It´s my life

31 08 2010

Segundo día de clase, primer día de peyas. Hoy no me ha apetecido el extraño sistema de clases propuesto por el profesor: ir a las 9:30 tener clase hasta las 11, hacer un descanso de 2 horas, volver a las 13 hacer otro descanso largo y acabar a las 16. Todo ello para una asignatura chorra llamada social media and virtual worlds que básicamente consiste en crearnos un avatar, introducirnos en la Second Life (espeor que no me enganche porque ya tengo personaje) y discutir acerca de facebook y twitter. Asi que hoy me propuse levartarme a las 11 y lo conseguí. Pero a los 2 minutos tenía a 2 compañeras de clase apremiandome para irnos a Roskilde a sacarnos el permiso de residencia.

Generalmente si vas a un sitio sin saber exactamente donde está, te pierdes. Y nosotros… nos perdimos. Por más que preguntábamos o nos ignoraban o nos daban indicaciones contradictorias o no tenian ni idea de dónde podía estar las oficinas de inmigración. 1hora y media después medio desanimados y a punto de volvernos con las manos vacias se nos ocurrió mirar en un edificio por casualidad y ¡zas! ahí estaba. Para futuros Erasmus: el edificio es negro de 3 plantas, está en la calle principal de Roskilde y tiene el símbolo de la corona en la puerta. Total pa ná porque a los periolistos se nos olvidó llevar la carta de aceptación de la universidad que es la que justifica que tu tienes permiso para permanecer en dinamarca durante 10 meses como estudiante. La señora funcionaria nos dió el papelito que teniamos que rellenar y nos emplazó a volver al día siguiente con la carta. Es decir, otro día de peyas jejeje

Mientras tanto sigue el sol, incluso hoy con calorcito; las fiestas-cenas nocturnas y los planes para viajar por Europa. Suenan con fuerza 3 destinos: Berlin, Oslo y Estocolmo. ¿Alguna otra sugerencia? =P

PD: El titulo del post es por la canción actual que suena en los 40 principales 😉

Camino de Roskilde

Anuncios




El finde: fiesta, Ikea y forza Italia

30 08 2010

Solo llevo una semana aqui y no me quiero volver a España. Que la adaptación haya culminado bien puede ser debido a que todavia hay dias soleado. No puedo terminar de creerme que vea un cielo despejadito y un sol sonriente animandome a salir al cesped. Habrá que aprovechar al máximoe stos días porque lo realmente malo vendrá después…

El finde transcurrió sin demasiadas novedades diurnas, pero si nocturnas. No voy a engañar a nadie diciendo que la fiesta en España es la mejor pero la noche danesa no dejó mal sabor de boca. Fuimos al Francis Pony un local situado en Norreport (Cph), con sillones, música ambiente y cocktailes baratos (2 mojitos 60 Dkk, aprox 4.5 euros). Sitio más barato no hay. Fue una ocasión perfecta para seguir socializando con los Erasmus extranjeros y conocer a los daneses. Después de ahí como los latinos queriamos marcha, fuimos a una discoteca cercana donde no había que pagar. La música era la típica americana de los 80 y 90 pero suficiente como para echarse unos bailoteos. Lo que a uno le hace pensar y quizás asustarse es encontrarse en una disco danesa, con gente danesa en su mayoría y que en mitad de la noche ponga el “bamboleo” o el “jovi jová”. O nos tienen calados y sabían que habría españoles o es para echarse a temblar sobre que tipo d emúsica exportamos al extranjero. El caos esq a las 3 de la mañana cogimos el tren para Roskilde e irnos a dormir. Saliendo a las 9, empezando a beber a las 10, a las 12 yendo contentillo, la noche no se puede alargar más de esa hora.

Pero aquí todos los días son fiesta, y el sábado probamos la primera fiesta de la residencia. Y donde sino tuvo lugar en la llamada “spanish kitchen”. En Korallen hay 12 cocinas y los españoles han ocupado y apropiado de una de ellas. Como la cosa andaba relajada, unos pocos nos fuimos a investigar la residencia de los americanos. Se oían rumores de fiesta y fuimos a comprobar. En efecto, en una carpita, con mucho alcohol y música a tope, encontramos a los “erasmus” estadounidenses. A decir verdad fueron majos porque nos obligaron a beber alcohol y muchos de ellos se acercaron a hablarnos. Pero como bien dijo Moritz, eran algo extraños. USA, en fin.

El domingo fue el día de Ikea. Italianos y españoles nos dirigimos hacia Hope Traasped en busca de decoración para neustras habitaciones. Por lo que a mi respecta compré un felpudo, una bandeja, una almohada, un corcho para las fotos, un sitio donde poder escurrir los platos, una plantita para darle vida a la casa y una vela para dejar buen olor. Total: 19.72 euros. Viva Suecia! Para celebrarlo, por la noche los italianos nos invitaron a comer pasta. Unos spaguettis deliciosos, cervezas y un vino made in spain, cortesia de la casa pusieron fin al primer finde en Roskilde.

Ahora después de fregar el suelo y comer, me toca ir a clase por la tarde. Si, aquí a las 13:00 ya es por la tarde. Ci vediamo





Comienza la fiesta!

27 08 2010

Hoy ha sido un día muy intenso de clase (de 9:30 a 15:30) con la cantidad de “breaks” que hacen se te pasa el día rapidismo. Hoy descubrí como el esquema de comunicación de Weaver y Shannon -Receptor de información, mensaje y emisor- que tan machaconamente te lo repiten en la uni y tan coñazo es, aquí es diferente. El profe nos ha sacado al jardín, nos ha juntado por parejas y nos ha dado una pelota que es el “mensaje”. El juego consistia en comprobar la dificultades existentes en la comunicación como el medio ambiente, el ruido, la distancia o la multiplicidad de emisores-receptores. Facil y entretenido.

Posteriormente en mi grupo de conversación (el tema era la importancia de la colaboración, se nota que son marxistas) de hoy me ha tocado con una danesa y un danés. Al principio me costó pillarles su acento pero ahora somos friends y de fiesta que me voy con ellos =) Porque todos los viernes, al finalizar las clases, los erasmus se reunen en el bar “Fridays Corner” a tomar unas cervecitas. Ahí surgió la idea de salir de fiesta y ahora me estoy preparando para ella. Preparando porque tengo que cenar a las 8, salir a las 8 y 20 para llegar a la discoteca a las 9. Horario internacional supongo ¬¬

La gran ventaja es que ni el metro, ni los buses ni el cercanias cierran. Por la noche pasan trenes cada hota que por lo menos te permiten regresar a la residencia (Esperancita toma ejemplo). A lo mejor llego y todavia en España es hora de estar despierto, quien sabe, lo que sí tengo claro es que habrá que disfrutar al máximo porque Erasmus solo se es una vez en la vida.

PD: Sigo ampliando mi vocabulario danés. Os dejo con la foto de mi campus





FRIENDS!!!

26 08 2010

Pasé la noche anterior en Copenhague para despedirme de mi familia que retorna a Spain. Hoy fue mi segundo día de clase y fue peor que el anterior: sufrí como va a ser el sistema RUC. Consiste en juntarse un grupo pequeño y discutir sobre una pregunta o un tema dado x los profesores. Hoy tocó, “What is the most important for learning?” Elegiamos entre varias respuestas que había que colocar en orden de importancia. Posteriormente, cuando el grupo decidió el orden, se salía a la pizarra y se exponían las razones. Por último hay un coloquio con los profesores con intercambio de opiniones. ¿Teoria? Nada.

Las ventajas del sistema son obvias: conoces gente, hablas inglés continuamente y reflexionas. Gracias a esto, tengo amigos, y muy majos por cierto. En el grupo me tocó con un canadiense, un suizo y un italiano pero tras las clases el grupo se hizo más grande y nos fuimos al cesped con el lago al fondo al más puro estilo universidad española. Y las carlsbergs que no falten off course. Había que aprovechar la fantastica tarde que nos proporcionó Roskilde, hasta tal punto que me quite el abrigo y me quede en manga corta porque el sol calentaba =)

Luego tocó cocinar… y salí airoso. Cogí la cacerola, eché agua, aceite, sal; lo puse a calentar y cuando estaba hirviendo metí los macarrones. Parece fácil, puede serlo, pero yo jamás lo había hecho. Sea como fuere, me salieron muy ricos. ¡¡Que va a decir el cheff!! Pero he visto que me puedo acoplar a las comidas ajenas asi que no descarto hacerlo algún día. Y con esto y un bizcocho a dormir por primera vez en mi mocho. Estreno cama





Korallen

25 08 2010

Puede que sea debido a un instinto de supervivencia, a un deseo por mantener un vínculo con nuestra tierra, a nuestro deficiente inglés o a que somos muchos, el caso es que si algun vez he dicho que no me juntaría con españoles durante mi Erasmus es porque soy más inocente que el 28 de diciembre. El primer día de clase fue básicamente para conocer a nuevos compañeros y para comprobar que el 40% de la clase éramos españoles. De las clases en RUC ya hablaré mañana ya que hoy también ha sido mi primer día en Korallen.

Con el miedo de a quien ya le han dado con la puerta en las narices 2 veces fui a ver al señor de las llaves de cuyo nombre ya me he olvidado. Un mero trámite, firmita por aquí, recomendación por allá y de repente me he visto solo ante mi nueva casa. Cocinita con 2 fuegos, un fregaplato y una neverita; un aseo bastante grande para ser para mi solo, una cama con colchón debajo (esperando futuros visitantes), un amplio escritorio, un trasterito para meter la mierda sobrante y las maletas. De cajones tb ando sobrado ya que toda la ropa me ha entrado asi que no me puedo quejar de mis hermosos 25 m2. Después de un fregado general he empezado a decorar y ambientar mi cuarto: q si un poster de los campeones del mundo, q si otro de irlanda, fotos, adornos varios, velas, comida española etc. Todo lo necesario para sentirse uno como en casa =)

En Roskilde o hace frio, o llueve o hay viento y sino las 3 cosas. Hoy toco día de sol y viento. Algo presentía cuando ví en la ontanaza un molino eólico; malo mula, como diría mi abuela.  Literalmente el viento me frenaba cuando intentaba subir la cuesta hacia Korallen. Está claro que o cojo unos kilos de más o mi aventura Erasmus acabará siendo como la película “Lo que el viento se llevó”





Tog mod Roskilde (tren hacia Roskilde)

24 08 2010

Día soleado y ventoso

Las 9 de la mañana partimos toda la comitiva (madre, abuela, vecina, tutora, compañera de Erasmus y su tutora) y las 4 maletones rumbo a Trekroner. Menos mal que con la Welcome Card Copenhague el billete no se paga porque sino 10 euritos el viaje de ida… A la llegada, primer incoveniente: el hombre de las llaves de mi residencia no estaba porque su horario es de 8 a 9 de la mañana. Uff que gran curro. Menos mal que a Silvia si se la dieron (basicamente porque estaba en otra resi) así por lo menos pude dejar todas las maletas en su cuarto y dormir en su pisito. Una vez ocupado su vivienda, recorrimos el campus universitario. La biblioteca modernisima, la cantina, la librería, la Oficina Internacional, mi futura facultad, etc. Todo muy limpio, amplio y acogedor. La verdad es que me gusto mucho, eso sí el campus estaba en la nada; todo lo del alrededor era campo verde y un precioso lago con cisnes. Había pocos Erasmus y muchos daneses, lo cual dio origen a la primera impresión de sus costumbres.

Eran las 6 de la tarde y como hacia sol, Silvia y yo queríamos dar un paseo por el campus, nuestra sorpresa fue al comprobar que en cada facultad había una fiesta (no nos enteramos muy bien de que), con gente bebiendo, musica a tope y colores distintivos. El denominador común era que todos eran rubios, iban alcoholizados (a las 7 de la tarde) y no había nadie nadie nadie de vigilantes o personal de seguridad. Simplemente voluntarios estudiantes que se encargaban de organizarlo todo. Las fiestas no se limitaban solo al parque sino dentro de las clases había gente subida a las mesas, desnudándose incluso colchonetas y maletas de gente que se quedaba alli a dormir. Que la universidad eran marxista lo sabia, que era del rollo hippie lo ignoraba. Viva la libertad era su lema.

Asustados salimos de allí. Si las fiestas son a las 5, a las 7 vas pedo, te montas la party en las clases y todos son rubios creo que me olveré abstemio. Fracasado el plan integración (no tenemos amigos nuevos) y el plan desembarco (vi mi futura habitacion desde la ventana), del día solo se salvó la excursión a Roskilde, mi pueblo situado a 3km de Trekroner. Cogimos el tren pero comprobamos que se puede llegar en bici facilmente por consiguiente estamos preparando el plan adecuado para robar unas bicis sin candados. Roskilde es bonito, mejor que CPH, visitamos su catedral que es donde entierran a los reyes daneses, su fiordo, el museo vikingo y dimos un paseo por un gran parque aprovechando que el tiempo acompañaba.

PD: Welcome Card: Tarjeta que por 62 euros te permite durante 72 horas coger buses, trenes y barcos, además de un montón de descuentos. Recomendable para estancias cortas





Llueve sobre mojado

23 08 2010

Primer día en Dinamarca, primer día de lluvia.

A las 11 partía el vuelo de mi Erasmus. Con 5 maletas, una mochila, una bandolera y la funda del portatil (también con ropa y fotos para aprovechar el espacio), me las he visto negro para llegar al aeropuerto. Suerte que iba con mi madre y mi abuela que sino…Ya en el avión me encontré con un amigo de la academia q se iba para Finlandia. Casualidades del destino lo cierto es que me hizo pasar 3 horas amenas. Inevitable no poder olvidar a una pequeñina que debería de haber ido hoy para Finlandia (mucho ánimo).

Copenhague nos recibió con lluvia, bastante lluvia. La temperatura agradable hizo que nos diéramos un paseo por la capital a la espera de ir mañana a mi resi de Roskilde. Como el de las llaves no ha dado señales de vida, me toca dormir de “extrangis” en la cama con mi madre y mi abuela. En fin, el día solo dio para recordar lo visto 4 años atrás y para cenar en un buen restaurante español. Me despedí ya de las croquetas, los calamares, la chistorra y el pulpo.

Mañana toca el desembarco en Roskilde. De la lluvia y lo caro que aquí es todo mejor no hablar =)

Llueve sobre mojado