Helsingor

19 09 2010

En el extremo norte de la isla de Selandia se encuentra Helsingor, tan cercana a su vecina Helsinborg en Suecia que tan solo las separa 8 km. El motivo de nuestra visita a esta septentrional ciudad es el castillo de Hamlet y para ello no hay nada mejor que un fantastico guía danés: Verner. Esta vez si que se nos unió gente extranjera al grupo y pudimos practicar nuestro inglés. Llegamos prontito y tuvimos suerte de que no hubiese mucha gente todavía por ahí, más que nada para evitar colas. Antes de entrar Claudia and company se encargaron de saquear la tienda de suvenirs (yo pillé un soldadito-sacapuntas) ante la pasividad e ingenuidad manifiesta de los daneses. Con la mochila llena y comentando entre risas la jugada  pasamos a las antiguas mazmorras donde predomina la humedad, la oscuridad y un cierto halo de pánico. Entre sustos y gritos en la penumbra, salimos al exterior para ver la capilla que simplemente la despacharé diciendo que era una más de otras tantas que he visto. El castillo en su interior no era gran cosa si no fuera porque  Shakespeare lo uso como escenario para Hamlet. Pero nosotros no nos caracterizamos por las cosas sencillas y aburridas asi que Ana y Sara decidieron animar el recorrido saltándose una cuerda para sentarse en una mesa del comedor en la que había comida encima. Casualmente pasó por ahí una vigilante y no se cómo se escabullieron-escondieron evitando ser pilladas. Luego llegamos a la sala de bailes y rememorando tiempos pasados Sara y yo decidimos bailar un “vals” salón a través. Bueno, consitió en dar vueltas, pegar saltitos, canturrear y partirnos de risa. Constantine tiene una foto preciosa.

Luego llegó lo mejor, es decir,  la comida en casa de los padres de Verner. En verdad me daba palo porque eramos 16 personas las que íbamos a invadir su antiguo hogar. Reconozco que era la 13:30 y tenía un hambre voraz pero iba pensando que la comida consistiría en un simple aperitivo o snacks. Nada de eso. Sus agradables padres nos esperaron en la puerta para saludarnos y, zapatos fuera mediante, entramos a la cocina donde había platos típicos daneses. Todavía se me hace la boca agua de pensarlo. Entre todos los platos destaco una cazuela con carne deliciosa acompañada de patatas y tomate, pescado -¡¡x fin lo como!!- con una salsa verde riquisima y rebanadas de pan con paté. Además para recordar un poco a nuestra querida tierra nos pusieron chorizo y salchichón. Vamos, que nos pusimos las botas. Posteriormente el padre nos deleito con un mini concierto (en sus tiempos mozos era cantante) en su estudio de música muy bien equipado. Terminamos la estancia recorriendo la casa y echándonos una foto de familia en el jardín.

Tras esto, Verner nos llevó a la playa. Fueron unos 10 minutos andando en los que recorrimos la urbanización que tenía un aire a las de las peliculas americanas, esto es, casitas de madera con sus jardines, garages con sus coches grandes aparcados, el porche de madera que hace de entrada a la casa; todo envuelto en un aire muy danish. En eso estaba yo meditando cuando dislumbré el mar al final de una cuesta. Andurreamos un rato por la mini playa de arena para luego subir a una especie de pasarela sobre el mar. Allí volví a tocar el agua de mar y en qué hora lo hice porque se me quedó la mano helada durante un buen rato. Durante el paseo, Verner nos contó como es el estilo de vida danés y tanto Victor como yo pudimos apreciar las enormes diferencias entre paises. Me encanta hablar con gente extranejera para poder intercambiar culturas y costumbres, es algo que siempre me fascinó de mis viajes por Europa. El trayecto finalizó con sorpresa ya que descubrimos que en Dinamarca también hay toros pastando en el campo. Yo al menos no me lo esperaba pero Verner es así de detallista.

Por eso le hemos organizado una gran cena esta noche para agradecerle el viaje y la molestia de tener que madrugar un domingo para acompañar a unos Erasmus por el norte de Dinamarca. A sus padres ya les hemos comprado un regalito de agradeciemiento por su hospitalidad y la comida. Ahora toca cocinar y más tarde subiré las fotos


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: