos en la entrada, televisiones de plasma en las salas de espera y en las propias habitaciones; y un silencio sepulcral en todo el recinto solo interrumpido por nuestra llegada. A pesar de ser bastante grande y de tener que andar un rato hasta encontrar la habitación de Virginia, solo me encontré con 3 pacientes por los pasillos, 4 enfermeras, un dependiente de un kiosko y la persona de información. Ni un rastro más de vida. Igualito que la saturación caracteristica de España.

Virginia creo se sorprendió al vernos llegar a tantos pero por lo menos la entretuvimos durante la tarde. La habían operado por la mañana y cuando llegamos ya se encontraba bien aunque algo mareada. Tanto que la dieron de alta por la noche y tuvo de tiempo de llegar a la fiesta de Korallen. Ayer en la cocina era la fiesta de cumpleaños de Marta. ¿Quién es Marta? Esa era la pregunta del millón en la residencia porque nadie la conocia. Ella vive en Copenhague, es española y quería celebrar su cumple en la resi porque hay vive gente de su clase viviendo aquí. Cualquier excusa es perfecta para juntarnos con música y alcohol. Bebí vino y volví a comprobar que es la bebida que más me sube. La noche fue curiosa, más que bailar estuve hablando todo el rato o conociendo nueva gente. Como siempre, los españoles y algún italiano aguantamos hasta el final dándolo todo. La semana está siendo prolífica en cuanto a fiestas: miercoles con la salida a Copenhague, jueves y viernes Korallen, hoy de nuevo a Copenhague, incluso Rockwool sale de su letargo y organizó una fiesta improvisada el martes con cena incluida. Esperemos que sea el pistoletazo de salida para más fiestas.

Ahora toca hacer los deberes a la espera de que Claudia subas las fotos de ayer😉


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: