El finde: fiesta, Ikea y forza Italia

30 08 2010

Solo llevo una semana aqui y no me quiero volver a España. Que la adaptación haya culminado bien puede ser debido a que todavia hay dias soleado. No puedo terminar de creerme que vea un cielo despejadito y un sol sonriente animandome a salir al cesped. Habrá que aprovechar al máximoe stos días porque lo realmente malo vendrá después…

El finde transcurrió sin demasiadas novedades diurnas, pero si nocturnas. No voy a engañar a nadie diciendo que la fiesta en España es la mejor pero la noche danesa no dejó mal sabor de boca. Fuimos al Francis Pony un local situado en Norreport (Cph), con sillones, música ambiente y cocktailes baratos (2 mojitos 60 Dkk, aprox 4.5 euros). Sitio más barato no hay. Fue una ocasión perfecta para seguir socializando con los Erasmus extranjeros y conocer a los daneses. Después de ahí como los latinos queriamos marcha, fuimos a una discoteca cercana donde no había que pagar. La música era la típica americana de los 80 y 90 pero suficiente como para echarse unos bailoteos. Lo que a uno le hace pensar y quizás asustarse es encontrarse en una disco danesa, con gente danesa en su mayoría y que en mitad de la noche ponga el “bamboleo” o el “jovi jová”. O nos tienen calados y sabían que habría españoles o es para echarse a temblar sobre que tipo d emúsica exportamos al extranjero. El caos esq a las 3 de la mañana cogimos el tren para Roskilde e irnos a dormir. Saliendo a las 9, empezando a beber a las 10, a las 12 yendo contentillo, la noche no se puede alargar más de esa hora.

Pero aquí todos los días son fiesta, y el sábado probamos la primera fiesta de la residencia. Y donde sino tuvo lugar en la llamada “spanish kitchen”. En Korallen hay 12 cocinas y los españoles han ocupado y apropiado de una de ellas. Como la cosa andaba relajada, unos pocos nos fuimos a investigar la residencia de los americanos. Se oían rumores de fiesta y fuimos a comprobar. En efecto, en una carpita, con mucho alcohol y música a tope, encontramos a los “erasmus” estadounidenses. A decir verdad fueron majos porque nos obligaron a beber alcohol y muchos de ellos se acercaron a hablarnos. Pero como bien dijo Moritz, eran algo extraños. USA, en fin.

El domingo fue el día de Ikea. Italianos y españoles nos dirigimos hacia Hope Traasped en busca de decoración para neustras habitaciones. Por lo que a mi respecta compré un felpudo, una bandeja, una almohada, un corcho para las fotos, un sitio donde poder escurrir los platos, una plantita para darle vida a la casa y una vela para dejar buen olor. Total: 19.72 euros. Viva Suecia! Para celebrarlo, por la noche los italianos nos invitaron a comer pasta. Unos spaguettis deliciosos, cervezas y un vino made in spain, cortesia de la casa pusieron fin al primer finde en Roskilde.

Ahora después de fregar el suelo y comer, me toca ir a clase por la tarde. Si, aquí a las 13:00 ya es por la tarde. Ci vediamo


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: